Las emisiones de la industria alimentaria: su efecto en la producción y el medio ambiente

Las emisiones de la industria alimentaria tienen un efecto preocupante en la seguridad alimentaria. Los expertos opinan al respecto y buscan soluciones para mitigar la huella de carbono en la producción de alimentos.

 |   agosto 5, 2022
emisiones-de-la-industria-alimentaria1


Al hablar de cambio climático, la conversación se centra en los desechos industriales y el transporte.

Sin embargo, las emisiones de la industria alimentaria también tienen un papel relevante ante la crisis climática global.

  • De acuerdo con el estudio “Global greenhouse gas emissions from animal-based foods are twice those of plant-based foods”, el sistema alimentario genera alrededor del 35% de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero (GEI) provocadas por el hombre.

En términos concretos, dichas emisiones equivalen aproximadamente a 17 mil 300 millones de toneladas métricas; es decir, 17 mil 318 teragramos de dióxido de carbono emitidas cada año.

ARTÍCULO DESTACADO:
El almidón de arroz como alternativa al dióxido de titanio en productos de confitería
Leer artículo

El papel de la agricultura para evitar las emisiones de la industria alimentaria

Mientras que el hambre y la seguridad alimentaria son dos problemáticas que han encendido alertas a nivel mundial, la producción desmedida de alimentos se muestra como la causa principal del desequilibrio ambiental en grandes proporciones.

Las emisiones de la industria alimentaria que más contaminan son provocadas por:

  • Cultivo de arroz
  • Deforestación para la agricultura y pastoreo
  • Digestión del ganado y otros animales
  • Limpieza y transformación de tierras
  • Producción y uso de fertilizantes

La producción de alimentos de origen animal genera una enorme cantidad de emisiones de efecto invernadero, aproximadamente el 57% de las que se vinculan al sistema alimentario global.

Por otro lado, la producción de alimentos de origen vegetal para consumo humano genera el 29% de las emisiones contaminantes.

El 14% restante proviene de emisiones agrícolas derivadas de productos que no se utilizan como alimento o pienso (como, algodón o caucho).

Sin importar si se trata de producción de alimentos de origen animal o vegetal, es importante revisar alternativas de producción más amigables con el medio amiente.

Seguro te interesa: Sustentabilidad: por qué las nuevas generaciones la están impulsando 

Las problemáticas que enfrenta la distribución de alimentos

Los científicos aseguran que un cambio en la dieta global, enfocada mayormente en alimentos de origen vegetal, podría tener un impacto positivo en la reducción de gases contaminantes.

Sin embargo, aún queda pendiente la problemática de la contaminación que causa la distribución.

La exportación e importación de alimentos fuera de temporada, de variedades exóticas a países industrializados o de mayor poder adquisitivo tiene un enorme impacto ambiental, no sólo debido a las emisiones derivadas de combustibles fósiles.

Desde el momento en que se recolecta un alimento, comienza un periodo de degradación natural. Cualquier acción encaminada a alargar su vida útil, tendrá como resultado un impacto ambiental.

A lo largo de toda la cadena de alimentos, los productos pasan por almacenes, refrigeradores y centros de distribución antes de llegar al consumidor final. El costo energético y ambiental de este proceso es alto y, a largo plazo, insostenible.

Se estima que el transporte representa el 40% de la energía final consumida desde la producción de alimentos hasta el consumo de estos en los hogares de los consumidores.

Se trata de un modelo de producción que, según advierten los científicos, es insostenible y provoca importantes efectos colaterales a nivel ambiental y social.

Actualmente, las cadenas de producción alimentaria elaboran comida suficiente para nutrir a todos los habitantes del planeta; sin embargo, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, el hambre sigue siendo uno de los principales problemas en algunas partes del mundo y más de 820 millones de personas sufren desnutrición crónica.

Por si fuera poco, se calcula que, actualmente, el desperdicio de alimentos genera aproximadamente el 10% de todas las emisiones de GEI ocasionadas por el hombre.

Tan sólo el transporte de alimentos representa el 40% de la energía final consumida desde la producción hasta el consumo.

No dejes de ver: Emisiones de carbono: industrias no lograran sus objetivos de reducción

Los retos actuales de la industria alimentaria

Los expertos coinciden en que algunas medidas podrían contribuir a generar un sistema alimentario sostenible y responsable con el medio ambiente. Algunas de ellas son:

  • Acortar las cadenas de producción alimentaria
  • Disminuir la producción de carnes rojas
  • Cambiar los patrones alimenticios

Además, la producción, distribución, empaquetado y venta de alimentos son áreas de oportunidad para alcanzar un esquema sustentable basado en la economía circular.

Por ello, cada vez más empresas están transformando sus procesos para garantizar un menor impacto en el ambiente.

Ésta ha dejado de ser una tendencia empresarial para convertirse en una medida correctiva necesaria para garantizar un sistema alimentario racional y sostenible.

Para conocer más sobre los desafíos de la industria alimentaria para reducir los niveles de la huella de carbono y cuidad el medio ambiente, descarga el eBook: Ante el cambio climático, una cadena alimentaria racional es posible.

Continúa leyendo: Sector cárnico podría sufrir pérdidas debido al cambio climático 



Autor

Erik Escudero

Periodista y Editor de Contenidos con más de 10 años de experiencia cubriendo fuentes especializadas como logística, alimentación y packaging, negocios, industria plástica, industria química, tecnologías de la información, entre otros.


Relacionado

Te podría interesar