Agua mineral hecha en casa

 |   Histórico
historico
Histórico
Agua mineral hecha en casa


Hoy el mercado de agua embotellada apuesta por marcar la diferencia no sólo con el producto o marca, sino en ofrecer una experiencia única, práctica, divertida y sustentable. Por ello, mejorar la experiencia de tomar agua mineral es un gran reto.

Dentro del universo del agua hay diferentes tipos, todas ellas recomendables para el consumo humano siempre que hayan superado una serie de certificaciones. Y entre éstas se encuentra el agua mineral, uno de los productos alimentarios que pasa más controles rigurosos de calidad. La normativa regula que las aguas envasadas lleguen al consumidor en condiciones óptimas y que se pueda disfrutar del agua mineral de nuestra elección conservando su pureza natural intacta.
Asimismo, debido a que el consumo del agua embotellada ha crecido a grandes pasos en los últimos años, la industria de agua mineral ha visto en esta tendencia un área de oportunidad y la ha sabido aprovechar. Pero, ¿qué es lo que ha hecho que este tipo de agua se convierta en un objeto de lujo?
El agua mineral proviene de un manantial de agua que contiene varios minerales como sales y compuestos de azufre. Por lo mismo, tiene muchos beneficios en el cuerpo humano, como mejorar el tono de la piel, brindar hidratación y transportar nutrientes como vitaminas y minerales. Además, funciona como relajante muscular, ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y aumenta los buenos (HDL). Tradicionalmente, las aguas minerales eran utilizadas directo de donde provenían, ya que algunas culturas antiguas creían que tenían elementos curativos. 
México es el segundo mercado más importante de América Latina en el consumo de agua mineral (60 millones de litros al año), después de Argentina, y en respuesta a la creciente necesidad de ofrecer soluciones saludables y sustentables para el consumidor, en la actualidad se buscan mejores y nuevas alternativas para incrementar el consumo de esta categoría de agua y alcanzar un estilo de vida saludable, que además permita personalizar los sabores y reducir el consumo de bebidas con altos niveles de azúcar. Adicionalmente, los retos representan también la búsqueda incuestionable para el cuidado del medio ambiente y disminuir el desperdicio generado por los envases fabricados con PET. 
De acuerdo con cifras de Ecología y Compromiso Empresarial (ECOCE), tan sólo en México se utilizan más de 25 mil millones de botellas al año. De las cuales, sólo se recicla un poco más de la mitad,  es decir, que cada segundo, se tiran al mar, al bosque o a tiraderos, más de 360 botellas de plástico, que tardarán más de 500 años en biodegradarse, dañando profundamente al ecosistema.
“En ese contexto, como industria nuestras innovaciones, además de ofrecer una alternativa para beber más agua de manera divertida e innovadora, deben tener un impacto real en la disminución del consumo de PET (Tereftalato de polietileno) en México, lo que representará el cuidado y preocupación por el planeta. Los recientes desarrollos* vienen a revolucionar la industria de las bebidas en el mundo porque ofrecen una forma práctica, rápida y fácil de consumir agua mineral, esto es, poder convertir el agua simple en mineral”, afirma Julen Garritz, Director en México de SodaStream.
Y añade: “Aunado a ello, un tema importante es el aspecto salud. México tiene un problema muy grave con la alta incidencia de obesidad, debido a malos hábitos alimenticios. Las innovaciones* buscan transformar esta situación, modificar un hábito de consumo y ofrecer diversas fuentes ilimitadas de agua mineral en casa y de esta manera impulsar el consumo de agua”. 
“Otro tema es mejorar la salud y los estilos de vida. Las compañías en el mundo están sumergidas en las mega tendencias que son las que están moviendo al mercado. En este camino, la búsqueda de una vida más saludable, la capacidad de generar bebidas menos azucaradas, poder transformar los productos de consumo y hacerlos al gusto del consumidor, es en lo que se está trabajando”, señala el directivo.
Así, y  de acuerdo con Garritz, existe una creciente preocupación profunda sobre el impacto ambiental que tiene consumir el agua en botellas de plástico. Por otro lado, está impulsar el cambio hacia mejores hábitos alimenticios que se traduce en buscar una vida más saludable y consumir más agua de manera más divertida. Se concluye entonces que el estilo de vida, la salud y la ecología, son las tres vertientes para innovar. 
El directivo refiere que para innovar es básico conocer al consumidor. Es bien sabido que quiere consumir más agua, y hoy surgen conceptos novedosos* que buscan cubrir esa necesidad y llenar ese espacio. Por lo tanto, las innovaciones vienen en tres sentidos: opciones más saludables, practicidad y accesibilidad. 
“En ese sentido, el reto para la industria es crear estrategias de comunicación bien planteadas para llegar al consumidor, diseñar propuestas diversas de consumo y hacer una disrupción en el mercado de bebidas en México. De igual forma, el principal reto que afronta nuestro sector es el de hacer llegar al consumidor un alimento tan puro y natural como es el agua mineral. Por ello, los esfuerzos de las empresas de aguas envasadas están siempre encaminados a garantizar la calidad del agua, la gestión sostenible y su fuerte compromiso medioambiental”, acota el Director de SodaStream. 
“La industria centra gran parte de sus esfuerzos en adoptar la mejor tecnología posible, que permita seguir manteniendo inalterable la personalidad de las aguas minerales naturales durante todo el proceso industrial, es decir, preservar su composición y su pureza original desde la naturaleza hasta el consumidor. El hecho de permitirle a los consumidores disfrutar de las aguas minerales naturales, conservando toda su pureza y propiedades saludables desde el origen permitiendo que pueda disfrutarlas en cualquier momento y lugar, es la manera de coadyuvar para mejorar su estilo de vida”, agrega. 
“La importancia que otorga el consumidor al gusto por lo natural y por la buena alimentación, han conferido al agua mineral una gran relevancia, aumentando su interés por este alimento en su afán por recuperar unos hábitos de vida cada vez más saludables. Tanto es así, que la cultura del agua ha avivado la oferta de los restaurantes y las cartas de aguas son un reflejo más del interés del consumidor por disfrutar de los diferentes matices de este producto tan apreciado y saludable”, finaliza Julen Garritz. 
* Hace referencia a SodaStream, un innovador sistema mecánico que convierte el agua simple (de la llave) en agua burbujeante (mineral) en tan solo 3 segundos. Está aprobado por las dos instituciones de renombre TUV en Alemania, y Underwriters Laboratories en Estados Unidos. Asimismo, SodaStream produce y distribuye botellas resistentes a la alta presión especialmente diseñadas para el uso exclusivo de su sistema.
Para conocer más sobre SodaStream y cómo obtener este novedoso sistema, visita:
(*) Griselda Vega es Editora General de Contenidos de la Revista Énfasis Alimentación.



Relacionado

Te podría interesar