Consumidores adoptarán códigos QR para comprender su consumo de leche

La tecnología de código QR podría reemplazar las fechas de caducidad que se encuentran en los productos como la leche.

 |   julio 11, 2022
Tetrapak-Código-QR-leche


Un nuevo estudio de la Universidad de Cornell en Estados Unidos descubrió que los consumidores están dispuestos a admitir códigos QR para comprender mejor cuánto tiempo es seguro el consumo de leche. Los investigadores dicen que esta solución podría erradicar la necesidad de fechas de caducidad impresas en cartones de leche y jarras de un galón.

Esta medida contribuiría a reducir el desperdicio agrícola y de alimentos gracias al uso de tecnologías de escaneo más precisas e informativas. En Estados Unidos, los productos lácteos se encuentran entre los tres principales grupos de alimentos con la mayor proporción de alimentos desperdiciados. Así lo asegura Samantha Lau, estudiante de doctorado en ciencia de los alimentos.

A principios del semestre de primavera, Lau, que también trabajaba con el Programa de mejora de la calidad de la leche de Cornell, se conectó con Cornell Dairy Bar. Quería evaluar la aceptación del consumidor de la tecnología de código QR que algún día podría reemplazar las fechas estáticas de “mejor por” o “vender por” que se encuentran comúnmente en los productos alimenticios.

Te puede interesar:  Análogos lácteos podrían tener las mismas características que los de origen animal

leche-código-QR

En el Reino Unido, el supermercado Morrisons eliminó recientemente las fechas de caducidad del 90 % de su leche de marca propia.

Superar la confusión del consumidor sobre la leche

Para la leche líquida, garantizar la calidad y representar con precisión la vida útil esperada es clave. Pero el deterioro microbiano es un importante contribuyente a la pérdida y el desperdicio de alimentos a nivel mundial.

Debido a la confusión de los consumidores sobre cuándo tirarla del refrigerador y a los minoristas que se quedan con el producto sin vender, la leche líquida es responsable de aproximadamente el 65 % del desperdicio de alimentos de productos lácteos tan sólo en Estados Unidos.

El medio ambiente también se ve afectado. La producción, el procesamiento y el transporte de leche líquida en todo el mundo son responsables de 5.3 libras de dióxido de carbono por libra de leche, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Te puede interesar: Las bebidas están entre las novedades más exitosas de 2022

consumidor-qr-leche

Los refrigeradores inteligentes también podrían informar a los consumidores sobre los productos que están cerca del final de su vida útil.

Recordatorios de leche fresca

Además de la información sobre potabilidad y precios dinámicos, los cartones de leche habilitados con código QR podrían usarse para comunicarse con refrigeradores inteligentes e informar a un consumidor sobre la necesidad de leche fresca en casa.

En última instancia, los refrigeradores inteligentes también podrían informar a los consumidores sobre una receta sugerida que utiliza los productos en el refrigerador, especialmente aquellos que estén cerca del final de su vida útil. Este tipo de nueva infraestructura del sistema alimentario digital puede reducir el desperdicio de alimentos.

En el Reino Unido, el supermercado Morrisons eliminó recientemente las fechas de caducidad del 90 % de su leche de marca propia. Esto alentó a que los consumidores realizaran pruebas de olfato para identificar productos que no estuvieran en buen estado, y así, evitar  el desperdicio de alimentos en el hogar.

Según Innova Market Insights, la mayoría de los consumidores globales dicen que están moderadamente (27 %), muy (25 %) o extremadamente (20 %) interesados ​​en interactuar con los códigos QR. Además, solo el 15% de los consumidores globales dicen que nunca revisarían los códigos QR en el empaque del producto que brindan información adicional.

Te puede interesar:  Datos sobre la industria de lácteos en México: producción, consumo y economía

 



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar