Estas son las mejores etiquetas para segmento de mariscos alternativos

Un estudio elaborado por Rutgers reveló que la etiqueta “basado en células” es una de las más apropiadas para los mariscos alternativos.

 |   septiembre 16, 2021
mariscos


Las compañías de alimentos, reguladores, comercializadores, periodistas y otros deberían usar los términos “basado en células” o “cultivo celular” al etiquetar y hablar sobre productos del mar hechos de las células de pescado o mariscos de acuerdo con un estudio realizado por Rutgers en el Journal of Food Science.

Con más de 70 empresas de todo el mundo que desarrollan productos de proteínas cultivadas con células y más de 360 millones de dólares invertidos en su desarrollo solo en 2020, la adopción de un nombre común es crucial a medida que los productos se acercan a la comercialización.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos requieren que los productos alimenticios tengan un “nombre común o habitual” en sus etiquetas, para que los consumidores puedan tomar decisiones informadas.

Mariscos alternativos, un nuevo concepto en alimentos

El estudio de Rutgers fue dirigido por William Hallman, profesor que preside el Departamento de Ecología Humana de la Escuela de Ciencias Ambientales y Biológicas de la Universidad de Rutgers, Estados Unidos. Éste abarcó una muestra representativa de 1200 consumidores evaluados en paquetes de salmón del Atlántico diseñados para imitar los que se encuentran en las tiendas de comestibles, etiquetados con “mariscos a base de células” o “mariscos cultivados en células”.

Los nombres se evaluaron utilizando cinco criterios para probar su capacidad para cumplir con las regulaciones de etiquetado de la FDA y las necesidades de los productores para vender sus productos.

Estos criterios incluían la capacidad de cada término para ayudar a los consumidores a distinguir los mariscos cultivados en células de los peces silvestres y de cultivo. Para señalar su potencial como alérgeno; ser visto como un término apropiado para el producto; no menospreciar los productos cultivados celulares o convencionales; y no evocar pensamientos, imágenes o emociones de que los productos no son seguros, saludables y nutritivos.

Las implicaciones ambientales

Con el impacto ambiental de los artes de pesca saliendo a la luz desde el documental de Netflix Seaspiracy, las alternativas a los productos capturados en el mar han dominado en el interés público. En abril pasado, BlueNalu se asoció con dos partes interesadas clave de los productos del mar en Asia, Thai Union y Mitsubishi Corporation, para acelerar una estrategia de desarrollo de mercado para los productos del mar cultivados en Asia.

La carne de pescado a base de células se produce utilizando las mismas células musculares, células grasas y células del tejido conectivo de especies de peces reales y se espera que se vea, pruebe y tenga las mismas cualidades nutricionales y beneficios para la salud que los mariscos convencionales.

Estos nuevos productos se producirán en ambientes estériles, por lo que no contendrán mercurio, pesticidas, microplásticos, antibióticos y otros contaminantes. Además, las empresas solo producirán las partes del pescado que comen los consumidores, lo que resultará en menos desperdicio de alimentos, al tiempo que proporcionará disponibilidad durante todo el año, calidad constante y prácticas de producción sostenibles.

Te puede interesar: Desarrollan alternativas de pescado a base de plantas



Autor

Redacción THE FOOD TECH

Equipo editorial de THE FOOD TECH conformado por periodistas especializados en la industria alimentaria, tecnología, procesos, empaques e ingredientes alimenticios.


Relacionado

Te podría interesar