Sistemas alimentarios: cruciales para evitar aumento de precios en alimentos

Advierten la importancia de una reforma a los sistemas alimentarios para evitar una crisis mundial de precios de los alimentos.

 |   junio 6, 2022
sistemas alimentarios


Según el Panel Internacional de Expertos en Sistemas Alimentarios Sostenibles (IPES), los sistemas alimentarios necesitan una reforma urgente si se quiere salvar a millones de personas de la inseguridad alimentaria crítica. El organismo pide medidas urgentes para brindar asistencia financiera y alivio de la deuda a los países vulnerables. Y así tomar medidas enérgicas contra la especulación excesiva con los productos básicos.

Además, IPES insta a los actores de la industria alimentaria a que:

  • Construyan reservas regionales de granos
  • Diversifiquen la producción de alimentos y reestructuren los flujos comerciales
  • Reduzcan los biocombustibles y la dependencia de fertilizantes y energía fósil en la producción de alimentos
ARTÍCULO DESTACADO:
AET: Tecnología de emulsiones que le da estabilidad a los colores de las bebidas
Leer artículo

Las advertencias del IPES surgen a la luz de una tercera crisis de precios de los alimentos en 15 años iniciada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Los expertos dicen que las “rigideces, debilidades y fallas subyacentes en los sistemas alimentarios mundiales” están avivando las llamas del hambre mundial.

Sin embargo, el índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) más reciente muestra que los precios mundiales de las materias primas alimentarias disminuyeron en abril. Después de un gran salto el mes anterior, liderado por modestas caídas en los precios de los aceites vegetales y los cereales.

Te puede interesar: La agricultura de conservación podría generar menos impacto en el medio ambiente

sistemas-alimentarios

La FAO estima que la producción mundial de trigo crecerá en 2022, a 782 millones de toneladas métricas.

Sistemas alimentarios que necesitan ser restaurados

El informe IPES-Food estaba destinado a coincidir con el índice de precios de los alimentos de la FAO. Quien todavía predice que la producción mundial de trigo crecerá en 2022, a 782 millones de toneladas métricas.

El pronóstico incorpora una disminución esperada del 20% en el área cosechada en Ucrania, así como la disminución de la producción provocada por la sequía en Marruecos. El índice de precios de los aceites vegetales del organismo disminuyó un 5.7 % en abril, eliminando casi un tercio del aumento registrado en marzo.

Ya que el racionamiento de la demanda hizo bajar los precios de los aceites de palma, girasol y soya.  Las incertidumbres sobre la disponibilidad de exportaciones de Indonesia, el principal exportador de aceite de palma del mundo, contuvieron nuevas caídas en los precios internacionales.

La pequeña disminución en el índice es un alivio bienvenido, particularmente para los países de bajos ingresos y con déficit de alimentos, aun así los precios de los alimentos se mantienen cerca de sus máximos recientes. Lo que refleja la persistente estrechez del mercado y representa un desafío para la seguridad alimentaria mundial para los más vulnerables.

Te puede interesar:  La FSA presentó plan alimentario a cinco años enfocado en la salud y sostenibilidad

sistemas-alimentarios2

Se han promovido los cultivos comerciales por encima de la provisión de alimentos más diversos, y algunos países dependen por completo de las importaciones de alimentos básicos.

Factores no resueltos de la inseguridad alimentaria

IPES-Food ha evaluado la creciente inseguridad alimentaria diez semanas después del estallido de la guerra en Ucrania.  Uno de los principales impulsores de la inseguridad alimentaria es la dependencia de las importaciones de alimentos concentrada en el trigo, el arroz y el maíz. Lo que provocó una disminución de la diversidad dietética mundial.

Se han promovido los cultivos comerciales por encima de la provisión de alimentos más diversos, y algunos países dependen por completo de las importaciones de alimentos básicos mientras están endeudados masivamente.

Los sistemas de producción arraigados son otros factores preocupantes. La especialización geográfica excesiva, las preferencias comerciales y gubernamentales por los cultivos básicos y los biocombustibles, y la dependencia de los fertilizantes sintéticos frenan la capacidad de los agricultores para diversificar la producción de alimentos y cambiar las prácticas de producción de alimentos.

Te puede interesar: La agroecología contribuye a la transformación de los sistemas alimentarios

Lo último en Seguridad alimentaria y Normatividad



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar