PET, el preferido de la industria de bebidas

 |   mayo 7, 2020
La reducción del peso y la resistencia a la rotura constituyen los principales argumentos para que el PET sea el envase favorito en la industria de bebidas.


Todas las partes del mercado intentan reducir a un mínimo su huella ecológica, lo que consiguen, entre otras cosas, minimizando el peso de las botellas, por lo que el PET se ha convertido en el favorito de la industria de bebidas. La reducción del peso y la resistencia a la rotura constituyen los principales argumentos.

Actualmente, PET es el envase del sector de las bebidas en todo el mundo, con tendencia alcista. La ingente cantidad de botellas de PET producidas anualmente (unos 500 mil millones en todo el mundo en 2010), pone de relieve la importancia de mejorar la eficiencia energética y de los recursos en la fabricación de las botellas.

Un factor importante es el peso de las botellas de PET: hasta un 70% del coste de una botella se encuentra en el material.

La fabricación de preformas y la producción de las botellas consumen sólo alrededor de un 15%. Un gramo menos de material por botella de PET trae consigo en alrededor de 100 millones de botellas producidas al año un ahorro de material de PET de alrededor de 100 toneladas.

También en el proceso de calentamiento de la preforma y en el uso de aire comprimido existe todavía un potencial de ahorro energético sin explotar, la nueva generación de máquinas de extrusión-soplado muestra impresionantes resultados en la reducción del consumo de energía.

Un planteamiento integral: sistemas llave en mano

Según Markus DalPian, director de las unidades de negocio PET, CAP y PAC de la compañía Netstal-Maschinen AG, Suiza, el desarrollo en el mercado sitúa cada vez más en el punto de mira la visión global de la producción de envases hasta la optimización de toda la cadena de valor.

“Esto supone una interrelación aún más estrecha y una concentración más eficaz de los pasos del proceso. La eficiencia de la producción y de los procesos son las palabras claves que escuchamos de nuestros clientes. Estos requisitos ya no pueden cumplirse sólo con una máquina de moldeo por inyección. Lo que se necesita es un planteamiento integral de sistema que tenga en cuenta toda la cadena de valor, así como los requisitos del producto final. Ello incluye los sistemas llave en mano que satisfacen exactamente las necesidades de los usuarios y el apoyo óptimo de la optimización del peso de los envases por parte de la tecnología de las máquinas. Al mismo tiempo, se intenta reducir el coste del procesamiento utilizando sistemas energéticamente eficientes que producen un coste muy bajo tanto durante el funcionamiento como en el mantenimiento”.

Multicapa: el recubrimiento marca la diferencia

Los recubrimientos permiten la exclusión de cualquier alteración del sabor y garantizan una larga conservación. La optimización de las propiedades de barrera es uno de los mayores desafíos para abrir nuevos mercados.

Hoy en día, las botellas de PET de diferentes versiones como multicapa, con o sin mezclas, se han establecido como el envase ideal para los diferentes tipos de bebidas. Los estudios confirman la excelente protección de los productos frente a la absorción de oxígeno y la transmisión de la luz, incluso en los zumos de frutas especialmente sensibles.

Pesos pluma funcionales

La tendencia principal en el desarrollo de PET sigue siendo la reducción del peso. No es nada nuevo, pero todavía esconde un gran potencial y supone un importante ahorro de costes a los fabricantes.

Y todo ello consiguiendo las propiedades deseadas como estanqueidad del gas, rigidez y seguridad. En el caso de bebidas sensibles, además del caro llenado aséptico, el llenado en caliente en botellas sin diseño utilizando nitrógeno resulta una interesante alternativa al convencional llenado en caliente y permite usar botellas de PET más ligeras.

¿Es PEN la alternativa del futuro?

PEN se considera la variante más sofisticada de PET. Es más resistente al calor y a los rayos UV, tiene mejores propiedades de barrera, es apto para el llenado en caliente y la resistencia a la flexión es menor.

No obstante, el precio de la materia prima todavía es significativamente más alto, lo que representa un gran obstáculo hasta la fecha. La producción en masa y los nuevos avances técnicos podrían permitir la entrada en la industria de bebidas.

Diseños casi sin límites

Menos de dos segundos como media requiere el consumidor para tomar una decisión en la estantería del supermercado: lo compro o no lo compro. El diseño de la botella tiene que acaparar la atención del comprador y convencerlo en muy poco tiempo.

Sin lugar a dudas, PET ha triunfado en el supermercado, pero en el segmento de bebidas premium y en la gastronomía todavía desempeña un papel secundario. El diseño de la botella encierra un gran potencial para lograr resultados hápticos y visuales de alta calidad y fomentar la tendencia hacia la individualización.

Y es que el envase también se considera un portador de imagen. Pero hasta la botella más atractiva debe satisfacer los requisitos técnicos del proceso de producción. El innovador material PET supone un medio ideal para el diseño y la producción.

Por  Jesús Alberto Quezada, Académico investigador del área de Ingeniería en Alimentos de la Universidad Iberoamericana.



Autor

Mara Echeverria

Periodista con 14 años de experiencia como reportera en agencias informativas, medios impresos y digitales. Escribo historias sobre negocios y economía.


Relacionado

Te podría interesar