Internet de las Cosas, clave en el desarrollo de la industria alimentaria

El Internet de las Cosas (IoT) se perfila como una de las claves para solucionar muchos de los problemas alimentarios como el desperdicio de alimentos.

 |   marzo 31, 2022
tecnología-en-la-industria-alimentaria


A medida que el mercado se vuelve más complejo para alimentar a poblaciones más numerosas, es prioritario contar con soluciones innovadoras a problemas más sofisticados. Los avances en conectividad e internet de las cosas (IoT) pueden ser muy útiles de cara a reducir las alarmantes cifras del desperdicio de alimentos, desde la cosecha hasta el consumo en hogares.

El problema del desperdicio de alimentos no es responsabilidad de un solo actor, por ello es necesario innovar en las diferentes fases y eslabones de la cadena alimentaria. Como consumidores, se pueden cambiar hábitos dentro del hogar para no derrochar ni dinero ni alimentos.

ARTÍCULO DESTACADO:
Trigo para molinos: soluciones para mantener la calidad y el rendimiento
Leer artículo

Como parte de la industria alimentaria, se puede introducir una actividad tecnología para mejorar la calidad de gestión, obtener datos que contribuyan a actuar con previsión e innovar en materias de sostenibilidad. Foodtech es el término que engloba todas las tecnologías innovadoras que están irrumpiendo en el sector alimentario a nivel global que aparecen para hacer más eficiente, sostenible y para modernizar la industria agroalimentaria.

Te puede interesar: CES 2022 y la tecnología alimentaria del futuro

IoT en la industria alimentaria

Tecnologías en la cadena de suministro alimentaria

Dotar de inteligencia a las cadenas de suministro mediante la sensorización puede reducir el 15% del desperdicio en la cadena de frío. Estas tecnologías no tienen otro fin que dotar de inteligencia a las cadenas de suministro.

Se estima que la monitorización por esta vía puede reducir el 15% del desperdicio en la cadena de frío. Entre otras cosas, reduciendo el tiempo que pasa un producto en las estanterías del almacén y, en consecuencia, conseguir alargar la vida útil de ciertos productos alimentarios.

Mantener conectadas todas las fases de la cadena de suministro puede parecer complicado, pero, es precisamente una de las características de esta tecnología, su sencillez. Para lograr esa conexión es interesante explorar el papel de las etiquetas inteligentes que, pueden colocarse en los alimentos y proporcionan una monitorización de todos los datos a tiempo real.

Te puede interesar: Inteligencia Artificial: la gran oportunidad para la industria de alimentos en este 2022

4 áreas de la industria alimentaria transformadas por el internet de las cosas

1. Seguridad de los alimentos

Las devoluciones de alimentos en mal estado es uno de los aspectos que más afecta a la industria alimentaria. No sólo por las pérdidas económicas directas sino por las pérdidas a futuro que ven reflejadas por el deterioro de la reputación de la marca cuando el cliente detecta productos en mal estado.

Actualmente el Internet de las cosas permite la detección de alimentos en mal estado antes de que salga de la fábrica. Esto se puede conseguir si su sistema de adquisición de datos está correctamente configurado con los sensores ubicados en los puntos de adquisición necesarios.

2. Calidad del producto

Una planta de producción con una red de sensores conectados y calibrados, con un sistema de visualización y alertas correctamente configurado cuenta un personal entrenado en el uso de la tecnología. Lo cual garantiza la consistencia, la precisión en la elaboración y la calidad del producto.

Hoy es posible que todas las recetas se pueden almacenar en un servidor y ser leídas desde cualquier sucursal de procesamiento en cualquier parte del mundo. Así se garantiza la consistencia del producto independientemente de dónde se produzca.

Te puede interesar: La industria 4.0 y la transformación digital del sector tequilero

tecnologias-en-la-industria-de-alimentos

3. Empaques

En lo que respecta al embalaje, los cambios y los tiempos muertos son los factores más importantes en la actualidad. Por supuesto, el objetivo siempre es maximizar los ingresos produciendo la mayor cantidad de producto con la menor cantidad de activos y en el menor tiempo posible.

Una planta con un sistema de internet de las cosas a punto puede lograr ese objetivo haciendo que el proceso de empaque sea más eficiente. Los sensores en las máquinas de empaque pueden ser programados para entender qué referencia esperar del lado del proceso en determinado momento. Pues pueden verificar que se está usando el empaque correcto para múltiples productos y detener el proceso de inmediato si existe alguna discrepancia.

4. Recursos humanos

Contrario a lo que se puede pensar, la tecnología IoT hace que los trabajadores estén más conectados con su trabajo, no los elimina. Gracias al acceso a los datos que proporcionan los sensores y el software, los empleados entienden con más claridad los procesos de la industria a la que pertenecen de una forma más clara y sin precedentes.

Las plantas de producción que usan Internet de las cosas le pueden ‘hablar’ a los empleados, notificando cuando algo va mal, indicando qué proceso requiere algún ajuste o qué máquina no está funcionando como se debe. Esto le permite al personal hacer su trabajo de una manera más eficiente.

Te puede interesar: Análogos a la carne requiere de la innovación tecnológica para satisfacer demanda

Lo último en Seguridad alimentaria y Normatividad



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar