17 de Abril de 2024

logo
Nutrición y salud

El antojo entre comidas puede tener implicaciones cerebrales

El estudio ahora en ratones podría ayudar a pacientes con TCA a tener antojos saludables
Lola Bahena

Compartir

Una investigación, hasta el momento realizado en ratones, mostró que las neuronas hiperactivas buscan alimentos, es decir la causa potencial detrás de algunos antojos como refrigerios después de comidas puede ser algo neuronal.

El estudio realizado por psicólogos de UCLA ya fue publicado por la Revista nature Communications, en donde muestran que el circuito en el cerebro de los ratones buscan alimentos altos en grasas a diferencia de las opciones saludables.

Los psicólogos señalan que este estudio, de confirmarse en humanos, serviría para pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA).

Las neuronas buscan alimentos placenteros

Las neuronas encargadas de crear que un alimento se antoje, también llamadas células en busca de alimentos, se encuentran en el tronco del encéfalo y se requiere más estudios para saber que otras implicaciones ofrecen, así lo dio a conocer Avishek Adhikari, profesor de UCLA. Profesor asociado de psicología.

El profesor explicó que estas neuronas también causan el miedo y ansiedad, el cual ayuda a los animales a evaluar los riesgos y minimizar la exposición a las amenazas.

Sin embargo, con estas pruebas se ha podido mostrar que provocan la búsqueda principalmente de alimentos, más relacionados con el placer que con la alimentación.

El estudio en ratones podría tener implicaciones en humanos al ser similar esa parte cerebral. Foto: Freepik.

Saciar antojos, a pesar de no tener hambre

Las pruebas en ratones se realizaron al inyectar un virus en cerebros de ratones que fue modificado genéticamente para hacer que las células cerebrales produzcan una proteína sensible a la luz, para que cuando sintieran la reacción de antojo se encendiera un láser en la materia gris.

Lo anterior se ha podido lograr con un microscopio en miniatura, desarrollado en la UCLA y fijado a la cabeza del ratón que registró la actividad neuronal de las células.

Cuando la luz en el cerebro se encendía impulsaron a los roedores a la persecución de grillos vivos y alimentos que no eran presa, incluso si acababa de comer una comida abundante.

Esta estimulación también obligó al ratón a perseguir objetos en movimiento que no eran comida e hizo que el animal explorara con confianza todo lo que había en su espacio.

El hambre es aversiva, lo que significa que los ratones normalmente evitan sentir hambre si pueden, pero buscan la activación de estas células, lo que sugiere que el circuito no está provocando hambre, señaló Adhikari.

Agregó el circuito provoca el deseo de comer alimentos ricos en calorías y muy gratificantes, a pesar de tener una ausencia de hambre.

El deseo por alimentos grasos, calóricos o placenteros puede estar relacionado con una parte cerebral. Foto: Freepik.

El estudio de ratones puede ser similar en humanos

El dato interesante del estudio es que los ratones muestran alimentación compulsiva en presencia de consecuencias aversivas directas cuando este circuito está activo, y no buscan comida incluso si tienen hambre cuando no está activo.

Al respecto, Fernando Reis, investigador postdoctoral de la UCLA quién estudio la alimentación compulsiva en los animales, que destacó el hallazgo de las células con el consumo de alimentos grasos y azucarados, lo que puede aumentar el antojo de comida calórica.

Al relacionarlo con los humanos se puede encontrar el circuito hiperactivo de las personas que sientan ansia por comer cuando no tienen hambre.

Pero, como lo advirtieron al principio aún se necesitan más pruebas para confirmar que la búsqueda por alimentos grasos tenga la misma relación en los humanos y encaminar a personas con TCA a antojos con menos calorías.

Continúe leyendo: Esto dictan las Guías Alimentarias para la población mexicana


Lola Bahena

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, con más de 10 años de experiencia en periodismo digital. Cuenta con amplio conocimiento en redes sociales, copywriter, SEO, ventas y relaciones públicas en materia de salud, alimentos y turismo.

Relacionadas

Nutrición y salud

Las proteínas alternativas impulsan la innovación agrícola: GFI

Los alimentos básicos sirven como ingredientes para desarrollar productos proteicos alternativos

Nutrición y salud

Pasos hacia una alimentación saludable y sostenible

El impacto climático de los alimentos se mide en términos de intensidad de las emisiones  

Las más leídas

Ingredientes y aditivos alimentarios

Immunocal, el aislado proteico del suero de leche que revoluciona la industria alimentaria

El poder del suero de leche concentrado en un aislado proteico único

Tendencias de consumo

Innova Market Insights revela las tendencias para 2024 en alimentos y bebidas

Las tendencias 2024 de Innova Market Insights se trazan gracias a la demanda de los consumidores

cannabinoide

Ingredientes y aditivos alimentarios

5 datos sobre las gomitas de CBD que debes conocer

El  CBD ha aumentado su popularidad, pero no se debe consumir como golosina y estar informado

Tendencias de consumo

7 tendencias de alimentos que se verán en 2024

Alimentación consciente con alternativas o análogos es una constante de las tendencias del 2024

Lo último

seguridad-alimentaria

Industria alimentaria hoy

Estrategias integrales para la gestión de la cadena de suministro alimentaria

La gestión de la cadena de suministro alimentaria es esencial para el éxito en la industria

Industria alimentaria hoy

17 de abril: Día internacional del vino Malbec

El Malbec es apreciado por su color profundo, aromas intensos, sabor frutado y especiado  

Industria alimentaria hoy

Conoce la iniciativa de donación de arroz por parte de Nespresso

Esta iniciativa permitió donar más de mil 500 toneladas de arroz a FESBAL