Demandan mayor investigación para detectar PFAS en envasado de alimentos

Las PFAS representan una clase de más de 9 mil sustancias químicas peligrosas que se utilizan a menudo en el envasado de alimentos de servicio rápido.

 |   noviembre 23, 2021
packaging-PFAS


Un reciente artículo científico destaca la necesidad de más investigación para mejorar las evaluaciones de riesgo de las sustancias perfluoroalquilo y polifluoroalquilo (PFAS) en aplicaciones de envasado en contacto con alimentos. Las declaraciones de ocho investigadores en Estados Unidos coinciden en que se deben mejorar los métodos analíticos y de cuantificación de PFAS.

También buscan cerrar la brecha de conocimiento sobre cómo las PFAS afectan las corrientes de agua y las funciones de los órganos. PFAS abraca más de 9 mil sustancias químicas peligrosas, de las cuales solo unas pocas han sido completamente estudiadas toxicológicamente. El apodo de “químicos para siempre” fue acuñado porque los químicos no se descomponen de forma natural.

La investigación avanzada en este campo es sobresaliente dados los posibles problemas de salud y migración asociados con PFAS en materiales en contacto con alimentos. Los PFAS en envases resistentes al agua y a la grasa, como los envoltorios de comida rápida, pueden filtrarse en los alimentos y aumentar la exposición dietética.

Mejora en la detección de métodos PFAS

La sensibilidad del método para la detección de PFAS ha mejorado drásticamente en las últimas décadas mediante el uso de tecnologías analíticas avanzadas. Las cuales incluyen:

  • Cromatografía líquida-espectrometría de masas en tándem.
  • Espectrometría de masas en tándem de triple cuadrupolo acoplada a cromatografía líquida.
  • Espectrometría de masas en tándem de tiempo de vuelo cuadrupolo de cromatografía líquida.

Los estudios señalan que los esfuerzos para mejorar la extracción y limpieza de muestras de matriz sólida para el análisis posterior en esas tecnologías aún son necesarios. Esto para asegurar la reproducibilidad y precisión de los instrumentos en los flujos de trabajo en los laboratorios globales.

Por ejemplo, la extracción sólido-líquido con ultrasonido focalizado ha demostrado ser una técnica de extracción de bajo costo, rápida, simple y segura. Con recuperaciones de PFAS en matrices de alimentos y bolsas de palomitas de maíz de casi el 100%.

No obstante, ni este estudio ni muchos similares abordan la variable de cómo la reducción del tamaño de partícula podría conducir a una mayor eficiencia de extracción. Lo que parece representar un desafío cada vez que se toman muestras de matrices sólidas.

Adopción de medidas sobre PFAS

El aumento de la investigación en este campo ha motivado a las ONG a instar a la acción gubernamental y de la industria. Un artículo publicado por la American Chemical Society pidió una acción significativa para atenuar las “fallas sistemáticas” de la regulación química estadounidense en julio.

Un mes después, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos fue  criticada  por activistas ambientales por simplemente amonestar a la industria contra el uso no autorizado de sustancias. El cabildeo anti-PFAS ya ha dado algunos frutos, por ejemplo, Dinamarca lideró la medida para prohibir los PFAS en el envasado de alimentos en 2020. Y la acción más reciente del estado de California entrará en vigor en 2023.

Por otra parte, los fabricantes de envases, como World Centric , Twin Rivers , Mantrose-Haeuser y Delivery Hero, tienen en cuenta estas normativas al lanzar sus respectivos envases para el servicio de alimentos.

Te puede interesar: Packaging sostenible, una tendencia de la nueva normalidad



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar