La obesidad como enfermedad que frena la salud en el mundo

La obesidad es una enfermedad mundial por lo que la OMS instauró el 12 de noviembre para concientizar a la población sobre este problema.

 |   noviembre 12, 2021
obesidad


Con la pandemia por el Covid-19, la importancia del cuidado de la salud se ha vuelto una prioridad, en tanto las personas que padecen obesidad se encuentran dentro de los grupos vulnerables ante esta enfermedad y es que, de acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS), la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2.8 millones de personas a causa de este padecimiento.

Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad también es una enfermedad prevalente en los países de ingresos bajos y medianos. El organismo internacional considera que los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado tienen una función crucial en la prevención de la obesidad.

Para informar y propiciar que la población en el mundo haga conciencia sobre la obesidad, la OMS instauró el 12 de noviembre como el Día Mundial de la Obesidad. Este día también se conmemora para informar y sensibilizar a la población sobre la necesidad de la adopción de medidas para prevenir y tratar el sobrepeso y la obesidad mediante una alimentación saludable.

Obesidad, pandemia impulsada por Covid-19

La obesidad, después de la edad, es el principal factor de mal pronóstico durante la infección por la Covid-19. El confinamiento al que la población ha sido expuesta durante varias semanas puede ser una causa de aumento ponderal.

España realizó una encuesta online entre abril y mayo de 2020 en la que estuvieron involucradas 1,859 personas. La población estuvo compuesta por un 77.3% de mujeres, con una mediana de edad de 52 [41-60] años. La mitad de la población refirió sufrir exceso de peso antes del confinamiento (50.0%). Durante el confinamiento, el 49.8% de los sujetos ganaron peso, de los cuales el 86.6% entre 1 y 3 kg.

La principal causa (66.5%) a la que se atribuye este aumento de peso fue la combinación de mayor ingesta con menor practica de actividad física. El 40.3% de los encuestados que ganaron peso no tomaron ninguna medida para gestionar esta situación. Con estos datos, se pudo llegar a la conclusión de que un porcentaje de la población española auto-refiere un aumento peso de entre 1 y 3 kg durante el confinamiento.

¿Qué se puede hacer para prevenirla?

  • Elegir alimentos variados, de todos los grupos (lácteos descremados, carnes con bajo contenido graso, huevos, vegetales y frutas, cereales, legumbres, aceites vegetales, agua).
  • Restringir o evitar el consumo de grasas presentes en alimentos como lácteos enteros, carnes con grasa, fiambres y embutidos, quesos duros, aderezo o snacks).
  • Evitar el consumo de alimentos con alto contenido de azúcares refinados (dulces, azúcar de mesa, gaseosas, golosinas, entre otros productos).
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Consumir suficiente agua segura y potable.
  • Evitar ayunos prolongados, realizar al menos cuatro comidas principales (desayuno, almuerzo, merienda y cena).
  • Mantener un estilo de vida activo, realizando actividad física acorde a condiciones de salud y recomendación médica.

Te puede interesar: Obesidad, una enfermedad de peso



Autor

Redacción THE FOOD TECH

Equipo editorial de THE FOOD TECH conformado por periodistas especializados en la industria alimentaria, tecnología, procesos, empaques e ingredientes alimenticios.


Relacionado

Te podría interesar