Protectores alimentarios

0000064221


Los antioxidantes garantizan que los alimentos mantengan su sabor y puedan consumirse por más tiempo. Su uso es útil para evitar la oxidación de grasas.
México califica en cuarta posición en materia de seguridad alimentaria en América Latina, sólo después de Chile, Brasil y Uruguay, respectivamente, de acuerdo con el Índice Global de Seguridad Alimentaria (1). Uno de los indicadores evaluados en dicha herramienta es “Inocuidad”, donde México resulta bien evaluado considerando la existencia de una entidad que garantice la seguridad y la salud de los alimentos, el porcentaje de la población con acceso a agua potable así como la presencia de un sector formal de comestibles.

Este tema es particularmente importante si se considera que alrededor del mundo se desperdicia casi un tercio de la comida que se produce. Una de las razones tiene que ver con la importancia de prolongar la vida de anaquel, manteniendo la inocuidad y buen sabor de los alimentos. La industria requiere seguir brindando soluciones para que esto sea posible de forma sustentable y natural, y sin complicar los procesos de fabricación.

Empresas que atienden a la industria en México, se toman en serio la seguridad alimentaria. En el mercado mexicano, existe una amplia gama de ingredientes que, en combinación con un proceso de fabricación adecuado, contribuyen a extender la vida útil de los alimentos y mantenerlos libres de patógenos.

Los antimicrobianos, por ejemplo, contribuyen a inhibir el crecimiento de microorganismos en los alimentos, sin afectar al consumidor, en productos procesados como cárnicos, panificación y productos culinarios, principalmente. Los antimicrobianos ayudan a extender la vida de anaquel y mantenerlos libres de patógenos. Asimismo, ayudan a mantener el buen sabor, olor y aspecto fresco, reducir el desperdicio durante el proceso y mantener con ello la confianza del consumidor en la marca.

Por su parte, los antioxidantes ayudan a prevenir la oxidación de grasas y aceites, que extienden la vida útil y los mantienen a salvo de patógenos nocivos. Por consiguiente, contribuyen también a mantener la calidad del producto, preservando incluso el valor nutritivo de la comida.

Se pueden encontrar en el mercado mexicano al menos tres tipos de antioxidantes*: extractos naturales, compuestos fenólicos e ingredientes a base de vitaminas. Con mayor frecuencia, se están sustituyendo en el país el uso de aditivos sintéticos por desarrollos más naturales, de base científica, pensando en la salud y bienestar del consumidor.

Actualmente, las soluciones naturales representan ya el 25 % del mercado global de protección de alimentos, y tienen una tasa de crecimiento anual del 6-8% – alrededor de dos veces la del sector de protección de alimentos en total. De esta forma, la industria contribuye a la producción de más y mejores alimentos, de forma sostenible, para una población en continuo crecimiento.

* Hace referencia a Dupont bajo la marca DuPont™ Danisco®.
(1) El Índice Global de Seguridad Alimentaria es una herramienta interactiva y gratuita desarrollada por la Unidad de Inteligencia de The Economist (EIU) y auspiciada por la compañía de ciencia DuPont, que cuantifica de manera integral la seguridad alimentaria y monitorea el impacto actual de las inversiones en agricultura, colaboraciones y políticas públicas en 107 países. El Índice también busca medir el progreso, fomentar la colaboración y la creación de soluciones que ayuden a alimentar a los 9 mil millones de personas que seremos en el año 2050. El Índice integra 3 factores fundamentales, que son asequibilidad, disponibilidad y calidad e inocuidad de los alimentos, de los cuales se desprenden 25 variables que los explican y determinan.

Fuente: Dupont Nutrition & Health.



Autor

Redacción THE FOOD TECH

Equipo editorial de THE FOOD TECH conformado por periodistas especializados en la industria alimentaria, tecnología, procesos, empaques e ingredientes alimenticios.


Relacionado

Te podría interesar