X

¡Hola! Bienvenidos a nuestro sitio web THE FOOD TECH


Lo invitamos a que actualice su versión de Internet Explorer, ya que este sitio no es compatible con la versión 11 o anteriores.


Como alternativa le sugerimos utilizar cualquiera de las siguientes opciones para navegar el sitio:

Nutrición personalizada: reformulando a los alimentos

historico
Histórico
0000134691


En la actualidad, existe una creciente preocupación social por la salud y el bienestar. El incremento de la obesidad, su relación con las enfermedades crónicas y los efectos de una alimentación desequilibrada consecuencia de la vida moderna adquieren mayor relevancia cada día. Además los consumidores quieren soluciones adaptadas a sus necesidades específicas.
Con más de 7500 millones de habitantes en el planeta, el mundo tiene más población que nunca antes en la historia. Sin embargo, aunque la población del mundo sigue siendo cada vez más, no reina el sentido de la homogeneidad. De hecho, es todo lo contrario.

Ahora, más que nunca, existe un énfasis creciente respecto a la diversidad y la personalización: el reconocimiento de la importancia de las necesidades y las preferencias individuales y, a su vez, la satisfacción de estas soluciones personalizadas.

Desde automóviles a vestimenta, música y películas, viajes y espectáculos de TV, las compañías están reconociendo el derecho de los consumidores a “expresarse” al respetar la idea que ellos saben mejor que nadie qué es lo mejor para ellos. Los productos genéricos para todos ya pasaron de moda. Ahora, la norma es la personalización.

Esta tendencia es más evidente en el campo de la nutrición, un ámbito en el que los consumidores actuales se apropian de su bienestar al buscar y demandar soluciones de salud específicas alineadas con sus requerimientos. De hecho, las investigaciones indican que el 71 % de los consumidores de todo el mundo consideran que el concepto de productos personalizados para sus necesidades de salud individuales es bastante atractivo o algo atractivo.

En este informe, explora los desarrollos más innovadores dentro del ámbito de la nutrición personalizada y brinda información y análisis que señala las oportunidades existentes y emergentes que les ofrece a los fabricantes de alimentos y bebidas funcionales.

¿QUÉ ES LA NUTRICIÓN PERSONALIZADA?
La personalización está a la vanguardia de la nutrición. Los nuevos avances científicos y la información de la investigación se utilizan para ayudar a las personas de grupos de consumidores específicos a realizar elecciones más saludables a lo largo de las etapas de la vida.

Sin embargo, la nutrición personalizada se basa en un espectro muy amplio. Por un lado, es posible crear alimentos y bebidas funcionales diseñados precisamente para un grupo genético específico y datos del microbioma del intestino del individuo. Sin embargo, para los fabricantes de bienes del consumidor, especialmente de marcas de gran porte, no suele ser realista o redituable crear estas ofertas tan específicas.

En su lugar, la oportunidad escalable se trata de ofrecer la personalización en una plataforma amplia al identificar grupos demográficos y crear alimentos y bebidas funcionales que les interesen específicamente y ofrezcan esa sensación de “solo para usted”.

IMPULSORES DE LA NUTRICIÓN PERSONALIZADA

– Cambie de reactivo a proactivo: Muchos consumidores están cambiando la forma de pensar respecto a su salud y bienestar. En lugar de esperar al momento en el que deben encargarse o tratar un problema, los consumidores están implementando medidas preventivas. Es posible que el individuo esté asesorado por un profesional de atención médica respecto a los beneficios de ciertos cambios en el estilo de vida.

O quizás haya sido testigo de la enfermedad grave de un amigo o familiar, y haya decidido tomar las medidas necesarias para minimizar el riesgo de desarrollar el mismo problema en el futuro. Independientemente de la motivación en particular, muchos consumidores están cambiando sus hábitos nutricionales y de salud de forma proactiva para gestionarlos a nivel holístico y mantener el bienestar, o con el objetivo de evitar ciertas dolencias.

La investigación indica que el 42 % de los consumidores dice estar buscando productos que mejoren su salud de manera proactiva.

– La transición de lo bueno y lo malo ?Lo correcto:  Se ha producido un cambio reciente en las personas respecto a las elecciones de bebidas y de comidas como parte de una dieta saludable. Los consumidores bien informados actualmente comprenden la relación entre nutrición y bienestar. Se muestran menos predispuestos aceptar de forma pasiva presunciones generalizadas sobre si ciertos productos son buenos o malos para ellos.

En su lugar, utilizan la gran cantidad de información disponible en Internet, de los profesionales de la nutrición e incluso de las personas influyentes para tomar sus propias decisiones informadas respecto a qué consumir conforme a lo que ellos consideran que es correcto para su propia salud.

– Autocuidado: Muchos consumidores implementan un enfoque personalizado en relación a la salud y la nutrición facilitado por el acceso a la tecnología.

Esta tendencia de “autocuidado” implica que cada vez más personas desarrollan un sentido de apropiación y responsabilidad de su dieta y nutrición. Según la investigación, el 70 % de los consumidores estadounidenses de 45 a 64 años implementan un enfoque de autocuidado para mejorar su bienestar.

– Objetivos individuales: Cada vez más, las personas se centran más en sus objetivos, establecen metas alcanzables de salud y bienestar alineadas con sus necesidades y deseos personales. En vista de esto, las propuestas genéricas ya no resultan atractivas.

Los consumidores obtienen y filtran información y consejos de todos lados: las redes sociales, sitios en línea, profesionales de atención médica, e identifican lo que es correcto para ellos. Por lo tanto, los productos personalizados alineados con sus metas tendrán más resonancia en estos consumidores.

– Acceso a la información:
No tiene mucho sentido sermonear a las personas respecto a lo que deberían o no deberían comer. Los consumidores conectados de hoy en día tienen toda la información que desean al alcance de la mano.

Las tabletas, los teléfonos y los relojes inteligentes están en todos lados por lo que es posible acceder y absorber información sobre productos nutricionales, ingredientes y dietas en cuestión de segundos. La tecnología portátil, en particular, ofrece nuevas formas de brindar información sobre la salud y el bienestar de los consumidores en tiempo real en cualquier lugar.

En última instancia, esto significa que los fabricantes deberán enviar mensajes del producto en forma clara y concisa para traspasar la sobrecarga de información y educar a los consumidores respecto a los beneficios del producto en lugar de adoctrinarlos.

LA TECNOLOGÍA PRESIONA TODOS LOS BOTONES CORRECTOS
Las nuevas tecnologías facilitan el acceso a la información sobre los estilos de vida y el bienestar. Los relojes inteligentes como el FitBit y Apple Watch hacen que los usuarios establezcan metas de actividad y reciban información actualizada continuamente sobre su progreso (o falta de progreso) a lo largo del día. Entre los mensajes que indican que deben pararse y moverse, los mensajes motivacionales y los halagos cuando se cumplen las metas, para muchos consumidores, interactuar con la tecnología portátil es tan natural como hablar con el vecino.

Mientras tanto, las empresas innovadoras están fortaleciendo la tecnología digital para que haya pruebas nutricionales personales más disponibles y así permitir que los usuarios se suscriban a planes de dietas personalizadas.

En la actualidad, los consumidores pueden solicitar pruebas de ADN a domicilio para identificar sus requisitos de nutrientes y sensibilidades a los alimentos. De hecho, la investigación muestra que el 64 % de los consumidores a nivel mundial utilizan o considerarían utilizar herramientas digitales para controlar el consumo de alimentos y bebidas.

LA ECONOMÍA DE LA INFORMACIÓN
En esta “economía de la información”, las personas tienen acceso rápido y fácil a los hechos que les resultan importantes. Para las personas es fácil concentrarse en los problemas de salud relevantes para ellas y sus seres queridos.

Para los fabricantes de bebidas y alimentos funcionales, no resulta práctico o redituable analizar el ADN o las bacterias intestinales de cada uno de los consumidores para crear un producto con una fórmula diseñada para cada persona individualmente.

Una versión más realista de la personalización en este momento significa crear productos que se dirijan claramente a las necesidades de grupos de consumidores específicos con los que las personas se identificarán.

La clave aquí es identificar los puntos clave del producto que resonarán en el consumidor de forma que lo haga sentir que este producto fue diseñado teniendo en cuenta sus necesidades de estilo de vida.

La salud y el bienestar son los beneficios más buscados por los consumidores, según la investigación, y el 89 % comenta que están interesados en alimentos o bebidas que ofrezcan estos beneficios. Detrás de esto los beneficios de salud más demandados son los siguientes: Salud inmunológica, salud digestiva, salud cardíaca y salud ósea y de las articulaciones.

Al analizar esto, también podemos ver cómo existe un potencial significativo debido a una cantidad menor de consumidores que están interesados en estos beneficios y compran los productos que los ofrecen.

A nivel mundial, el mercado de alimentos y bebidas funcionales estaba valuado en aproximadamente 253 000 millones de dólares en 2018 y se prevé que continúe creciendo a una tasa promedio de 2,6 % por año.

Aunque este crecimiento ofrece oportunidades importantes, las cifras mencionadas anteriormente demuestran que todavía existe un gran potencial sin explotar. Si, por ejemplo, el 85 % de los consumidores está interesado en productos de salud digestiva, pero solo la mitad de estos consumidores los compra activamente, posiblemente exista una oportunidad perdida.

La evidencia sugiere que, a pesar del interés expresado en los productos con beneficios de salud, no se ha logrado persuadir lo suficiente a muchos consumidores para que inviertan su dinero y compren los productos.

La personalización es la clave para desbloquear parte de este potencial. Al producir alimentos y bebidas conforme a las necesidades de distintos grupos de consumidores, según la edad, el género y el estilo de vida, por ejemplo, los fabricantes pueden convertir el interés en un beneficio y, finalmente, en una compra.

CREACIÓN DE MARCA, EL INGREDIENTE SECRETO

Una forma directa de mejorar la propuesta del producto es utilizar ingredientes funcionales y nutricionales de marca en la fórmula que complementa el posicionamiento y la promesa de marca general del producto. En la actualidad, los consumidores tienen mucha información al alcance de las manos y son más curiosos que nunca respecto a los ingredientes utilizados en los productos que consumen.

Realizan compras y revisan los productos en las estanterías con un teléfono inteligente a mano, listos para buscar información sobre un ingrediente que posiblemente no reconozcan. Los ingredientes de marca pueden ayudar a los fabricantes a ofrecer una propuesta de valor claro que traspase las barreras en y logre una compra.

Los ingredientes de marca les ofrecen a los consumidores un punto de referencia claro cuando buscan en las estanterías repletas de productos que dicen ofrecer beneficios de salud. Esto ayuda a educar a los consumidores, construye la confianza en un producto y por lo tanto, una vez que el consumidor confía, mantiene la lealtad hacia este producto que sabe que funciona bien.

Utilizar un ingrediente de marca con el respaldo de un investigación puede ayudar a acortar la brecha entre el interés y la realización de una compra. Los ingredientes de marca también facilitan la creación de pistas de productos que alimentan la tendencia hacia la personalización.

El informe completo está disponible en el documento relacionado.

Fuente: Ganeden by Kerry Group




Relacionado

Te podría interesar