10 tendencias para el futuro del retail

2022 es el año para que el retail reflexione y asuma nuevas realidades con sus consecuentes esfuerzos y oportunidades por explorar.

 |   febrero 28, 2022
compraonline-retail


Después de todos los cambios en cuanto a hábitos de compra, consumo y valores derivados de la pandemia, 2022 es el año para que el retail reflexione y asuma nuevas realidades. Así lo señala el informe Tendencias 2022 del sector Retail aplicadas al modelo de negocio, publicado por Loop New Business Models.

Este informe analiza las diez macrotendencias que marcarán el futuro del retail y que tienen potencial de generar nuevas oportunidades en torno al modelo de negocio.

10 tendencias para el retail en 2022

1. Ultra conveniencia en retail. ¿Mismo café para todos?

Los negocios apoyados en plataformas o servicios de entrega ultra rápida se desarrollan desde hace varios años. Por esta razón, el uso de estos servicios es un elemento clave que debe considerarse en el retail para enriquecer el negocio.

Así, por ejemplo, en un sector de productos de valor, se relega el factor experiencial a favor de solucionar un problema o responder a un compromiso olvidado. En aquellos sectores donde las necesidades tienen un alto nivel de frecuencia, con un tiempo corto para ser satisfechas, como la alimentación, la inmediatez se hace más evidente.

2. Submodelos de negocio como potenciadores del retail tradicional

Se están produciendo cambios en el consumidor, respecto a sus hábitos de compra y uso, que están potenciando nuevos y diferentes modelos de negocio. Bajo esta perspectiva, es necesario que los retailers se planteen cómo estos modelos pueden venir a complementar el negocio tradicional.

Si el éxito actual del negocio reside en la experiencia de compra bajo la prescripción del dependiente y la conversión en tienda física. Es necesario pensar en modelos de alta personalización de producto o modelos on demand que no canibalicen la oferta.

Por último, si en el negocio se desarrolla la tecnología de forma acelerada, como la electrónica, es posible que para aquellos clientes que deseen estar siempre al día les resulte más atractivo un modelo como el renting; mientras que a los que valoren la pertenencia les siga interesando el modelo de propiedad tradicional.

3. Retail de retailers: oportunidad para desarrollar la excelencia del negocio

La persecución de la diferenciación lleva asociada una búsqueda de más y mejores experiencias de servicio al consumidor en torno a las categorías o productos estrella.Bajo este concepto, se engloba una tendencia ligada al modelo de negocio y a la relación entre proveedores y retailers, que consiste en una evolución a nivel de intimidad que permita:

  • Al retailer: ofrecer en las mejores condiciones una marca, una filosofía, un espacio y unas directrices sobre la oferta.
  • Al proveedor: una monetización clara de su conocimiento, elevando la gestión entre el back y el front office, siempre bajo una constante actualización.

4. Retail con filosofía versus ‘darketización’ del retail

Está claro que el contexto actual impulsó de forma importante el home delivery y bajo este concepto las plataformas ultra convenientes (tanto de comida como de compras para el hogar) llegaron para quedarse.

¿Cómo debe plantearse el retail la lucha o la convivencia con este tipo de plataformas? Sin tener una respuesta clara, es necesaria una reflexión acerca del modelo de negocio. Y una contraposición frente al de la marca es más necesaria que nunca si no se quiere ser blanqueado en el corto o medio plazo.

Toda esta revisión debe empezar por aquello que es distintivo de la marca, aquello que posiciona: una filosofía clara.

Te puede interesar: Lo que dejó el 2021 dentro del sector retail

5. Retailers como nuevos Google: explotación de datos como submodelo de negocio

Una de las noticias más relevantes originadas fuera del ecosistema del retail, y que a su vez tiene un posible impacto sobre el mismo, es la eliminación de las cookies de terceros por parte de Google en 2023. De forma muy resumida, esta eliminación lo que pone en valor son todas las fuentes primarias de información individual, que se convertirán en una de las pocas formas de identificación de personas, gustos, intereses, comportamientos.

Los actores que por dimensión mejor controlan esta información son aquellos que permiten la transacción. Por tanto, un retailer con una buena base de datos puede convertirse en un negocio atractivo para marcas de todo tipo. La identificación individual permitirá publicidad personalizada, ofertas, propuestas de marcas, etc.

6. Circularidad, punto cero del modelo de negocio

El momento de plantearse trabajar con la circularidad llegó, desde la propia estructuración del modelo de negocio e integrando al cliente final desde que está pensando en hacer una compra. De hecho, una propuesta circular puede ser el motivo diferencial por el cual el cliente decida comprar, y no a la competencia.

Como nexo entre el producto y el consumidor, los retailers tienen una oportunidad única de proponer alternativas de consumo sostenible que se puedan maximizar económicamente. También es una buena ocasión para trabajar juntamente con los fabricantes y proveedores de servicios, para proponerles nuevas formas más rentables de trabajar y consumir.

7. Omnipresencia: evolución natural del ‘customer journey’

Los retailers tienen el foco en el customer journey y la estructuración de cada paso sin fricciones en los distintos canales. Pero ¿se han valorado en qué otros momentos, más allá del customer journey, la marca puede aportar un valor al cliente?

Con esta finalidad en mente, sería adecuado crear relaciones retail-cliente que vayan más allá del proceso de compra. Para desarrollarlas, es clave tener un profundo conocimiento del cliente, sus preferencias, aficiones, así como potenciales eventos disparadores de consumo. Todo ello bajo el concepto de inteligencia de datos, para que ayude a entender sus motivaciones, deseos, necesidades y predecir su comportamiento.

8. Armonía de canales: obra maestra del retail

El negocio online se ha fortalecido, pero también en muchos casos la experiencia de compra en tienda es trascendental. Esta casuística lleva a cuestionarse cuál es la estrategia omnicanal que mejor encaja en cada modelo de negocio. Esta combinación es única para cada retailer.

Además de representar el ADN de marca, tiene que potenciar el modelo de negocio y responder a los intereses estratégicos de la empresa. Todo ello adaptado a los hábitos de compra del cliente y aprovechando lo mejor del mundo físico-digital.

9. Incentivos al cliente, éxito de los modelos sostenibles

Cuando se habla de sostenibilidad, hay que hacerlo teniendo en cuenta que, en la mayoría de los casos, el éxito depende de un actor: el consumidor final.  Para ello, es relevante que se considere cómo se motivará y premiará al cliente para desarrollar este rol central en el apartado de los modelos de economía circular.

También es adecuado comunicar estos beneficios desde el momento en que el cliente está pensando en comprar. Llegará el momento que, para establecer relaciones duraderas con el cliente, será igual de importante premiar su consumo como premiar su participación en los modelos de economía circular.

10. Polarización del negocio: crear filosofía de consumo

Debido al fácil acceso a productos y servicios por parte del cliente, hoy más que nunca el retail debe hacer una parada y reconsiderar su rol, qué valor está aportando al cliente. No hay mejor defensa que una posición filosófica sobre la cual construir el negocio.

Esta posición no sólo permite crear valor a través de la oferta de productos y servicios, sino que además ayuda a construir mercado, divulgando y concienciando acerca de las ventajas de seguirlo.

Te puede considerar: Las tendencias que marcarán la avance del retail



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar