X

¡Hola! Bienvenidos a nuestro sitio web THE FOOD TECH


Lo invitamos a que actualice su versión de Internet Explorer, ya que este sitio no es compatible con la versión 11 o anteriores.


Como alternativa le sugerimos utilizar cualquiera de las siguientes opciones para navegar el sitio:

Leguminosas, la revolución genómica de Equinom

 |   julio 14, 2020
industria-alimentaria-hoy
Industria alimentaria hoy
Equinom-leguminosas


La startup israelí Equinom considera que la estimulación de la variabilidad genética natural de las leguminosas debe ser reconocida como un componente principal para garantizar un suministro continuo de alimentos nutritivos para atender a la población mundial.

Por ello, la empresa está seleccionando leguminosas ricas en rizobio, bacterias gramnegativas del suelo que fijan nitrógeno para convertirlo en la atmósfera en formas que las plantas pueden absorber a través de sus sistemas de raíces, explica la startup en un comunicado.

“Esto es crucial para mantener ecosistemas productivos y saludables. A través de tales medidas podemos nutrir mejor la tierra, generar fertilidad del suelo a largo plazo y mejorar la producción para la siguiente cosecha, aportando mejoras significativas a la rotación de cultivos”, declara Gil Shalev, director general de Equinom.

Equinom está aumentando su presencia global para apoyar a los agricultores y las partes interesadas agrícolas durante al actual emergencia sanitaria, para acercar las semillas a sus hogares y acortar las cadenas de suministro. Esto también aumenta la trazabilidad, vital para garantizar la seguridad alimentaria en general y generar una mejor confianza del consumidor.

Esto ayuda a que los agricultores tengan acceso a los frutos económicos de producir productos voluminosos a partir de plantas altamente nutritivas y usar menos recursos mientras adoptan soluciones sostenibles que son más amables con el planeta.

Gil Shalev explica que al diversificar el conjunto de genes de semillas, es posible aumentar el rendimiento de los cultivos incluso en condiciones climáticas extremas, mejorando los rendimientos y mejorando los puntajes de nutrientes, la carga de proteínas y la diversidad de nutrientes.

Por ello y en línea con su objetivo de ayudar a mantener los ecosistemas agrícolas, la empresa quiere recuperar la diversidad genómica de cultivos alimenticios perdidos o descuidados en los últimos cien años con el fin de aumentar el rendimiento de los cultivos.

 

Alimentos nutritivos no transgénicos

 

Con la tecnología para el mejoramiento genético de las leguminosas, Equinom se enfoca en propiedades de múltiples rasgos al combinar germoplasma tradicional con variedades exóticas y analiza su material de ADN para construir la semilla perfecta. Esto se logra sin la necesidad de edición o modificación de genes.

“Confiar en una base genética estrecha para la nutrición hace que la sociedad sea vulnerable a los riesgos de escasez de alimentos. Hay muchos ejemplos de cómo la agricultura de monocultivo ha llevado a malas cosechas debido a la uniformidad genética”, comenta el director general de la empresa.

De acuerdo con datos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, casi el 80% de las personas en el mundo en desarrollo dependen de la agricultura para su subsistencia. Sin embargo, los impactos del cambio climático y el daño causado por las plagas y enfermedades dejan a millones de agricultores luchando por producir suficientes cultivos para poner alimentos sobre la mesa.

“Hoy, 12 cultivos de plantas y 14 especies de animales proporcionan el 98% de las necesidades alimentarias del mundo. La industria alimentaria se ha centrado en muy pocos cultivos de proteínas de alto rendimiento y muy procesados, principalmente soja y trigo, que han perdido gran parte de su valor nutricional”, añade Itay Dana, vicepresidente de marketing de Equinom.

Para los directivos, el mundo agrícola se enfrenta a múltiples desafíos. Se espera que los agricultores alimenten a más personas en menos tierra. También son cada vez más conscientes de que no pueden continuar proporcionando “cultivos vacíos” a los consumidores conscientes de la salud que exigen más opciones.




Relacionado

Te podría interesar