El reto del trabajo híbrido en la industria alimentaria

Con la nueva normalidad, la industria alimentaria se vio obligada a digitalizarse por lo que el trabajo híbrido se convirtió en una opción.

 |   noviembre 1, 2021
trabajo-híbrido


Desde la implementación de la “nueva normalidad”, los escenarios productivos han ido cambiando. Hemos pasado, en muchos casos, del teletrabajo a un modelo de trabajo híbrido que, como en el caso del sector alimentario, debe ajustar sus procesos de producción atendiendo a condiciones de seguridad y accesibilidad.

La industria alimentaria es una de las que más ha tenido que amoldarse a las nuevas condiciones laborales, económicas, sociales y de higiene por su propia naturaleza, para garantizar el suministro de alimentos. Su digitalización ha sido apresurada y en buena medida se ha dejado notar en el área de telecomunicaciones, dada la necesidad de mantener una conectividad sin fisuras y una comunicación 24/7.

En la industria alimentaria, únicamente un 40% de las empresas ha tenido que recurrir al teletrabajo durante la crisis sanitaria, frente al 56% de la media nacional, por ser algo inviable a largo plazo. La fórmula del trabajo híbrido, que contempla la presencialidad y el trabajo remoto de la plantilla, ha empezado a despegar como el modelo más viable para este sector, que ha tenido que definir y delimitar aquellas tareas que pueden realizarse a distancia y las presenciales.

La comunicación como base del trabajo híbrido

La poca o nula interacción personal y aislamiento, el teléfono ha sido clave, multiplicándose las llamadas de voz. Por ello, las compañías han apostado por integrar soluciones, como los teléfonos y bases multicelda DECT sobre IP de Snom. Así como con IP DECT, numerosas empresas han podido interconectarse fácilmente de forma móvil, registrar automáticamente el estado de producción y de entrega o envío de mercancías.

Otra ventaja que presentan los terminales IP DECT, sobre todo de cara a solventar fallos y funcionamientos incorrectos que alteren la producción, es que permiten, con tan solo pulsar un botón, organizar una llamada grupal automáticamente con técnicos y trabajadores, sean internos o externos.

Esto es especialmente útil en aquellas empresas en las que un número significativo de empleados se encuentra fuera de las instalaciones o no tiene un lugar de trabajo fijo, lo que garantiza poder contactar en cualquier momento y con gran seguridad.

Te puede interesar: El retail y su transformación digital en cinco pasos



Autor

Redacción THE FOOD TECH

Equipo editorial de THE FOOD TECH conformado por periodistas especializados en la industria alimentaria, tecnología, procesos, empaques e ingredientes alimenticios.


Relacionado

Te podría interesar