El comportamiento del consumidor se ajusta post pandemia

 |   septiembre 2, 2020
marketing
Marketing
comportamiento-del-consumidor-post-pandemia


Después de la pandemia,  las nuevas condiciones económicas provocarán un reajuste múltiple en el comportamiento del consumidor. Este reinicio afectará a la cesta (qué se comprará), al hogar (dónde se comprará), a las decisiones de compra (por qué se comprará) y a la capacidad de gasto (cuánto se gastará).

Datos de la consultora Nielsen, señalan que tras cuatro meses de influencia directa por los efectos en la salud de la pandemia, el mes de julio marcó un punto de inflexión con un regreso sostenido a crecimientos antes del Covid-19, concretamente un 4.5% respecto al mismo mes del año anterior.

Te puede interesar: ¿Cuál es la actitud del consumidor en esta cuarentena?

Cuatro factores que determinan el comportamiento del consumidor

  1. Primer reset. El consumidor tiene nuevas necesidades básicas relacionadas con la protección personal. Sin embargo, a partir de ahora, los hogares con más restricciones evaluarán mejor y con más cuidado qué artículos formarán parte de su cesta por sus mayores limitaciones económicas.
  2. Segundo reset. Sobre el lugar de compra, el consumidor se ha acostumbrado a hacer determinadas actividades en el hogar y se acelera el cocooning, lo que da pie a que el mercado potencie el ‘hágaselo usted mismo’, abarcando desde la repostería a la coloración capilar. Se produce así un trasvase de consumo de calle a casa por razones tan dispares como son el ahorro y la exploración de nuevas opciones de alimentación y cuidado personal.
  3. Tercer reset. Afecta a las decisiones de compra en la medida que el ocio y los viajes sigan limitados, por lo que los hogares orientarán de otro modo en qué gastarán la renta disponible una vez pagados todos los recibos y obligaciones financieras. Esto significa que más que nunca el consumidor tendrá en cuenta la propuesta de valor.
  4. Cuarto reset. La capacidad de gasto, teniendo en cuenta que el contexto económico y social provocará en el comportamiento del consumidor una aversión al riesgo y buscará productos que le ofrezcan calidad, valor y tranquilidad. Eso sí, al tener que hacer ajustes una parte de los consumidores, puede existir una falta de fidelidad hacia marcas o cadenas.



Relacionado

Te podría interesar