Codex Alimentarius, los cimientos de la norma

 |   octubre 1, 2020
codex-alimentario


El Codex Alimentarius es una colección de normas alimentarias y textos conexos presentados de manera uniforme adoptadas internacionalmente. Estas normas alimentarias y textos conexos tienen por objeto proteger la salud de los consumidores y garantizar prácticas justas en el comercio de alimentos.

Desde su fundación en 1963, el sistema del Codex ha evolucionado de manera abierta, transparente e inclusiva para hacer frente a los desafíos emergentes. El comercio internacional de alimentos es una industria de dos mil millones de dólares al año, con miles de millones de toneladas de alimentos producidos, comercializados y transportados.

La publicación del Codex Alimentarius tiene por objeto orientar y promover la elaboración y el establecimiento de definiciones y requisitos para que los alimentos ayuden a su armonización y a ello a facilitar el comercio internacional.

Las preocupaciones públicas sobre las cuestiones relativas a la inocuidad de los alimentos a menudo sitúan al Codex en el centro de los debates mundiales. Los medicamentos veterinarios, los plaguicidas, los aditivos alimentarios y los contaminantes son algunas de las cuestiones debatidas en las reuniones del Codex.

Codex Alimentarius y su alcance

El Codex Alimentarius se convierte en la referencia internacional para los complementos alimentarios. Esta serie de normas que tiene como objetivo garantizar la correcta alimentación permite la creación de estándares globales de los alimentos, incluidos los complementos alimenticios.

El Codex impacta los suplementos y es importante para cualquier persona involucrada en la regulación en esta área ya que las claves de este han sido establecidas por un comité, explica la Alianza Internacional de Asociaciones de Suplementos Alimenticios y Dietarios (IADSA).

Las normas del Codex se basan en una ciencia sólida proporcionada por organismos internacionales independientes de evaluación del riesgo y consultas ad hoc organizadas por la FAO y la OMS.

Directrices de la FAO

En varias partes del mundo, los complementos alimentarios aparecen designados con diferentes términos. Por ejemplo, en la Unión Europea y gran parte de América Latina se conocen como “complementos alimentarios”, en Estados Unidos se denominan “complementos dietéticos” y en el Sudeste Asiático (ASEAN) y en la India reciben el nombre de “suplementos nutricionales”.

La mayoría de las definiciones en uso en todo el mundo contienen elementos que comprenden los siguientes aspectos:

  • La naturaleza del producto (tipo y forma)
  • Que se trata de fuentes concentradas de sustancias definidas
  • Que pueden contener una variedad de componentes de alimentos
  • Que su ingesta es en forma de dosis
  • Que su uso previsto es proporcionar un beneficio fisiológico o para la salud


Autor

Mara Echeverria

Periodista con 14 años de experiencia como reportera en agencias informativas, medios impresos y digitales. Escribo historias sobre negocios y economía.


Relacionado

Te podría interesar