24 de Junio de 2024

logo
Histórico

Requerimientos básicos de la información otorgada al consumidor

Redacción THE FOOD TECH®

Compartir

El productor es responsable de la veracidad de la información que se declare en la etiqueta del producto, pero los consumidores son responsables de leerla para poder saber si cubre sus necesidades.

Existen actualmente en el mercado miles de productos que, en su mayoría, incluyen en su etiqueta la tabla de Información Nutrimental y la lista de ingredientes.  Es de suma importancia dedicar un momento a leer las etiquetas de los productos, ya que facilita la elección de alimentos saludables que se adapten mejor a los gustos y las necesidades de quienes los consumen. Este es uno de los temas sobre los que versará el Seminario de Nutrición que ofrecerá el COA, en la novena edición de Alimentaria México 2009.

Las cifras sobre alimentación y nutrición en México muestran la necesidad de tomar en cuenta nuevas consideraciones que contribuyan a mejorar el panorama de la nutrición en nuestro país.

Cada año muere casi medio millón de mexicanos por causas relacionadas con el sobrepeso y México es el segundo lugar en obesidad en el mundo, después de Estados Unidos. De continuar la tendencia, las estimaciones para el 2010 indican que nuestro país estará en el primer lugar. Los problemas de sobrepeso y obesidad se presentan en 1 de cada 4 niños de 5 a 11 años de edad, 1 de cada 3 adolescentes, 71% de las mujeres mayores de 20 años, y 67 % de los hombres.

En el polo opuesto, prevalecen problemas de desnutrición. Estudios señalan que un tercio de las familias del país, 70 por ciento en desventajas económicas, sociales y culturales viven en municipios ó zonas rurales y tienen niños con problemas nutricionales. En la población infantil, las principales deficiencias en los niños mexicanos son Hierro, Zinc, Vitamina A, y Vitamina C en menores de cinco años.

Por otra parte, la falta de conocimiento nutricional es otro elemento preocupante. Tan sólo el 0.5 % de la población conoce qué son los grupos de alimentos y para qué sirven.

Ante esta realidad, el papel que las industrias de alimentos y los organismos del sector desempeñen puede apoyar al mercado saludable que favorece la calidad en los alimentos, al advertir en las etiquetas y envases de estos productos los valores nutricionales que integran, a fin de que el consumidor cuente con la información pertinente para tomar las decisiones necesarias para su alimentación. 

Asimismo, en las etiquetas hay otro tipo de información complementaria que conlleva a tomar en cuenta ciertos hábitos de higiene y salud que favorecen el bienestar general y que se convierten también en una herramienta educativa.

Requisitos básicos de información

Para el consumidor, la información contenida en las etiquetas y envases de alimentos será una herramienta y un medio de comparación entre los diferentes productos que existen en el mercado.

Para comenzar, es importante que el producto especifique claramente el nombre y tipo de alimento del que se trata. También debe indicarse el contenido neto del producto, deberá estar visible el número de lote, la fecha de caducidad y/o fecha de consumo preferente.

La información nutrimental es básica, aunque cabe señalar que esto no es obligatorio para un producto, a menos que resalte alguna propiedad nutritiva de manera cualitativa o cuantitativa. Cuando un producto contiene esta información nos brinda más herramientas para poder elegirlo o eliminarlo de nuestra dieta.

Otro dato importante son los ingredientes, éstos deberán estar contenidos en la etiqueta del producto y deben declararse en orden descendente destacando de algún modo los que puedan ser causantes de alergia. Debe además contener los datos del productor y/o distribuidor responsable, para poder localizarlos en caso de que se presentara algún problema referente al consumo del producto o se desee obtener más información.  Por último, es importante señalar que toda la información de una etiqueta deber ser clara y fácil de leer en condiciones normales de compra y uso.  

Obtener información más detallada al respecto es posible si se consulta la NOM-051-SCFI-1994 Especificaciones Generales de Etiquetado para Alimentos y Bebidas No Alcohólicas Preenvasados. Sin embargo, esta norma puede resultar obsoleta ante el surgimiento de gran variedad de nuevos productos como los que hoy existen en el mercado. Otras regulaciones sobre este tema se encuentran en la Ley General de Salud, el Reglamento de Control Sanitario de Productos y Servicios de la misma entidad, y en las Normas Oficiales Mexicanas expedidas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios -Cofepris-.  

Es importante mencionar que el productor es responsable de la veracidad de la información que se declare en la etiqueta del producto, pero los consumidores somos responsables de leer esa información para poder saber si cubre nuestras necesidades. Por ello, se recomienda verificar que las frases de la etiqueta coincidan con el contenido, ya que esto se puede reflejar en nuestra salud de manera positiva o negativa.

La lectura de etiquetas es fácil, da orientación hacia elecciones inteligentes y brinda a los consumidores información sobre los productos que hacen parte de su alimentación. Leer la tabla de Información Nutrimental puede ser muy simple, sólo hay que seguir los siguientes pasos:

1. Fijarse primero en el tamaño de la porción: Toda la información en la etiqueta se refiere a este número.  Es la cantidad de producto en la que se calcula el aporte de nutrimentos. Por lo tanto: Si se consumen varias porciones, se debe multiplicar el número de raciones consumidas por las calorías reportadas.

2. Después, en el contenido energético o energía: El contenido de energía, se puede encontrar junto con la palabra calorías o la abreviatura Kcal; es decir, la energía que da el producto por porción. En algunas etiquetas se puede observar kilo joules (kJ). Para evitar confusión es mejor tomar en cuenta la cantidad en calorías. Si un producto tiene 40kcal, 100kcal o 400kcal por porción, es considerado como: bajo, moderado o alto aporte de energía, respectivamente. Lo recomendado es consumir preferentemente los de bajo y moderado aporte.

3. Leer la cantidad de Carbohidratos, Proteínas y Grasas: Cada uno de estos nutrimentos deberá reportar su contenido en gramos. En el caso de los carbohidratos, conviene desglosar su contenido en azúcar y/o fibra. Por la importancia del tema de la grasas la NOM señala que en caso de querer describir el tipo de éstas, se deben mencionar todos sus componentes (grasas saturadas, grasas poliinsaturadas, grasas monoinsaturadas y colesterol). Cabe mencionar que en el caso de reportarse el contenido de grasas trans, éstas deberán figurar justo después de las grasas saturadas.

4. ¡Ojo con los Nutrimentos!: El contenido de algunos nutrimentos debe ser bajo, mientras que el de otros debe ser alto para hacer una elección saludable.  En general, la recomendación es:

Elegir alimentos altos en:
Fibra
Potasio
Vitamina A
Vitamina C
Hierro
Calcio

Elegir alimentos bajos en:
Grasas saturadas
Grasas trans
Colesterol
Sodio
Azúcares

5. Checar las Ingestas Diarias Recomendadas o las siglas IDR: En los productos esta información se marca en  porcentaje (%) y se refiere a la cantidad de nutrimentos que cada porción aporta en relación con la recomendación establecida para la población en general.  Sólo puede reportarse cuando se cubre con un mínimo del 5% de la IDR.  Para considerarse como una buena elección se deben procurar aquellos productos que cubran con más del 20% de la  IDR de un nutrimento.
 
¿Cómo entender las etiquetas del contenido de diferentes productos?

Es de particular importancia que todos los productos envasados o empaquetados informen al menos de lo siguiente:

Contenido Neto: La información que contenga la etiqueta se basa en la cantidad de producto que está empaquetado o envasado, y también debe indicar la porción recomendada que debe consumirse diariamente, a menos que el empaque contenga el total del consumo diario recomendado.

Contenido Energético: Se refiere al contenido total de calorías que contiene el producto. La ingesta diaria de calorías debe ser suficiente como para mantener un peso deseable y evitar tener kilos de más. En promedio, una mujer debe consumir alrededor de 1,800 calorías diarias y un hombre alrededor de 2,500 calorías por día.

Contenido Total de Grasas: Como su nombre lo indica, esta categoría contiene información acerca del total de grasas que contienen el producto. Se debe tratar de mantener la ingesta diaria de estas grasas por debajo del 30% del promedio diario de consumo, que aproximadamente es de 3 gramos de grasa por cada 100 calorías.
Grasas Saturadas: Las grasas saturadas son las más dañinas. Se debe incluir menos del 7% de este tipo de grasas en la ingesta diaria, esto equivale aproximadamente a 7 gramos o 70 calorías de grasas saturadas por cada 1,000 calorías que se consuman, porque 1 gramo de grasa equivalen a 9 calorías.
Colesterol: Hay que atender con especial interés esta categoría y vigilar el contenido en colesterol que se está consumiendo, el cual debe ser menos de 200 miligramos por día.

Fibra Soluble: Comer al menos de 5 a 10 gramos de fibra soluble cada día, trae beneficios a la salud.

Cabe destacar que en 2006, la U.S. Food and Drug Administration (FDA) dictaminó que todas las etiquetas de los productos que se comercializan en el territorio de los Estados Unidos deben incluir la categoría de grasas trans, justo después de las grasas saturadas, ya que se ha demostrado que incrementan el colesterol malo (LDL) en la sangre.

En el caso de México, en 2008 la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma el segundo párrafo del artículo 212 de la Ley General de Salud para que las etiquetas de los alimentos y bebidas no alcohólicas incluyan datos de valor nutricional, el contenido de grasas saturadas y de grasas trans.

En conclusión, el etiquetado nutrimental en los envases de alimentos debe reunir una serie de condiciones útiles para el consumidor: servir como una herramienta que permita elegir alimentos para una dieta saludable y ser un medio de comparación de los contenidos nutrimentales entre los diferentes productos.

Los Seminarios de Nutrición que ofrecerá el Centro de Orientación Alimentaria en el marco de la próxima edición de Alimentaria México 2009, que tendrá lugar del 2 al 4 de junio en Centro Banamex, pondrá de manifiesto la situación de los hábitos nutricionales de los consumidores mexicanos, a través de un amplio programa dirigido a los profesionales del sector, con contenidos de gran interés para la industria de alimentos y bebidas del país, como por ejemplo: nuevas disposiciones gubernamentales sobre alimentación y nutrición, mayor rentabilidad en la oferta alimentaria, la nutrición en el negocio de los alimentos, y la industria a favor de la salud cardiovascular, entre otros.


Redacción THE FOOD TECH®

Equipo editorial de The Food Tech conformado por periodistas especializados en la industria de alimentos, tecnología, negocios, tendencias, nutrición y packaging.

Las más leídas

Ingredientes y aditivos alimentarios

Immunocal, el aislado proteico del suero de leche que revoluciona la industria alimentaria

El poder del suero de leche concentrado en un aislado proteico único

Tendencias de consumo

Innova Market Insights revela las tendencias para 2024 en alimentos y bebidas

Las tendencias 2024 de Innova Market Insights se trazan gracias a la demanda de los consumidores

cannabinoide

Ingredientes y aditivos alimentarios

5 datos sobre las gomitas de CBD que debes conocer

El  CBD ha aumentado su popularidad, pero no se debe consumir como golosina y estar informado

Tendencias de consumo

7 tendencias de alimentos que se verán en 2024

Alimentación consciente con alternativas o análogos es una constante de las tendencias del 2024

Lo último

Starbucks estrenará en Italia una nueva línea de cafés con aceite de oliva

Industria alimentaria hoy

Starbucks y el desarrollo de bebidas funcionales: una mirada al futuro

Starbucks lidera el camino en el desarrollo de bebidas funcionales

Industria alimentaria hoy

El próximo titular de Agricultura de México reitera prohibición de maíz transgénico

Es necesario promover una transición de la agricultura mexicana, de la más grande a la más pequeña

Industria alimentaria hoy

Último llamado para participar en el Premio Zayed a la Sostenibilidad 2025

Pymes, ONGs y escuelas secundarias pueden enviar sus iniciativas en sectores como el de alimentos