Delivery rápido, una tendencia aplaudida por los consumidores

Los consumidores consideran el delivery como parte fundamental de sus compras de comida u otros productos, sin embargo, existen retos que esta tendencia debe atender.

 |   julio 6, 2021
delivery


El aumento en la rapidez en el delivery está siendo impulsada por las crecientes expectativas de los consumidores. Transformando las cadenas de abastecimiento de las empresas en una ventaja crítica, señala el informe de Logística Unificada presentado por Blue Yonder.

El informe agrega que surge una mentalidad de mercado flexible donde el transporte de mercancías, la disponibilidad de espacio de almacenamiento en distintos puntos de la cadena y otros activos son básicos y no inversiones a largo plazo.

De acuerdo a Miguel Alvarez, VP Industry Latinoamérica de Blue Yonder, se generó una nueva exigencia para el canal e-Commerce, pues las entregas deberían comprometer fechas más cortas y precisas. En la experiencia de usuario, la satisfacción y lealtad está influenciado por muchos momentos durante la compra. Y uno de ellos es saber la fecha más pronta para entregar un producto o servicio, el costo para esa fecha y modalidad de entrega.

El análisis de Blue Yonder destaca que ya antes de la pandemia a principios de 2020, las promesas de entrega al día siguiente de los mega retailers daba como resultado un aumento de las expectativas de los clientes. No solo en el comercio minorista, sino en todas las industrias.

delivery-hacia-el-futuro

Delivery, un futuro sostenible y tecnológico

Actualmente se han puesto en relieve distintos aspectos que configurarán el delivery del futuro. La tecnología y la sostenibilidad van a jugar un papel importante en la evolución de esta industria. Para ello, los especialistas consideran imprescindible encontrar alternativas de packaging más sostenibles, así como una gestión de la última milla que sea eficiente.

Otro aspecto destacado es la importancia de los datos. Actualmente se habla mucho del potencial del big data, de la nube, etcétera. Pero no se tienen en cuenta las limitaciones que aún tienen los algoritmos, o la dificultad de optimizar de forma efectiva la gran cantidad de datos.

Por otro lado, destaca que los restaurantes físicos no son los competidores del delivery, sino que más bien son compatibles y complementarios. Esto se debe a que los restaurantes físicos ofrecen una parte experiencial que no se busca con el delivery.

A los que sí se identifica como competidores son a los supermercados, que están ampliando cada vez más su oferta de productos conveniencia, un modelo que ofrece lo mismo que el delivery, ahorro y comodidad.

Te puede interesar: 7 tendencias en restaurantes que impulsó la pandemia



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar