10 tendencias de los consumidores y su relación con las marcas

La pandemia derivo cambios importantes en los consumidores y las marcas, así lo indica el reciente informe de Ideas LLYC.

 |   mayo 18, 2022
marca-consumidores


El reciente informe de Ideas LLYC, Tendencias del consumidor, identifica cómo el impacto emocional en los consumidores se ha traducido en un grupo de conversaciones. Que tienen que ver con la relación que estos tienen con el aspecto significado de las marcas, frente a las que nos hemos vuelto más escépticos y demandantes.

A continuación, conoce las 10 tendencias que serán las más relevantes para 2022.  Las cuales representan una gran oportunidad para que las marcas encuentren en cada una un potencial de diferenciación con sus consumidores.

Te puede interesar: Social Listening, clave para conocer al consumidor

RECOMENDADO
La alimentación flexitariana encuentra beneficios en las soluciones de arroz, trigo y legumbres
Leer artículo

1. Made in felicidad

Aunque no es algo estrictamente nuevo, a raíz de la pandemia se ha intensificado el deseo profundo de los consumidores de celebrar momentos de “microfelicidad” que les reconforten, aunque solo sea temporalmente. Así lo confirman los datos.

Esta tendencia cuenta con un volumen medio de perfiles en la conversación, pero ha experimentado un gran crecimiento en 2021, con una aceleración del 6.75 %.

En este contexto, las marcas tienen la oportunidad de diferenciarse y ser fuentes de “microfelicidad” en el día a día de los consumidores. Pueden trasladar emociones que van más allá de lo funcional, o experiencias en diferentes momentos de consumo.

2. Positivisms tóxicos

El auge de los medios digitales y del poder de los algoritmos han provocado el aumento constante de las tasas de contagio emocional digital. Se trata de un fenómeno que se podría resumir en la capacidad que tenemos los individuos de compartir las mismas emociones que están experimentando las personas de nuestro entorno y que condiciona e influye en nuestra forma de pensar y decidir.

Bajo ese contexto, el extremo positivismo vivido como consecuencia del miedo y la ansiedad que ha generado la pandemia se contrapone ahora con la importancia de normalizar las emociones más negativas y reconocer que también puede haber un algo constructivo dentro de lo malo.

3. Meme everything

Más allá de lo divertidos y elocuentes que resultan los memes, estos se han convertido en referentes explícitos de la cultura popular que se difunde por las redes sociales. Su relevancia ya no pasa sólo por el humor efímero, aunque esta sea su principal característica. Sino que se han convertido, también, en poderosas herramientas de protesta social y política.

De acuerdo con el informe de Ideas LLYC, la fuerza de los memes está anclada principalmente en su capacidad ilimitada de creación instantánea de mensajes. A partir de referencias comunes que, aunque tienen vida muy limitada, gozan de un impacto muy elevado en la cultura digital.

Es tal la fuerza y vocación universal de los memes que los estrategas de social media marketing han hecho de ellos una poderosa herramienta para conectar con sus audiencias. Cuando se utilizan bien pueden, además, incrementar notablemente su engagement.

Te puede interesar: Conscientes y sostenibles, así serán las tendencias de consumo para 2022

memes-consumidores

4. The Food barrier

Comer se ha convertido en un momento de introspección, de observación de nuestro interior y de reflexión sobre nuestro estilo de vida, nuestra salud y el tipo de existencia que queremos llevar. Eso trasciende por completo el sabor de los alimentos y pone el foco en los ingredientes, los procesos cultivo o de elaboración y sus beneficios directos en nuestra mente y nuestro cuerpo.

La funcionalidad de los alimentos se ha convertido en el foco principal de los consumidores a la hora de realizar sus compras. Pero también es uno de los temas que más controversia y debate generan. Las vitaminas, los nutrientes, los minerales o los antioxidantes son términos recurrentes en la conversación, que presenta una saturación significativa (96 %). Pero, ante todo, se trata de un territorio con un sentimiento de conversación negativo, según su NPS.

5. Cuándo y no dónde

En la nueva era de las compras en línea y la limitación del aforo en los espacios presenciales, el efecto de la omnicanalidad había cobrado un papel fundamental y convertido los lugares (digitales o físicos) en espacios invaluables para la generación de experiencias que logras en capturar la atención de un consumidor en plena y adaptación a nuevos modelos de compra y de relación con las marcas.

Sin embargo, hoy nos encontramos ante un nuevo paso en esta transición. Los consumidores parecen estar cada vez menos preocupados por el lugar en sí mismo y han pasado a darle mayor relevancia al “cuándo”. El “ahora “ y el “ya” se han convertido en un elemento en el que muchas marcas han encontrado un camino de diferenciación con un consumidor cada vez más ansioso y exigente con su tiempo.

6. Nuevos códigos para marcas para siempre

Los especialistas en marketing comprenden el valor de analizar y descubrir oportunidades entre sus distintas características. Para llegar a los consumidores y de la manera más eficaz, las marcas deben emplear una sólida estrategia omnicanal que adapte la oferta a las necesidades específicas de la audiencia. Que se encuentra al otro lado del story de Instagram, el producto placement en Twitch o el referral del youtuber.

De acuerdo con el informe, las empresas que saben hacerlo conservan las raíces de la identidad de la marca al mismo tiempo que experimentan con formatos y canales emergentes y muy dinámicos —todos ellos digitales— para contar nuevas historias. El social e-commerce, por ejemplo, es una práctica que el entorno digital ha potenciado, básicamente, porque este lo facilita. Implica basar la conversión directamente en el contenido.

Te puede interesar: El comercio digital y las oportunidades que ofrece en el metaverso

7. Consumidores transhumanistas

Los avances en las últimas décadas y la aceleración de la digitalización durante la pandemia han hecho que nuestro mundo presencial sea cada vez más limitado, al tiempo que nuestros mundos virtuales se van ampliando y permiten a las personas asimilar la posibilidad de depender cada vez menos del cuerpo físico. Es un hecho que ha fortalecido el interés y el crecimiento de la conversación.

Así mismo, la fluidez transhumanista que artistas jóvenes como Carlos Sáez, recientemente vinculado a la campaña #BETHEMEISTER de Jägermeister, ponen de manifiesto la dinámica creciente de un consumidor interesado en conocer otros límites de la capacidad humana.

El debate ético seguirá presente y será un desafío importante para la vinculación de las marcas en esta conversación. Pero el potencial de aceleración de esta tendencia (1.97 %), contrastado con el alto nivel de diferenciación debido al bajo nivel de saturación de marcas en este territorio, sin duda lo convierte en una tendencia muy fértil que parece llegó para quedarse.

8. Boomers go digital

Los baby boomers sienten que las redes sociales han tenido un efecto positivo en sus vidas y, quizás sorprendentemente, lo hacen a niveles cercanos a los que se registran en grupos etarios más jóvenes. Según un informe de abril de 2021 del Global Web Index, la cantidad de baby boomers ha crecido un 32 % desde 2018. Y no se detendrán ahí.

Aprovechando los espacios más jóvenes, como por ejemplo las plataformas de citas, los boomers abrazan, en sus últimos años, el amor y el sexo, por ejemplo, e irrumpen abiertamente en un territorio tradicionalmente tabú.

Pero también consumen entretenimiento. A medida que los boomers continúan ocupando espacios en línea, las marcas que, al crear experiencias de compras virtuales, plataformas y comunicaciones, ignoran a esta generación están asumiendo un riesgo.

consumidor-online

9. Propósitos escépticos

Greenwashing, lavado de imagen, postureo, maquillaje.  El lenguaje nos ofrece un amplio catálogo de palabras y expresiones para hacer referencia a la falta de autenticidad de las marcas que pretenden transmitir su propósito, sus compromisos sociales.

En 2021, más de dos millones de perfiles participaron en la conversación social con estos y otros términos, a través de más de 16 millones de mensajes, para enjuiciar las múltiples promesas que reciben por parte de las marcas, principalmente sobre sostenibilidad y diversidad.

Es una tendencia de conversación con una amplia presencia en Twitter y en los medios de comunicación. Y se mantendrá estable en el tiempo.

10. La nueva era del packaging

El consumidor ha evolucionado y quiere saber más sobre los productos que consume o compra. Cada vez somos más conscientes de la importancia de un consumo responsable.

Y, en este nuevo contexto, la información que encontramos en el packaging de estos productos toma cada vez mayor importancia y es una parte clave de la experiencia y la decisión de compra.

Los consumidores eligen los productos que compran no únicamente por su utilidad, su precio o su calidad, buscan que esos productos estén alineados con sus valores. Esta vivencia ha hecho que nos replanteemos lo que de verdad es importante para nosotros y nos ha hecho reconectar con nuestro lado más consciente.

Por ello, hoy en día la sostenibilidad, el comercio local, el slow fashion o la trazabilidad son conceptos que han ganado en importancia a la hora de consumir.

Te puede interesar: Estos son los desafíos en los hábitos de consumo para 2022



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar