Demandan flexibilidad y diseño adecuado para el etiquetado Nutriscore

 |   febrero 25, 2021
normatividad-y-certificaciones
Normatividad y certificaciones
Etiquetado-Nutriscore


Es imprescindible un sistema de etiquetado nutricional frontal basado en estudios científicos de referencia. Por eso,  para que el etiquetado Nutriscore sea efectivo debe ser fácilmente comprensible, neutral y adaptado a los hábitos de consumo de cada país.

Para José María Ferrer Villar, jefe del departamento de Derecho alimentario de AINIA,  un sistema de información nutricional para los alimentos quiere ser lógico y consistente. “No puede vivir en la excepción permanente”.

Dijo que la excepcionalidad constante  indica que la configuración del sistema no es la más adecuada para respectar el “a,b,c” que propone el Reglamento 1169/2011, en su artículo 36. El cual indica que:

  • No induzca a error al consumidor
  • Basarse en datos científicos
  • No sea ambigua ni confusa

¿Cómo va la implementación del etiquetado Nutriscore en España?

El jefe del departamento de Derecho alimentario de AINIA destacó cuatro puntos importantes en el proceso de implementación del etiquetado nutricional Nutriscore, aquí los detallamos:

  1. Aspectos positivos y negativos del sistema Nutriscore

La principal dificultad en este tipo de sistemas pasa por conjugar sencillez con objetividad y claridad. Es necesario hallar el punto justo para que la información nutricional que esté a disposición del consumidor le permita tomar una decisión de compra bien informada y llevar una dieta más saludable.

Hay aspectos positivos que permitirán al consumidor tomar sus decisiones en la compra de alimentos mejor informado y, por tanto, lograr una dieta más equilibrada y saludable. Estos elementos positivos se verán con Nutriscore, siempre y cuando el sistema se amolde a las distintas categorías de alimentos que se consumen en España.

  1. Información clara y máxima seguridad jurídica

Es fundamental contar con un sistema que ofrezca la máxima seguridad jurídica a los operadores, y la información más clara y comprensible para el consumidor. Para alcanzar estos objetivos, lo más adecuado es diseñar un sistema adecuado con la suficiente flexibilidad para ofrecer la información nutricional necesaria para el consumidor medio de la UE.

En ese sentido, antes de ponera en marcha el etiquetado Nutriscore en España, los sistemas de cálculo deben adaptarse a la dieta mediterránea.

El etiquetado Nutri-Score se basa en un sistema de clasificación de los alimentos en base a cinco letras y cinco colores.

  1. Útil si el consumidor entiende y acepta la etiqueta

El planteamiento del sistema puede ser útil para que el consumidor tome decisiones alimentarias más saludables. Es algo que la Comisión Europea ha constatado en los trabajos para la elaboración del informe que publicó en 2020, en el que la mayoría de los consumidores consideraban que el etiquetado en la parte frontal de los envases es útil.

Es muy importante la adaptación a los alimentos que se consumen en cada país y, por otra parte, para que resulte eficaz, una etiqueta en la parte frontal debe atraer la atención de los consumidores. Y posteriormente deben aceptarla y entenderla, antes de que pueda influir en sus elecciones alimentarias.

  1. Armonización y obligación

La Comisión Europea apuesta por armonizar este tipo de información y darle un carácter obligatorio, dada esta prioridad política, parece apropiado introducir un etiquetado nutricional de la parte frontal de los envases armonizado y obligatorio en la Unión Europea.

Te puede interesar: Etiquetado de alimentos: clave en la decisión de compra




Relacionado

Te podría interesar