17 de Junio de 2024

logo
Histórico

Estrategias para la salud ósea

Redacción THE FOOD TECH®

Compartir

La osteoporosis es un trastorno de huesos visto principalmente en las personas de edad avanzada, especialmente en las mujeres. Actualmente se estima que afecta a 44 millones de personas solamente en Estados Unidos. Entre los antídotos más frecuentes utilizados contra la debilidad de los huesos, se encuentran el calcio y el magnesio.

Las condiciones de huesos y articulaciones son la principal causa de dolor a largo plazo y de la incapacidad física en todo el mundo. La gama de afecciones músculo-esqueléticas incluyen dolor de espalda, osteoporosis, la artritis reumatoide, osteoartritis y lesiones corporales. Todos juntos son una enorme carga para la sociedad, incluyendo el sufrimiento personal de los afectados, así como el costo de la pérdida de productividad, los salarios y de su tratamiento.

Osteoporosis es un trastorno de huesos visto principalmente en las personas de edad avanzada, especialmente en las mujeres. Actualmente se estima que afecta a 44 millones de personas solamente en Estados Unidos. Esta enfermedad crónica produce pérdida de mineral en el sistema óseo, que debilita el hueso y conduce a un aumento del riesgo de fractura ósea.

La osteoartritis es una enfermedad común que afecta sobre todo los cartílagos, que son los tejidos que cubren los extremos de los huesos en una articulación. El cartílago actúa como un amortiguador y permite que los huesos se deslicen uno sobre otro. Cuando el cartílago se descompone y desgasta, los huesos empiezan a rozar entre sí. Este roce de huesos genera dolor, hinchazón y pérdida del movimiento de la articulación. Osteoartritis es la enfermedad más común. Actualmente afecta a 34 millones de personas en los Estados Unidos, y aunque puede ocurrir en personas jóvenes tras lesiones conjuntas, como la osteoporosis, osteoartritis se ven más a menudo en las personas de edad avanzada.

La osteoartritis es una enfermedad que afecta las articulaciones. Además del envejecimiento, la obesidad es un factor de riesgo importante para su desarrollo. Otra forma común de artritis se llama la artritis reumatoide. La artritis reumatoide también afecta a las articulaciones, pero es una enfermedad sistémica, posiblemente causada por una reacción autoinmune o factores genéticos. El diagnóstico oportuno y un tratamiento efectivo para reducir la pérdida de hueso y discapacidad conjunta son importantes para todas estas enfermedades crónicas. En este sentido, un número de nutrientes esenciales y otros ingredientes funcionales han demostrado ser importantes en la prevención de estos males.

Perspectiva global

El envejecimiento y la obesidad son importantes factores que contribuyen en el desarrollo de los trastornos de huesos y de las articulaciones. Dado el número creciente de personas mayores y los obesos, tanto en países económicamente desarrollados así como también en los países en vías de desarrollo, la salud ósea y de las articulaciones es una preocupación mundial. Las enfermedades del sistema óseo y de coyunturas son tan graves que los gobiernos, ONGs, grupos de defensa de pacientes y las organizaciones de salud del mundo comenzaron una iniciativa de cooperación para nombrar al periodo 2000-2012 como la década de huesos y las articulaciones (BJD).

Según el BJD, el 50% de las enfermedades crónicas en las personas de edad avanzada está representado por enfermedades de articulaciones y se espera que el 40% de las mujeres mayores de 50 pueda sufrir fracturas u osteoporosis en su vida. Según la Organización Mundial de la salud (OMS), osteoporosis ocupa el segundo lugar después de las enfermedades cardiovasculares en términos de su carga de cuidado de la salud mundial. El mercado de ingredientes funcionales que admite la salud ósea y de articulaciones también es una industria de miles de millones de dólares en China y Japón. En Japón, los pacientes con osteoporosis son alrededor de 10 millones, con más del 30% de 70 años de edad o más, los cuales sufren de osteoartritis, que continúa avanzando con la edad.

Mercados objetivo

Históricamente, las mujeres y los adultos de 60 años o más han sido el objetivo de los productos para huesos y articulaciones. El mercado está creciendo, debido a que existe creciente número de hombres y adultos jóvenes que han sido diagnosticados con osteoporosis o que corren un alto riesgo debido a la masa ósea baja. De acuerdo con el Instituto Nacional de Envejecimiento, dos millones de hombres en Estados Unidos tienen osteoporosis. Según las bases de información, existen evidencias que indican que la mayoría de las personas del mundo no obtienen suficiente calcio ni vitamina D. En Estados Unidos los consumidores buscan cada vez más suplementos y alimentos funcionales y bebidas que promuevan el bienestar y tengan validación científica. La preferencia de consumidores se está inclinando a los alimentos -hasta 29%- y bebidas -hasta 11%- fortificados con ingredientes de salud de huesos y articulaciones, de acuerdo a los datos de Nielsen. Según análisis de mercado por Frost y Sullivan, “los destacados factores competitivos en el mercado de ingredientes de salud ósea y de articulaciones en Estados Unidos incluyen precio, calidad, eficiencia de distribución, capacidad para proporcionar un punto de diferenciación a través de combinaciones de ingredientes novedosos que soporten y den valores agregados, que incluyen asistencia en la formulación de producto y su reglamentación”.

Ingredientes estratégicos para la salud de huesos y articulaciones

A pesar de que el calcio fue durante años el antídoto más frecuente que se utilizaba contra la debilidad de los huesos, en los últimos años, la vitamina D ha llegado a la palestra para tomar su propio papel en la promoción de la salud del sistema óseo, así como el importante papel que el calcio tiene en la salud de los huesos también. Mientras que los productos pueden jactarse de tener calcio añadido en el embalaje, debe reconocerse además que el calcio funciona en combinación con la vitamina D para promover la salud ósea óptima. Una parte importante de personas en todo el mundo actualmente no reciben una adecuada dosis de vitamina D a través de la exposición a la luz del sol ni toman la suficiente dosis a través de la dieta para compensar. Además, otros nutrientes pueden ser mínimos o estar ausentes en la dieta diaria, que también puede jugar un papel en el logro de una óptima salud del sistema óseo. Por lo tanto, existe una gran necesidad para establecer una estrategia de nutrientes más radical para promover huesos y articulaciones sanos. En particular, más atención del consumidor debe centrarse en la salud de las articulaciones, hay una gran necesidad de desarrollar nuevos productos que se dirijan para cumplir a esta condición. Estos productos deben proporcionar combinaciones de ingredientes novedosos que promuevan el mantenimiento de los huesos sanos y articulaciones. A continuación consideramos algunos ingredientes importantes que han demostrado ser eficaces en la promoción de salud de huesos y articulaciones en las personas.

Nutrientes para los huesos

Por mucho, el calcio y la vitamina D han sido los ingredientes pilares en productos promotores de la salud ósea y tema de amplias investigaciones científicas. Sin embargo, existe un creciente interés de los consumidores en otros ingredientes que podrían promover la salud ósea óptima. Estos ingredientes incluyen magnesio, vitamina K1 y K2, vitamina C y posiblemente algunos ingredientes botánicos compuestos, como los que se encuentran en el té o la soya. A continuación detallamos los dos minerales fundamentales.

- Calcio

El calcio es un componente importante en la formación de los huesos, pero también es necesario en el cuerpo para el buen funcionamiento del corazón, los músculos, los nervios y en la coagulación de la sangre. Un bajo consumo de calcio, lo que es común en la mayoría de las personas, contribuye a la pérdida ósea y el desarrollo de baja masa y osteoporosis: una condición esquelética que afecta a 44 millones de personas en los Estados Unidos, que resulta en un aumento del riesgo de fracturas de huesos, especialmente de la cadera, la columna vertebral y de las manos. La pérdida ósea también contribuye a la pérdida de dientes debido a la erosión del anclaje subyacente de la raíz del diente. La pérdida de dientes afecta a un tercio de los adultos mayores de 65 años. La ingesta recomendada de calcio en la actualidad es de entre 1000 a 1300 mg por día, en función de la edad, lo que significa que es dos veces más que el nivel de ingesta de calcio habitual.

- Magnesio

El magnesio es un constituyente mineral en los huesos y es importante para una diversidad de otras funciones del cuerpo, incluyendo el metabolismo energético y una función nerviosa adecuada. Hay escasa evidencia de que el agregar magnesio adicional a la dieta tendrá un efecto positivo sobre el metabolismo óseo y no hay evidencia directa de que los suplementos de magnesio mejoren la densidad mineral ósea o reduzcan el riesgo de osteoporosis. Sin embargo, un estudio muy interesante, bien realizado en niñas de entre 8 y 14 años, encontró que los suplementos con 300 mg de magnesio (como óxido de magnesio) por día durante 12 meses dieron lugar a un aumento significativo de contenido mineral en los huesos de la cadera en comparación con un grupo de placebo. Un elemento importante de este estudio fue la selección de las niñas que tenían ingestas relativamente bajas de magnesio, menos de la IDR de 240 mg/d para este grupo de edad. Así, al menos en los niños, el suministro de magnesio adicional en la dieta podría tener efectos beneficiosos sobre los huesos.

Retos en la fortificación

Mientras que los nutrientes mencionados pueden ayudar a la salud de los huesos y de las articulaciones, el calcio es el un ingrediente especial que los consumidores buscan cuando seleccionan productos para mejorar esa condición. Existe una serie de formas de calcio en el mercado que aumentan la función de calcio de un producto. Productos alimenticios, como el jugo de frutas, alimentos para lactantes, alimentos y bebidas deportivas son fortificados con calcio y otros minerales más comúnmente. El desafío para formuladores consiste en seleccionar una forma adecuada de calcio que brinde el nivel deseado del mineral sin afectar el sabor, solubilidad, biodisponibilidad, propiedades sensoriales y la palatabilidad del producto final. El carbonato de calcio es quizás la más rentable de la fuentes de calcio, sin embargo, tiene una tendencia a proporcionar un sabor a gis o tiza y tienen una sensación arenosa, un ejemplo de esto lo tenemos en el fosfato dicálcico.

Algunos de estos problemas de procesamiento pueden prevenirse si se utiliza una mezcla de fuentes de calcio en lugar de una sola fuente. Además, estas sales de calcio no son muy solubles; por lo tanto, es conveniente para agregar citrato de calcio o ácido orgánico para mejorar la solubilidad. A fin de obtener el máximo provecho de estas sales, el fabricante tiene que disminuir el pH para hacerlas solubles, esto causa el aumento de la absorción. En general, con el fin de tener más absorción, es necesario tener sales de calcio soluble, pero hay ventajas y desventajas en las formas solubles o insolubles. Por ejemplo, el gluconato de calcio es soluble, pero puede interactuar con otros ingredientes en el sabor de producto.

Grandes dosis de calcio se desechan eficientemente por el organismo y no suelen producir efectos tóxicos a menos que la persona tenga antecedentes de cálculos renales. Aunque los consumos sugeridos en la dieta varían dependiendo de los grupos de edad y entre hombres y mujeres, comúnmente se recomienda que los adultos consuman 1.000 mg de calcio al día.
Fabricantes de alimentos deben trabajar en estrecha colaboración con sus proveedores para abordar cuestiones de desarrollo de producto que dramáticamente podrían afectar la entrega de nutrientes o alterar el producto final. El proveedor puede sugerir formas de mercado apropiado para evitar interacciones y efectos en el proceso de producción que mejoran las posibilidades de éxito.

 


Redacción THE FOOD TECH®

Equipo editorial de The Food Tech conformado por periodistas especializados en la industria de alimentos, tecnología, negocios, tendencias, nutrición y packaging.

Las más leídas

Ingredientes y aditivos alimentarios

Immunocal, el aislado proteico del suero de leche que revoluciona la industria alimentaria

El poder del suero de leche concentrado en un aislado proteico único

Tendencias de consumo

Innova Market Insights revela las tendencias para 2024 en alimentos y bebidas

Las tendencias 2024 de Innova Market Insights se trazan gracias a la demanda de los consumidores

cannabinoide

Ingredientes y aditivos alimentarios

5 datos sobre las gomitas de CBD que debes conocer

El  CBD ha aumentado su popularidad, pero no se debe consumir como golosina y estar informado

Tendencias de consumo

7 tendencias de alimentos que se verán en 2024

Alimentación consciente con alternativas o análogos es una constante de las tendencias del 2024

Lo último

Industria alimentaria hoy

Expertos debaten en Londres cómo el vino puede contribuir en lucha contra crisis climática

La mayor contribución del vino a la huella de carbono está en la producción y transporte de botellas

Industria alimentaria hoy

Banco de variedades de olivo de Córdoba (España) se adhiere a tratado internacional de FAO

Es importante disponer de recursos fitogenéticos para su uso directo