Marcas poderosas, la tendencia hacia 2030

El camino hacia el 2030 lleva una nueva forma de convivencia y comportamientos sociales que hará que las marcas se replanteen el modo de interactuar con sus consumidores.

 |   agosto 19, 2021
marcas poderosas


A lo largo de la década de 2010, los consumidores han ido adquiriendo cada vez  más poder, con más opciones y con la posibilidad de dictar los términos de su  relación con las marcas. En la década de 2020, la atención se centrará en cómo las marcas pueden prestar un servicio más eficaz en todos los aspectos de su  estilo de vida. Al mismo tiempo, la data permitirá a las marcas ser más selectivas en cuanto a los consumidores con los que quieren relacionarse.

Según el estudio The never before. Consumer Vision 2030: the age of inclusive intelligence, las marcas más grandes serán las más audaces. En ese sentido presenta tres tendencias a tomar en cuenta.

Te puede interesar: Marketing digital y las herramientas para ser exitoso en la red

Tres tendencias de marcas para 2030

1. El aumento de las titan brands

Se estima que para 2030 los consumidores elijan marcas que sean sus principales socios, convirtiéndose en una parte integral de su actividad  comercial y de su estilo de vida. Por ello, competir con estas marcas titan también  será  más  difícil  por  su  acceso  a  enormes cantidades  de  datos  de  clientes. Esto  provocará que otras marcas tengan que formar asociaciones y alianzas eficaces.

Además, es  probable  que  los  organismos  encargados de regular el medio busquen frenar el dominio  del  mercado  de  las  marcas  titán  aprobando leyes más preventivas. Pero en última instancia tendrán que esforzarse por seguir  el  ritmo  de  su  rápido  crecimiento  e  innovación.

marcas para el 2030

2. Todas las marcas son saludables

En 2030, garantizar la salud y el bienestar a largo plazo será un objetivo cada vez más importante en la toma de decisiones  de  compra  de  muchos  consumidores. La nueva  gama  de  alcosintéticos  (bebidas no alcohólicas que imitan no sólo el sabor, sino también los efectos del consumo  de  alcohol),  ayudarán  a  reorientar las dietas en torno a la mejora de la salud.

Mientras que el creciente uso de herramientas  de  prevención  ayudará  a  los consumidores a conocer los futuros riesgos  para  la  salud  y  a  anticiparse  a  las futuras necesidades de tratamiento.Para 2030,  todas  las  marcas  se  habrán convertido en “marcas de salud” ayudando a los consumidores a mejorar su bienestar a través de los productos y servicios  que  ofrecen.

3. Ciudadanos cinco estrellas

2030  tendrá como  práctica  habitual  que tanto las marcas como los gobiernos califiquen a sus consumidores y ciudadanos con una serie de criterios para determinar si  pueden  recurrir  a  servicios  privados  o  incluso  públicos.  Actualmente,  un  tercio  de  los  consumidores  de  todo  el  mundo cree que en el futuro aceptarían que  los  gobiernos  utilizaran  sus  datos  personales para evaluar su fiabilidad.

En  el  caso  de  las  marcas,  los  ejemplos  serían  que  las empresas del sector del lujo solo vendieran  a  consumidores  con  una  alta  puntuación de los influencers. Este cambio también abrirá la posibilidad de un futuro donde  las  nuevas plataformas sociales permitan a  los  consumidores  clasificarse  entre sí,  sugiriendo  un  mundo  plausible  en  el  que cada persona tenga una puntuación en  contextos  laborales,  personales  y  de  servicio público.

Te puede interesar: ¿Cómo pueden las empresas de alimentos incorporar la identidad de su marca en la era digital?



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar