Investigan nuevos ingredientes activos con función antimicrobiana

Investigarán ingredientes bioactivos con actividad antimicrobiana cuyo origen se asocia con animales destinados a alimentos.

 |   diciembre 30, 2021
ainia microbiosef


AINIA investigará y desarrollará nuevos ingredientes bioactivos con actividad antimicrobiana frente a patógenos que aparecen en la cadena de producción de alimentos. Cuyo origen está asociado a los animales criados para la obtención de alimentos o productos de origen animal.

A través del proyecto Microbiosafe, que inicia AINIA, pretende aplicar estos compuestos de forma multisectorial ya que pueden ser incorporados a alimentos como sistemas de conservación. A aditivos en alimentación animal para reducir la utilización de antibióticos en sistemas de producción animal. Así como en productos de limpieza industrial para eliminar su presencia en toda la cadena del procesado de los alimentos.

Ana Torrejón, del departamento de Biotecnología Industrial de AINIA, indica: “La aparición de cepas de patógenos resistentes a los antibióticos tradicionales hace cada vez más necesario innovar una estrategia antimicrobiana más selectiva. Que no genere problemas de resistencia.”

Agregó que entre las estrategias a evaluar en el marco del proyecto se encuentran:

  • Los péptidos antimicrobianos (bacteriocinas)
  • El uso de virus bacteriófagos o enzimas producidas por éstos (endolisina)

Potencial de las endolisinas como agentes antimicrobianos

Las endolisinas son enzimas producidas por los virus bacteriófagos, con secuencias específicas para cada uno de ellos. Que les permiten actuar frente a una determinada especie o grupo de especies de bacterias.

Según Ana Torrejón, “este tipo de enzimas resulta muy interesante de cara al tratamiento de patógenos bacterianos. Por este motivo, las endolisinas tienen un gran potencial como sustitutas de antibióticos o como complemento otros tipos de antimicrobianos”, explica-

Gracias a las herramientas de secuenciación masiva disponibles actualmente, se pueden obtener las secuencias génicas de las endolisinas en poco tiempo, lo que facilita la vía recombinante para su producción. Tras un minucioso diseño genético, las endolisinas recombinantes se pueden producir en plataformas procariotas. Como por ejemplo E. coli, permitiendo producciones más eficientes y económicas que con otros sistemas.

Te puede interesar: Biodisponibilidad, una demanda en los ingredientes que continúa creciendo

 



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar