Retos y oportunidades para la Industria de Bebidas en México

A pesar de los retos que enfrenta, la industria de bebidas en México se mantiene en crecimiento gracias al interés de los consumidores.

 |   octubre 27, 2022
Trendy tropical basil seed drinks.


La producción de la Industria de Bebidas en México ha estado unida a la gastronomía del país durante décadas; pero ahora, especialmente, tras el Covid-19, empiezan a destacar nuevas tendencias de consumo en este ámbito.

  • Una de ellas sitúa al país como el mayor consumidor de bebidas carbonatadas del mundo. Según indican datos de la Universidad de Yale, se consume un promedio de 163 litros de este tipo de bebidas por persona cada año.

Otras de las tendencias emergentes en cuanto a bebidas se han enfocado en productos con mayor énfasis en el bienestar y la salud. Esto implica menores concentraciones de azúcar en su contenido.

 

ARTÍCULO DESTACADO:
Soluciones para crear bebidas alcohólicas diferenciadas
Leer artículo

Además, ahora se sabe que los consumidores prefieren productos y empresas que tomen en cuenta al medio ambiente y opten por procesos sustentables.

Seguro te interesa: Industria de bebidas: ¿Conoces sus principales retos? 

El reto de la sustentabilidad en la industria de bebidas

En una entrevista reciente para The Food Tech, Ian Lifshitz, Vice President of Sustainability & Stakeholder Relations, The Americas, Asia Pulp & Paper Group, destacó que uno de los principales impulsores del uso de envases sustentables es la creciente conciencia ambiental de los compradores.

Con previsiones preocupantes sobre la cantidad de plásticos en los océanos para 2050, el ejecutivo puntualizó que el consumidor promedio ya demanda soluciones sustentables.

Conoce las principales tendencias en envase sustentable para la Industria de Bebidas en el sexto E-Book gratuito de The Food Tech: Normas de calidad para bebidas en México.

Esto representa un enorme reto para la industria de bebidas carbonatadas y alcohólicas, no sólo en el desarrollo de envases y empaques amigables con el medio ambiente, sino en la transformación de los procesos de producción, seguridad y calidad.

De acuerdo con el Laboratorio de Estudios sobre Empresas Transnacionales (LET) de la UNAM, se utilizan millones de litros de agua de forma anual en la producción de refrescos, bebidas refrescantes y alcohólicas.

Otras repercusiones ambientales de gran alcance derivadas de la producción de bebidas implican aspectos sobre:

  • El consumo energético
  • La generación de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)

La industria de bebidas enfrenta retos sobre la adquisición de insumos y la experiencia que ofrece a los consumidores.

No dejes de ver: La industria de las bebidas señala 4 tendencias a considerar a futuro 

Procesos de seguridad y calidad

A medida que aumenta el consumo consciente, también ha crecido el desarrollo de soluciones de bajo impacto ambiental en envases para bebidas alcohólicas y carbonatadas.

En ese sentido, la industria ha optado por aplicar mejoras en los distintos procesos de producción, a partir de la gestión eficiente y el uso racional de los recursos.

 

ARTÍCULO DESTACADO:
DSM consigue entregar sabor, textura y salud con su nueva unidad Food and Beverage
Leer artículo

La industria nacional de bebidas también enfrenta retos sobre el abastecimiento de insumos ante las disrupciones en la cadena de suministro, la implementación de procesos controlados y el correcto seguimiento de estándares de calidad.

Para superarlos, los los fabricantes deben velar por el cumplimiento de normas y reglamentos destinados a garantizar el buen estado de los componentes del producto, su envasado y los procesos de seguridad en cada una de las etapas de su producción.

Algunas de las herramientas más utilizadas por fabricantes y productores para garantizar la calidad en este punto son:

  • Monitoreo de la producción y control de procesos
  • Auditorías de higiene y manufactura
  • Comprobación de envasados y pruebas
  • Pruebas microbiológicas
  • Pruebas para identificar pesticidas, metales pesados y otros contaminantes
  • Vida útil y estabilidad
  • Pruebas químicas y radiológicas

Garantizar la calidad y seguridad en las bebidas carbonatadas y alcohólicas no sólo refuerza la confianza y lealtad del consumidor, también reduce los costos económicos asociados al retiro de cientos de bebidas que son retiradas cada año de los anaqueles como resultado de la contaminación cruzada.

Continúa leyendo: Tendencias de alimentos y bebidas 2022

El panorama actual en la Industria de Bebidas

Pese a la inflación y el incremento en los precios de las materias primas, las ventas de bebidas alcohólicas y carbonatadas no han dejado de crecer en el país. Este crecimiento se ha mantenido pese a que México es el tercer país de la región de América Latina y el Caribe con una de las mayores inflaciones en los precios de los alimentos y bebidas, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La Industria de Bebidas aún debe observar de cerca las revisiones y cambios a las normas oficiales como la NOM-051 sobre el etiquetado o los impuestos sobre el azúcar y la integración de soluciones automatizadas en los procesos de producción, así como los posibles incrementos en los costos de las materias primas agrícolas y las relacionadas con la energía.

A pesar de las dificultades por las que atraviesa la industria, el panorama de las bebidas en México luce alentador.

Descarga el sexto E-Book gratuito de The Food Tech: Normas de calidad para bebidas en México y conoce los detalles sobre el estatus actual de la industria.

 

Lo último en Seguridad alimentaria y Normatividad



Autor

Erik Escudero

Periodista y Editor de Contenidos con más de 10 años de experiencia cubriendo fuentes especializadas como logística, alimentación y packaging, negocios, industria plástica, industria química, tecnologías de la información, entre otros.


Relacionado

Te podría interesar