Food Design, la herramienta para poner “guapos” a los alimentos

 |   febrero 11, 2021
marketing
Marketing
food-design


Los alimentos se saborean también con la vista y el oído. Por esta razón, dentro de la industria alimentaria ha surgido la figura del “Food Design”, un concepto cada vez más demandado por las marcas de alimentos.

“La creación, el desarrollo y la implementación de nuevas estrategias, técnicas, métodos y/o disciplinas encaminadas a resolver las diversas problemáticas en el mundo de los alimentos es primordial”, afirma Juan Vilches, Director General de Food Innovation Studio.

“Por ello, innovar se vuelve muy importante. La innovación no se trata específicamente de inventar algo, pues siempre parte de algo o de un principio que existe en el mundo para mejorarlo y crear así un nuevo ecosistema de innovación”, añade.

Durante el workshop “The future of innovation”, Vilches explicó que el Food Design y el Food Innovation van de la mano. En específico, los building blocks de la innovación se desarrollan bajo tres pilares:

  1. La configuración de los activos de la empresa.
  2. Las plataformas.
  3. La experiencia, que por medio de la marca, estrategias y canales, pueda generarse a través de la innovación.

Asimismo, cuando se habla de innovación se presenta la oportunidad de desarrollar soluciones con una visión más amplia, además de entender cómo el pensamiento del diseño debe llevarse a cabo y es aquí cuando se habla del Food Design.

“Es un término que ayuda a entender cómo mejorar la relación con los alimentos a partir de dos aspectos: productos y servicios, pasando por toda la cadena de transformación, uso y disfrute”, apunta Vilches.

Las 5 áreas del Food Design

El Food Design, indica Vilches, genera impactos desde el origen de los alimentos hasta los objetos industriales, comerciales y de distribución. Es una disciplina que tiene cinco ramas de aplicación:

  1. Diseño de productos alimenticios: Diseños hechos a base de comida para consumo masivo.
  2. Diseño con alimentos: Se enfoca en los productos de arte culinario. Son creaciones únicas que no son a escala masiva ni industrial.
  3. Diseño para alimentos: Abarca no sólo la comida, sino todo el ecosistema y elementos que se utilizan para disfrutar el alimento, preservarlo, cocerlo, transformarlo, almacenarlo, etcétera
  4. Diseño de alimentación: Toma como referencia algún alimento para generar un objeto, por ejemplo un mueble, un accesorio, etcétera.
  5. Diseño de espacios para los alimentos: Aquel que se encarga de distribuir, organizar y diseñar los espacios donde se consumen alimentos, comprende desde la iluminación, la música y la temperatura hasta el vestuario de los empleados.

“Cada campo requiere de construir building blocks por medio del factor tiempo, es decir, cuando se busca transformar algo y tener relevancia es a través del tiempo”, señala el especialista.

Una innovación requiere trascendencia y durabilidad en el tiempo. No se trata de innovar cada tres años porque resulta costoso. Por lo tanto, las inversiones también deben ser significativas con el tiempo”, dice.

Pero, ¿cómo hacer el scouting, es decir, levantar información para su posterior análisis, que además haga match con lo que se quiere transmitir de la marca? Vilches señala que por medio de la configuración de:

  • Un modelo de negocio único
  • Una buena distribución de la ganancia
  • A través de un ecosistema conectado con microproductores
  • Construir la experiencia de servicio a través de un lenguaje propio
food-design

El Food Design permite crear ecosistemas suficientes, adecuados, necesarios y atractivos para la economía de los alimentos.

¿Cómo puede una marca lograr el éxito?

“Una idea puede evolucionar gracias al Food Design. Siempre se maneja el concepto de “no compartan tus ideas porque te la van a robar”, pero si no se comparten, no habría oferta diferenciada o competencia”, advierte Vilches.

“Entonces, ¿cuál es el secreto para que una marca o producto sea más exitoso que otro? Tiene que ver con la aplicación, es decir, la ejecución de la idea es lo que lo hace diferente”, agrega.

“La ejecución se traduce en cómo se desarrollan las relaciones con los clientes, en cómo se realizan los proyectos, cómo se llevan a cabo relaciones comerciales, etcétera. Por lo tanto, quizá se comparte la idea, pero nunca la ejecución”, aclara.

De acuerdo con el directivo, el Food Design permite entender la relación que se tiene con los productos, donde sus cinco áreas son como las líneas de ejecución del pensamiento del diseño, pero ¿qué es lo que inspira a generar esa ejecución? Son tres aspectos:

  • El servicio alrededor de los alimentos
  • Diseño de las experiencias
  • Sistemas de alimentación

Esos tres elementos permiten inspirarse y diseñar las soluciones viables para el mercado de los alimentos. Las empresas deben estar abiertas para generar servicios diferenciados y un proceso de innovación que tenga valor hacia la marca.

Dentro de la industria de alimentos, hay diferentes actores en este ecosistema:

  • La persona que produce el alimento
  • Cosecha
  • Corta
  • Empaca
  • Transporta
  • Almacena
  • Coloca en anaquel
  • Utiliza
  • Cocina
  • Disfruta
  • Desecha
  • Quien toma ese desecho e inicia otra vez la cadena

“El diseño de los sistemas de alimentación es muy importante para innovar, pues a partir de crear alimentos se puede generar algo creativo. Es por eso que el Food Design va más allá de la decoración”, explica Vilches.

Te puede interesar: La innovación de los alimentos: del diseño a la sustentabilidad




Relacionado

Te podría interesar