Estos son los hábitos de consumo que impactarán en 2022

Para empresas y marcas es vital observar, estudiar y analizar los hábitos de consumo para seguir optimizando su oferta.

 |   mayo 4, 2022
hábitos-de-consumo


Debido a la “sacudida” que ha padecido el mundo con la pandemia, se han generado cambios profundos, radicales y muy fuertes en los hábitos de consumo y en la percepción del ser humano sobre el aquí y el ahora.

Tanto epidemiológicamente cómo políticamente, parece ser, que el 2022 será el año en que desvanecerá de nuestras bocas la palabra pandemia, dando paso a la tan mencionada “nueva normalidad”.

Y decimos “parece ser”, porque si bien no se puede escribir aún en piedra, se observan indicadores que apuntan hacía ello:

  • Nuevas variantes del virus SARS-CoV-2, que se expanden con mayor rapidez, pero que tienen un impacto más leve y en combinación con los avances de vacunación, esto podría pintar un escenario optimista.
  • Poblaciones que muestran ciertos efectos de normalización y cansancio ante las medidas de restricción implementadas en la pandemia. Cada vez más se escuchan comentarios que se pronuncian en favor de una mayor apertura de la vida social, profesional y económica. Y ya se observa una menor disciplina en los protocolos de distanciamiento e higiene en reuniones, en los negocios y en las plazas comerciales.

Así que ante la probabilidad de que la pandemia ya no sea el evento agudo que predomine el 2022, es su “onda expansiva” la que dictará los cambios en comportamientos, actitudes y preferencias de las y los consumidores en los próximos meses y años.

Te puede interesar: Estos son los hábitos de consumo de los habitantes de la Ciudad de México

Nuevas costumbres, técnicas y hábitos de consumo

Nuestra manera de convivir, de reunirnos, de hacer compras y negocios, se han transformado radicalmente. Hemos aprendido sobre comunicar, colaborar, comprar e interactuar cada vez más en línea. Cómo sociedad, hemos apropiado nuevas técnicas culturales, y este cambio no retrocederá.

El carácter de las ciudades y los espacios comerciales cambiará a partir de ello, ya que trabajar y comprar en línea se ha vuelto normal para muchas personas, para las marcas y los negocios.

Eso significa que tendrán que evaluar su impacto digital continuamente, con la finalidad de optimizar los canales y puntos de contacto que se están ofreciendo.

Cambios en la escala de valores

Se ha cambiado drásticamente nuestra forma de entender el mundo. La posibilidad latente de contagiarse y morir ha hecho que las personas (ahora más que nunca), hagan una profunda conexión emocional con sus hábitos de compra.

Las personas están comprando, viviendo y pensando de forma diferente. Desde principios de la pandemia, los estudios cualitativos y cuantitativos de Psyma arrojaron cambios en los valores de las personas:

  • Resignificación de la muerte y del valor de la vida
  • El cuidado de su salud y del medio ambiente
  • Sustentabilidad y responsabilidad social de las empresas

Se observó un incremento en la importancia de atributos emocionales y los significados proyectivos de las marcas por encima de las variables funcionales y de precio.

Inflación y poder adquisitivo

Inevitablemente, los efectos de la inflación tendrán su impacto en el comportamiento de los consumidores que cada vez compran con mayor conciencia, llevando a una creciente discriminación sobre los productos y las marcas de importancia significativa versus las categorías donde reducirán su consumo o sustituirán a sus marcas habituales por opciones más accesibles.

Lograr un posicionamiento de marca sólido y una sana relación con sus clientes, es esencial para las empresas que quieran lograr un comportamiento elástico del mercado.

hábitos-de-consumo

Desde principios de la pandemia, los estudios cualitativos y cuantitativos de Psyma arrojaron cambios en los valores de las personas

Demanda retenida y efectos de recuperación

Aun considerando reducciones en el poder adquisitivo debido a la inflación, se observa que habrá efectos de recuperación y demanda retenida. Especialmente en actividades y consumo que se han visto restringidas durante la pandemia:

  • Eventos sociales
  • Entretenimiento
  • Vida culinaria

Por otro lado, el aislamiento social ha “desentrenando” el sistema inmune. Esto hace muy probable un rebrote en la demanda de los servicios de salud en la “nueva normalidad”.

En este contexto, el estudio de mercado continuo será una herramienta clave para tomar las decisiones de negocio y de gestión de marca que permitan seguir vigentes. Hoy el análisis psicológico de mercados es la respuesta para establecer vínculos y relaciones de valor mutuo que perduren en estos tiempos de cambio y transformación.

Te puede interesar: Conscientes y sostenibles, así serán las tendencias de consumo para 2022



Director General de Psyma Latina.

Profesional con amplia experiencia en medios de comunicación, informática e investigación de mercados para las industrias de salud, consumo, entre otras.

Relacionado

Te podría interesar