X

¡Hola! Bienvenidos a nuestro sitio web THE FOOD TECH


Lo invitamos a que actualice su versión de Internet Explorer, ya que este sitio no es compatible con la versión 11 o anteriores.


Como alternativa le sugerimos utilizar cualquiera de las siguientes opciones para navegar el sitio:

Señala estudio beneficios de la carne de cerdo

historico
Histórico
0000099913


La carne porcina mexicana es una fuente importante de proteínas, vitaminas, aminoácidos y minerales, su contenido de grasa intramuscular es similar o más bajo al de otras carnes como la de res, oveja, cabra y borrego.

La académica de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),María Salud Rubio Lozano, explicó que se consideraba a dicho alimento como portador de una cantidad significante de sebo porque antes los animales eran criados no sólo para la obtención de carne, sino de manteca y tocino, entre otros derivados.
Sin embargo, desde hace más de 60 años hay líneas de cerdos, todas ellas comerciales, desarrolladas y seleccionadas para aportar poca cantidad de grasa, la especialista refirió que la carne porcina mexicana contiene menos de 2% de grasa en el lomo, y dijo que hay líneas de cerdo como el pelón mexicano, que pueden tener hasta 8% de grasa intramuscular, “pero están destinadas sólo a la elaboración de productos madurados, como jamones o tocinos”. En el continente americano, la carne bovina es más valorada que la de cerdo cuando ésta debería ser parte importante de la alimentación poblacional por sus propiedades nutrimentales.
No obstante, dijo, ciertos estudios científicos demuestran que la grasa de cerdo es mejor ante la de res, cordero, cabra y aves, porque es la más insaturada. Así, es más benéfica para el organismo porque no aumenta los niveles de colesterol malo.
Además, si se comparan las propiedades nutricionales, es equiparable a la de cordero, ave y bovino. Todas son una fuente significativa de proteína, aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales; existen estudios que ofrecen evidencia de que con 100 gramos de carne al día se consigue el aporte necesario de estos nutrimentos, destacó.
“Otro mito en torno a la carne de cerdo es creer que por sí sola transmite cisticercosis, y no es cierto, porque para ello tendría que estar contaminada con materia fecal que contenga huevos de Taenia solium (solitaria), y es poco probable si se compra en establecimientos donde hay refrigeración, está empacada y proviene de rastros TIF”, concluyó Rubio Lozano.
Fuente: CarneTec



Relacionado

Te podría interesar