Codex Alimentarius en la regulación de los complementos alimenticios

 |   julio 9, 2020
codex-alimentarius


El Codex Alimentarius se convierte en la referencia internacional para los complementos alimentarios. Esta serie de normas que tiene como objetivo garantizar la correcta alimentación permite la creación de estándares globales de los alimentos, incluidos los complementos alimenticios.
El Codex impacta los suplementos y es importante para cualquier persona involucrada en la regulación en esta área ya que las claves del mismo han sido establecidas por un comité, explica la Alianza Internacional de Asociaciones de Suplementos Alimenticios y Dietarios (IADSA).
“El Codex Alimentarius es muy importante para los consumidores, los encargados de políticas y las empresas y es crucial cuando se trata de formular enfoques para la regulación de los complementos alimenticios “, declara Simon Pettman, director ejecutivo de IADSA, en un comunicado.
IADSA desarrolló una guía para proporcionar conocimiento esencial a sus miembros con el objetivo de ayudarles a maximizar su efectividad en el proceso del Codex, en la cual declara que lo primero es definir qué es un complemento alimenticio.
En varias partes del mundo, los complementos alimentarios aparecen designados con diferentes términos. Por ejemplo, en la Unión Europea y gran parte de América Latina se conocen como “complementos alimentarios”, en Estados Unidos se denominan “complementos dietéticos” y en el Sudeste Asiático (ASEAN) y en la India reciben el nombre de “suplementos nutricionales”.
La mayoría de las definiciones en uso en todo el mundo contienen elementos que comprenden los siguientes aspectos:
•  La naturaleza del producto (tipo y forma)
•  Que se trata de fuentes concentradas de sustancias definidas
•  Que pueden contener una variedad de componentes de alimentos
•  Que su ingesta es en forma de dosis
•  Que su uso previsto es proporcionar un beneficio fisiológico o para la salud

Directrices de la FAO

El Codex Alimentariuos es gestionado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
Las directrices de la FAO para los complementos alimenticios se basan en que la mayoría de las personas que tienen acceso a una alimentación equilibrada y variada, suelen obtener de su alimentación normal todos los nutrientes que necesitan.

CODEX Alimentarius from The Bubblegate Company Ltd on Vimeo.

En los casos en que la ingestión de nutrientes con los alimentos sea insuficiente o los consumidores consideren que su alimentación requiere complementos se recurrirá a los complementos alimentarios para completar la alimentación diaria.
“Un eje central en las Directrices fue el acuerdo de una definición clara. Aunque la definición solo podía referirse a las vitaminas y los minerales por la decisión de limitar el ámbito de aplicación, se pensó entonces que, si se ampliaba más adelante el ámbito de aplicación, también sería posible ampliar la definición”, explica IADSA.
Por ello, hay que considerar que el nivel mínimo de cada vitamina y mineral contenido en un complemento vitamínico y mineral por porción diaria de consumo como sugiere el fabricante debería ser el 15% de la ingesta diaria recomendada.
Es por ello que el Codex considera diversas directrices en los siguientes ámbitos, los cuales deben considerar los formuladores ya que es la información que deben proporcionar sobre los complementos:
•  Declaraciones nutricionales saludables.
•  Aditivos alimentarios.
•  Contaminantes de los alimentos.
•  Complementos alimentarios.


Autor

Mara Echeverria

Periodista con 14 años de experiencia como reportera en agencias informativas, medios impresos y digitales. Escribo historias sobre negocios y economía.


Relacionado

Te podría interesar