Con la actualización de la Ley de residuos y suelos contaminados, así sería el futuro del plástico

El plástico como material de uso verá su reducción con el fin de mejorar las prácticas de reutilización y reciclaje.

 |   julio 28, 2022
plástico


 

La actualización de la Ley 7/2022, de 8 de abril, de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular busca reducir al mínimo los efectos negativos de la generación y gestión de los residuos en la salud humana y el medio ambiente.

  • Estás acciones se encaminarían a hacer un uso más eficiente de los recursos, fomentar aún más la reutilización y reciclaje de materiales como el plástico.

Empresas especializadas en el sector como TÜV SÜD, ha repasado las principales novedades regulatorias de esta normativa que, por primera vez en materia de residuos, hace importante mención a los plásticos.

ARTÍCULO DESTACADO:
Soluciones para crear bebidas alcohólicas diferenciadas
Leer artículo

Entre estas novedades se encuentran las siguientes acciones en favor de la circularidad:

  • Reducir la generación de residuos plásticos, se introduce la prohibición de introducir en el mercado los siguientes productos de un uso basados en plástico.
  • A partir de 1 de enero de 2025, solo podrán introducirse en el mercado «botellas PET» (polietilentereftalato) que contengan al menos un 25% de plástico reciclado; y a partir del 3 de julio de 2024.
  • Reducir la comercialización de algunos productos de plástico de un solo uso como vasos para bebidas y recipientes para alimentos, el objetivo es que, en 2026, se consiga una reducción del 50% en peso con respecto a 2022; y en 2030, la reducción sea del 70% en peso con respecto a 2022.
  • Reducir el uso de bandejas de plástico, que funcionen como envases, y productos monodosis de plástico, como anillas de plástico que permiten agrupar varios envases individuales y palos de plástico usados en el sector alimentario como soportes de productos.
  • Promover la prevención de envases de un solo uso, a más tardar el 1 de enero de 2023, los comercios minoristas de alimentación cuya superficie sea igual o mayor a 400 metros cuadrados destinarán al menos el 20% de su área de ventas a la oferta de productos presentados sin embalaje primario.
  • Los establecimientos del sector de la hostelería y restauración tendrán que ofrecer siempre a los consumidores, clientes o usuarios la posibilidad de consumo de agua no envasada de manera gratuita y complementaria a la oferta del mismo establecimiento.

“Reducir el cambio climático y alcanzar una economía circular y sostenible está en nuestras manos. Se estima que la gestión de los residuos se convierta en una fuente de trabajo importante en los próximos años y para conseguir los objetivos anteriormente descritos debemos implicarnos todos en la política de las “R”: reducir recuperar, reciclar, reparar, rediseñar y, en definitiva, reinventarnos”, concluyó Jesús Rubio, gerente técnico de Medio Ambiente Industrial de TÜV SÜD.

Te puede interesar: Plásticos dentro de la agricultura sería uno de los responsables del cambio climático



Autor

Redacción THE FOOD TECH

Equipo editorial de THE FOOD TECH conformado por periodistas especializados en la industria alimentaria, tecnología, procesos, empaques e ingredientes alimenticios.


Relacionado

Te podría interesar