El comercio digital y las oportunidades que ofrece en el metaverso

El comercio digital al interior del metaverso será pieza clave para la sostenibilidad y brinda amplias posibilidades de escala de las compañías.

 |   abril 13, 2022
comercio digital


El comercio digital sigue ofreciendo oportunidades. Más allá de lo que pueda significar la tangibilidad de las tiendas físicas y la rapidez de las compras en línea, hoy los consumidores modernos exigen nuevas experiencias diferenciadoras que los motiven a comprar. Y eso es lo que el escenario del metaverso permite explorar.

La combinación entre lo físico y lo virtual. En palabras simples, eso es el metaverso: una nueva generación de internet que permite experiencias inmersivas, multisensoriales y sostenibles por medio de la tecnología.

Concretamente, la llegada del Covid-19 demostró que los acontecimientos se aceleraron, por ejemplo, a través del caso de éxito de la plataforma Zoom. Que si bien existía como herramienta de videollamadas hace más de una década, a partir de 2020 se convirtió en algo tan relevante como un celular en los 90’s.

Te puede interesar: El consumidor digital, clave para definir estrategias de ventas

NFT

Te puede interesar: Las tendencias que marcarán el avance del retail

Qué oportunidades le brinda el metaverso al comercio digital

El comercio digital en el Metaverso abre un sinfín de oportunidades. Sin embargo, sus características van a diferenciarse del eCommerce tradicional tal como lo conocemos. Sus pilares son los conceptos que agrupan – como el commerce 3.0 – siendo sus bases fundacionales la descentralización, la privacidad y la ubicuidad.

Esto significa que, apoyado en nuevas tecnologías como blockchain, criptomonedas y non-fungible tokens (NFT) las transacciones requerirán gradualmente de menor cantidad de intermediarios. Y no será requerido entregar información personal para concretarlas, además de que podrán ser realizadas desde cualquier dispositivo, en cualquier momento y lugar.

Los NFT merecen una consideración específica. En tanto tokens criptográficamente únicos, las marcas pueden usarlos para aumentar el valor de un producto físico. Porque se puede autenticar y trackear hasta el lugar, la hora y la fecha en que se fabricó, compró y registró ese artículo con destino a un nuevo propietario.

Así, el producto tendrá adherido un componente de exclusividad que aumenta su valor, sea económico o sentimental. Estimulando su circulación como moneda social de redes sociales y comunidades específicas, tanto online como offline.

Te puede interesar: Estos son los desafíos en los hábitos de consumo para 2022



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar