Consumo de frutos secos reduce enfermedades

 |   Histórico
historico
Histórico
0000059492


Un alto consumo de frutos secos se asocia con una reducción del riesgo de enfermedades crónicas, señaló un estudio.
Un estudio publicado en la revista “New England Journal of Medicine”, concluyó diciendo que el consumo de frutos secos, como almendras, nueces de Brasil, anacardos, avellanas, piñones, pistachos y nueces, está inversamente asociado con la mortalidad total en hombres y mujeres, independientemente de otros factores predictivos de muerte. Además, hay relaciones inversas significativas para las muertes por cáncer, enfermedades del corazón y respiratorias.

Sus autores examinaron la vinculación entre el consumo de frutos secos con la mortalidad total y por causas específicas entre 76.464 mujeres en el “Estudio de Salud de las Enfermerdas” y 42.498 hombres en el “Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud”. “En comparación con los que no comen nueces, los individuos que consumían frutos secos (una onza o algo más de 28 gramos) entre siete o más veces por semana tenían una tasa de mortalidad un 20 por ciento menor y esta asociación fue dependiente de la dosis”, explicó el autor principal, Ying Bao, del Departamento de Medicina del Hospital Brigham y de Mujeres y de la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos.

“Con el consumo de frutos secos actual muy por debajo del recomendado de 1,5 onzas (42,5 gramos) por día, tenemos que seguir alentando a la gente a tomar un puñado de nueces todos los días”, aconsejó Maureen Ternus, directora ejecutiva de ‘International Tree Nut Council Nutrition Research & Education Foundation’ (INC NREF).

Fuente: The New England Journal of Medicine.




Relacionado

Te podría interesar