Realidad virtual: clave en el desarrollo de productos

 |   septiembre 23, 2020
realidad-virtual-en-desarrollo-de-productos


La realidad virtual consiste en la creación de un mundo virtual generado mediante tecnología informática, al que se puede acceder gracias a diferentes tipos de dispositivos (por ejemplo, gafas de realidad virtual) y otros accesorios, y que crea en el usuario la sensación de estar inmerso en ese entorno.

A medida que estas herramientas digitales abren un mundo de posibilidades para transformar el mundo real y cómo las personas interactúan con él, la industria alimentaria se esfuerza por comprender cómo capitalizar la realidad virtual para obtener ganancias competitivas que apoyen la innovación y el desarrollo de nuevos productos.

La realidad virtual es un área de estudio poco explorada en el campo de la Ciencia Sensorial, no existen soluciones tecnológicas desarrolladas en el mercado para integrar la tecnología y los dispositivos de realidad virtual en el proceso de los estudios sensoriales, en el que los consumidores prueban y valoran los productos a la vez.

En ese sentido, los entornos inmersivos conservan la idea de los entornos propios de un laboratorio sensorial para testar los nuevos productos alimentarios, pero posibilitan la manipulación de las variables contextuales y la observación de los posibles efectos que puedan tener en el comportamiento del consumidor.

En la búsqueda de un compromiso entre un adecuado control y el mundo real, la realidad virtual puede constituir una alternativa para salvar la brecha que existe entre el laboratorio y la realidad del consumidor.

Realidad virtual para aumentar el realismo en pruebas de producto con consumidores

AINIA trabaja el proyecto Feder Context, que tiene como objetivo desarrollar un modelo metodológico más cercano a la realidad del consumidor y de aplicación específica en los test sensoriales con consumidores en el desarrollo de productos.

Se trata de buscar una solución tecnológica para proporcionar un realismo contextual más rico a los enfoques estándar de los test en laboratorio integrando la realidad virtual en la experimentación. Se trabaja en las siguientes áreas:

  1. Recreación de situaciones de consumo de productos en laboratorios de análisis sensorial. Para ello realizan una exhaustiva recopilación y análisis de información científico-técnica sobre las distintas metodologías y enfoques, así como las tecnológicas basadas en la aplicación de la realidad virtual, entornos inmersivos e interactivos y desarrollo de software, que provoquen mayor o menor “presencia” del consumidor en el entorno.
  2. Identificación y adaptación de tecnología inmersiva. Se identifican y evalúan las variables que requieren ser adaptadas como el consumo y evaluación de productos alimentarios, y la adquisición de los datos, en un contexto simulado dinámico en laboratorio, siendo crítico el mantenimiento del consumidor en el entorno virtual todo el tiempo de la experimentación.
  3. Realización de ensayos piloto con tecnologías inmersivas. Elaboración de un plan de pruebas piloto que incluye el diseño, la realización y el análisis de pruebas, introduciendo los dispositivos de realidad virtual, con distintos productos alimentarios y utilizando diferentes contextos, tomando como referencia el entorno neutro.
  4. Elaboración de un estudio de impacto en la percepción y entorno del consumidor. Para ello se analizan los resultados obtenidos en los estudios piloto comparando los resultados y la información obtenida en el entorno neutro de referencia y el entorno virtual.

 



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar