X

¡Hola! Bienvenidos a nuestro sitio web THE FOOD TECH


Lo invitamos a que actualice su versión de Internet Explorer, ya que este sitio no es compatible con la versión 11 o anteriores.


Como alternativa le sugerimos utilizar cualquiera de las siguientes opciones para navegar el sitio:

Comportamiento de los consumidores y tendencias alimentarias durante la pandemia

 |   febrero 19, 2021
tendencias-de-consumo
Tendencias de consumo
tendencias-alimentarias


El año 2020 inicio una crisis sin precedentes que en términos de consumo y de las tendencias alimentarias, tanto el consumo por sí mismo al igual que el consumidor, están cambiando como nunca antes se había visto.

Durante la primera reunión de la Comisión de Mercadotecnia de la Cámara Nacional de la Industria de Conservas Alimenticias (CANAINCA), Yanira Reyes, Analytics Market Líder de Nielsen México, destacó que esa evolución refleja un consumo en México que se reconfigura completamente en cuatro aspectos:

  • Canasto
  • Hogareño
  • Racional
  • Asequible

En su ponencia “Reajustes ante la crisis”, Reyes acotó que se habla de dos tipos de consumidores mexicanos:

  • Solvente: Que aproximadamente corresponde al 43% de los hogares.
  • Restringido: 57% de los hogares que no está necesariamente conectado con los niveles socioeconómicos.

“Esa dualidad se ha polarizado aún más debido a las condiciones y restricciones que dejó el 2020. En las categorías de consumo masivo de todos los canales: tradicional, autoservicio, conveniencia, etcétera, las necesidades emergentes han limitado las opciones del canasto básico”, señala Reyes.

¿Cómo ha impactado el Covid-19 en las categorías de consumo?

“Son tres las líneas que marcaron los horizontes de tiempo en México en cuanto a la preparación a la cuarentena (marzo 2020), el confinamiento (abril a junio) y la transición hacia la nueva normalidad (septiembre a noviembre)”, aclara la especialista de Nielsen México.

“El 2020 dejó en términos de volumen, un consumo bastante deteriorado, pues el total cayó en un 2%, además se observaron categorías que sufrieron como las bebidas no alcohólicas y snacks (relacionadas directamente con la movilidad)”, explica.

De acuerdo con Reyes, la razón evidentemente fue la falta de movilidad y la necesidad del consumidor de priorizar lo básico (limpieza y cocina):

  • Detergente, cloros, lavatrastes, limpiadores.
  • Aceites comestibles, atún enlatado, avenas, chiles en conserva, condimentos líquidos, consomé, azúcar, frijoles, harinas, pan de caja, puré de tomate, sal, tortillas, tostadas y totopos.

Frente a varias categorías no indispensables dentro del canasto como higiene y belleza que pasaron a un segundo o tercer término y que seguramente seguirán despriorizados por los consumidores:

  • Papel higiénico, dentífricos, jabón de tocador, cepillos dentales.
  • Shampoo, acondicionador, enjuague, desodorante, crema corporal, hojas para afeitar.

“Hoy el consumo se está moviendo por las necesidades y tendencias alimentarias que cambiaron a partir del 2020. La salud es la mayor preocupación de los mexicanos por encima de la estabilidad laboral”, apunta Reyes.

Las ocasiones y hábitos de consumo, indica Reyes, se han reinterpretado y llevado a casa donde destacan diferentes tipos de producto:

  • Ingredientes de cocina: Cuyo crecimiento alcanzó un 7%, destacan aquí los aderezos.
  • Licores: Con un crecimiento de 18%, donde destacan el aguardiente y mezcal.
  • Comida care-free: Como los tacos congelados, cuya demanda aumentó 20%.
  • Desayuno casero: Donde destacan las harinas preparadas. La demanda fue de 24%.
  • Mundo cafetero: Como los cremadores para café y leche que aumentaron 20% su consumo.

tendencias-alimentarias-y-ocasiones-de-consumo

Comportamiento de los canales de consumo

“Todo el consumo que se hacía en restaurantes, trabajo, escuela, etcétera, se ha llevado al hogar donde sobresalen los formatos grandes. Las cadenas de autoservicio han sido las más beneficiadas, un canal completamente prioritario para los consumidores”, advierte Yanira Reyes.

“En lo arduo del confinamiento, este canal creció a ritmos del 11%. El canal de proximidad (que antes de la pandemia tenía un mejor ritmo de crecimiento), sigue siendo un canal que está sufriendo, desde el confinamiento hasta la nueva normalidad”, añade.

Reyes señala que otro canal afectado ha sido el tradicional (cayó 6.6%) debido a la pérdida de actividad. La buena noticia es que este canal representa cerca del 50% de todo lo que se mueve en México”.

Por su parte, el canal digital ha sido el ganador en toda esta historia, incrementando de manera muy fuerte la penetración, doblando el canal de consumo masivo.

Finalmente, surge un concepto. Esta nueva normalidad se sustentará en el llamado modelo híbrido:

  • Antes se buscaba conveniencia entre el trabajo, ir al supermercado, llegar al hogar.
  • Con la crisis se prioriza cercanía, pero también seguridad fuera y dentro de casa.
  • Hoy se plantea una vida mixta, es decir, combinar herramientas y recursos de la modalidad presencial y a distancia.

Te puede interesar: Las tendencias de consumo durante la pandemia

8 tendencias alimentarias y de gran consumo en México

¿Cuál es la expectativa para el 2021? o ¿el pronóstico de cómo se comportarán cada uno de los canastos? Reyes indica que se basa en el comportamiento de los niveles socioeconómicos y se resume a continuación:

  1. Comida práctica, lácteos, pan y repostería seguirán creciendo de manera significativa por arriba del canasto.
  2. Prácticamente todas las categorías de alimentos crecerán, pero destacarán segmentos como botanas, snacks y lácteos.
  3. La parte de insumos para cocinar con una historia favorable, también seguirá mostrando crecimientos importantes.
  4. El año pasado, 80% de los mexicanos cambio hábitos para ahorrar y es que el ahorro es una de las grandes tendencias en términos de consumo para este 2021. Estos cambios de hábitos se dirigieron hacia la comida para llevar en un 49%.
  5. Desde el 2020 se vio un repunte significativo de marcas premium o marcas propias y esto va a seguir sucediendo. Las marcas propias en México están creciendo 14%.
  6. Las marcas se van a enfrentar a consumidores más inteligentes, quienes hacen elecciones más conscientes, buscan promociones y ofertas.
  7. Hay un porcentaje de la población que vivía y concentraba gran parte de su consumo en ciudades metropolitanas, pero hoy el traslado a ciudades más pequeñas representa un cambio de consumo interesante.
  8. Hoy existen distintas realidades, no se puede hablar de un sólo México. Por ello, las marcas deben ser cada vez más asertivos en términos de dirigir esfuerzos de marketing y ventas para las nuevas tendencias alimentarias y los dos tipos de consumidores que, por supuesto, viven realidades complejas y distintas.

tendencias-alimentarias-y-reajustes-de-consumo




Relacionado

Te podría interesar