Carne vegetal reduce factores de riesgo cardiovascular

 |   noviembre 30, 2020
Carne-vegetal


Un estudio de la Universidad de Standford, financiado por Beyond Meat, destaca que el consumo de carne vegetal reduce riesgos en la salud cardiovascular. Dicho estudio utilizó productos de la compañía para comparar los efectos sobre la salud de la carne tradicional con las alternativas a base de plantas.

Un grupo de investigadores, encabezados por el doctor Christopher Gardner, profesor de medicina del Centro de Investigación de Prevención de Stanford, midieron los niveles de una molécula, el óxido de trimetilamina N (o TMAO) en el cuerpo.

Esta molécula está vinculada con el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Y encontraron que los niveles de TMAO eran más bajos cuando los participantes del estudio comían carne vegetal.

Como casi toda la carne vegetal tiene un alto contenido de grasas saturadas y están clasificadas como alimentos altamente procesados, Gardner, quien es vegetariano, quería estudiar cómo afectan al cuerpo en comparación con la carne roja.

El equipo de investigadores realizó un estudio que reclutó a 36 participantes durante 16 semanas de experimentación dietética. La investigación se diseñó como un estudio cruzado, lo que significa que los participantes actuaron como sus propios controladores.

Los niveles de TMAO fueron el principal dato que el equipo quería rastrear.  El TMAO se denomina como un factor de riesgo emergente, porque parece existir una conexión entre los niveles más altos de TMAO y un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, dicha conexión aún no se ha demostrado definitivamente. Dos precursores del TMAO, la carnitina y la colina, se encuentran en las carnes rojas, por lo que es posible que los individuos que habitualmente comen carne de vacuno, cerdo o cordero para la cena simplemente tengan niveles más altos de TMAO.

Alternativas a base de plantas

Los investigadores observaron que los participantes que comieron la dieta de carnes rojas durante la primera fase de ocho semanas tuvieron un aumento de TMAO, mientras que los que comieron la dieta basada en plantas no lo hicieron.

Sin embargo, algo peculiar sucedió cuando los grupos cambiaron de dieta. Los que pasaron de la carne a la planta tuvieron una disminución en los niveles de TMAO, lo cual era de esperar. Los que cambiaron de planta a carne, no vieron un aumento en el TMAO.

El equipo había formulado la hipótesis de que no importaba el orden de las dietas, pero resulta que hay especies bacterianas responsables del paso inicial de crear TMAO en el intestino. Se cree que estas especies florecen en personas cuyas dietas son de carne roja, pero tal vez no en aquellos que evitan la carne.

De esta manera, los participantes que tuvieron la dieta basada en plantas primero, durante la cual no comieron carne, básicamente se hicieron vegetarianos y, al hacerlo, puede que inadvertidamente hayan disminuido su capacidad de generar TMAO. Aún está por verse si este tipo de enfoque podría usarse como estrategia para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Beneficios para la salud por el consumo de carne vegetal

Los beneficios de las alternativas de origen vegetal se extienden al peso y a los niveles de colesterol ‘malo’. Sin importar qué dieta fue la primera, los niveles de colesterol LDL de los participantes disminuyeron en un promedio de 10 miligramos por decilitro.

Lo que es estadística y clínicamente significativo. Además, los participantes perdieron 0.5 kilogramo en promedio durante la dieta vegetal.

Al respecto, el investigador Anthony Crimarco, señala: “La modesta pérdida de peso observada cuando los participantes sustituyeron las carnes vegetales por carnes rojas es un hallazgo inesperado, ya que no se trataba de un estudio de pérdida de peso.

Esto indica la importancia de la calidad de la dieta. No todos los alimentos altamente procesados se elaboran de la misma manera”.

Finalmente, Gardner espera seguir estudiando la relación entre la salud y las alternativas a la carne de origen vegetal, en particular en lo que respecta a los cambios en el microbioma. También está interesado en ampliar su investigación sobre los patrones de dieta en general.

Te puede interesar: Carne vegana, una experiencia visual y sensorial



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar