Impulsa Cargill el desarrollo de pequeños productores del sureste

 |   Histórico
historico
Histórico
0000129251


Refrendando su compromiso y confianza con México, Cargill anunció sus planes de inversión, los cuales incluyen la compra de cultivos locales, financiamiento al sector agrícola y el lanzamiento de programas de inversión social.
El objetivo de Cargill es apoyar a los pequeños productores a través de estos programas, los cuales les ayudarán a abrir las puertas del mundo a sus productos, comenzando primero de sus propias comunidades hasta expandirse para alcanzar mercados de exportación más amplios, así lo indicó David MacLennan, CEO de Cargill, en un evento celebrado en Chiapa de Corzo el pasado 16 de agosto.

La inversión de Cargill será de 5.3 millones en los proyectos Educampo Chiapas y Hatching Hope que beneficiarán a las comunidades del sureste de México, y de esa manera impactará de manera positiva a más de 7 millones de personas en estas comunidades.
“Chiapas ocupa uno de los primeros lugares en el sector agrícola, es por ello que estas inversiones sociales beneficiarán directamente a los productores y a las familias rurales del sur- sureste con ayuda de una empresa 100% responsable como lo es Cargill”, declaró Jorge Molina Gómez, Presidente Municipal de Chiapa de Corzo.
Cargill México invierte en las comunidades locales a través del desarrollo humano y económico con Educampo, haciendo que éste sea su programa insignia de Responsabilidad Social Empresarial. Actualmente apoya el programa Educampo Granos en Chiapas.
De acuerdo con Ignacio Pérez Lizaur, Presidente de Educampo, con dicho programa impulsarán el desarrollo de pequeños productores que tienen ingresos menores a los tres salarios mínimos y que subsisten bajo condiciones de alta marginación. Les ofrecen acompañamiento y atención continua.
Zaynia Andrea Gil Vázquez, Secretaria de Agricultura, Ganadería  y Pesca del Estado de Chiapas, señaló al respecto: ” Es importante destacar la importancia que tiene Cargill al incidir para elevar el nivel de la productividad agrícola, fortaleciendo la industria nacional y agregando valor a la nutrición de nuestros connacionales, incentivando así el desarrollo económico”.
“Este importante proyecto dotará de procesos de asistencia técnica, capacitación y equipamiento en infraestructura para la producción, lo cual es muy importante para el desarrollo económico de los productores participantes porque cristaliza el esquema final de comercialización y, sobre todo, porque contribuye a la nutrición de las familias chiapanecas”, añadió Gil Vázquez.

Por otro lado, en alianza con Heifer International, Cargill lanzó el programa Hatching Hope, cuyo objetivo es mejorar la nutrición y los medios de subsistencia de 100 millones de personas en todo el mundo para 2030, a través de la producción, promoción y consumo de aves de corral.

En México el programa Hatching Hope se expandirá impulsando tres programas que apoyarán a las comunidades del sur del país en el sector avícola (producción de huevo) y el sector agrícola (producción de maíz), además de un programa adicional que se extenderá a Centroamérica, con el objetivo de tener productos seguros de manera sostenible.
“Lo anterior se basará en un proyecto previo que Heifer  International ha desarrollado principalmente para Chiapas, Oaxaca y Puebla. Asimismo, adoptará un doble foco, ya que trabajaremos directamente con pequeños productos para aumentar su capacidad productiva”, dijo Víctor Manuel García Miranda, Director Nacional de Heifer México.

Por otra parte, el programa Nourishing the Future opera en cuatro países de Centroamérica, con productores y microempresarios quienes garantizan la seguridad alimentaria de las familias, la igualdad de acceso a los mercados y el control de los recursos productivos, y una mayor resiliencia al cambio climático.

En la última década, el proyecto CARE-Cargill Nourishing the Future ha generado importantes beneficios para las comunidades ayudando al 68% de los productores a acceder a mejores oportunidades de mercado y a casi duplicar sus ingresos.

Juntos, los programas Educampo Chiapas, Hatching Hope y Nourishing the Future, contribuirán a la fortaleza de las economías locales, permitiendo a los agricultores y a las comunidades locales crear sistemas económicos sostenibles”, dijo MacLennan. “Es un honor ser parte del crecimiento y desarrollo continuo de México y Centroamérica”.

Fuente: Cargill




Relacionado

Te podría interesar