La biotecnología como herramienta para paliar efectos en el suministro de alimentos

 |   marzo 10, 2021
seguridad-alimentaria
Seguridad alimentaria
biotecnología


Los sistemas alimentarios se han visto modificados aceleradamente debido a los efectos provocados por la pandemia de covid-19. Ante este panorama, la Comisión Europea ha elaborado un informe en el que se insta a adoptar medidas sobre un problema que ha cobrado especial relevancia como consecuencia de la crisis sanitaria y la biotecnología podría lograrlo.

AINIA, el centro tecnológico español ha aportado su experiencia en el sector de la biotecnología y su aplicación en el sector agroalimentario. Y, de acuerdo con Begoña Ruiz, responsable del departamento de biotecnología de AINIA, las propuestas que contienen este informe serán la base para muchas innovaciones que desarrollarán las próximas investigaciones europeas.

Te puede interesar: Biotecnología en la agricultura, aliada para enfrentar los retos futuros

Puntos claves de actuación de la biotecnología

La especialista de ANIA destaca algunos puntos en don la biotecnología puede aportar para solucionar parte de estas cuestiones del sistema alimentario, que la pandemia del Covid-19 ha acelerado la urgencia en su tratamiento.

  • Valor al sector agroalimentario: Las ciencias de la vida en general, y la biotecnología en particular, pueden aportar gran valor al sector agroalimentario, especialmente en los siguientes ámbitos: producción y seguridad en el suministro de alimentos, seguridad alimentaria, alimentación saludable y sostenible, y biodiversidad.
  • Buscar fuentes de proteínas alternativas: En lo que se refiere a la producción de alimentos y seguridad del suministro, la contribución incluye las fuentes de proteínas alternativas tales como insectos, proteínas vegetales, carne in vitro o proteína microbiana (single cell protein).
  • Nuevos antimicrobianos para luchar contra patógenos alimentarios: La biotecnología contribuye también a la seguridad alimentaria, aportando nuevos antimicrobianos para luchar contra patógenos alimentarios, como enzimas, bacteriocinas, péptidos antimicrobianos o fagos y sus endolisinas.
  • Conseguir ingredientes bioactivos y alimentos funcionales: Un campo especialmente interesante en el área de alimentación saludable es el de los ingredientes bioactivos y alimentos funcionales, que tienen un impacto positivo en la salud de grupos de población específicos con necesidades especiales.

La investigación y desarrollo marca el camino al futuro

La Unión Europea ya tomó algunas medidas como la ley para lograr la neutralidad en carbono para 2050 y una serie de nuevas políticas, programas y legislación que impulsarán sus planes de Pacto Verde, Biodiversidad.

En ese sentido, la iniciativa de la granja a la mesa y Economía circular dependerá en gran medida de la investigación y la innovación de cómo debe responder el nuevo programa Horizonte Europa de 95 mil 500 millones de euros, para hacer frente a los retos y alcanzar los objetivos.

El informe “Resiliencia y transformación” sobre la política de investigación alimentaria y agrícola detalla algunos de los impactos alimentarios que se han desatado a consecuencia de la pandemia:

  • Durante 2020 se ha generado una “tormenta perfecta” de problemas a nivel del sistema. Después de las interrupciones iniciales y localizadas en el suministro de alimentos, los precios comenzaron a subir ligeramente en Europa (2-5% para productos clave) y más dramáticamente en algunas partes del mundo (15% en Argentina, casi 20% en Myanmar).
  • Por otro lado, el cambio de clases presenciales a clases online privó a millones de familias con rentas bajas del comedor escolar para sus hijos.



Relacionado

Te podría interesar