Proteínas vegetales: el comienzo de una industria alternativa de alimentos y derivados

Por más que la tendencia de consumo indique una notable inclinación por las proteínas vegetales, aún existen ciertos detalles a perfilar para lograr la sensorialidad que el consumidor busca.

 |   junio 16, 2022
portadas-notas-lina


Lina Mosquera, Ingeniera Química y Líder en el Área de Investigación y Desarrollo para la categoría de alimentos en Unilever México, cuenta con más de 15 años de experiencia en el desarrollo de productos para la industria alimenticia, en esta Master Talks para The Food Tech, nos habla de la tendencia en aumento del uso de proteínas vegetales el cual camina hacia distintos usos. 

¿Por qué las proteínas vegetales son más relevantes ahora que en el pasado? Esta preferencia ha sido tan bien recibida, que se espera un crecimiento anual del 7% de aquí al 2026.  

Algunas de las razones para llegar a ese nivel de aceptación son: 

  • Lo accesible que este tipo de productos resultan para las personas. 
  • Lo que implica a nivel medioambiental, para garantizar cadenas de producción con sustentabilidad. 
  • La opción de poder elegir productos considerados más sanos y diversos.

Con semejantes ventajas, es casi un hecho que gradualmente se consumirá un mayor número de proteínas vegetales; pero no podemos olvidar la estimación de la FAO, respecto a que en el año 2050 se duplicará el consumo de carne en el mundo. 

 Esto último, aunado a los beneficios mencionados de las proteínas vegetales abrirá un panorama cada vez mayor en el que la población opte por proteínas a base de: 

  • Almendras 
  • Cáñamo 
  • Soya

Te puede interesar:  3 tendencias en la formulación de aditivos e ingredientes

El reto que las proteínas vegetales representan en la industria de alimentos  

Por más que la tendencia de consumo indique una notable inclinación por las proteínas vegetales, aún existen ciertos detalles a perfilar para lograr la sensorialidad que el consumidor busca. 

Algunos de los aspectos o alternativas son: 

  • Los sabores astringentes. 
  • Residuos amargos. 
  • Aromas o texturas que denotan que no se trata de proteínas de origen animal. 

 Este y más aspectos requieren el desarrollo de tecnología superior en la industria de alimentos, donde además se espera el desarrollo de sustitutos de carne, sazonadores y otras aplicaciones innovadoras que no requieran carne de por medio. 

Te puede interesar: La tendencia plant-based y cómo podría moldear el futuro de la industria alimentaria  




Relacionado


Te podría interesar