9 medidas para potenciar el comercio electrónico alimentario

 |   junio 2, 2020
comercio-online-alimentos


El comercio electrónico alimentario ha tenido un crecimiento importante durante la crisis sanitaria derivada del coronavirus, sin embargo los retailers enfrentan importantes limitaciones operativas causadas por el aumento de la demanda, junto con un cambio en el patrón de pedido (volumen y extensión surtido), que han alargado el plazo de entrega y provocado roturas de inventario.

Los procesos que sustentaban el e-commerce no estaban suficientemente preparados, por ello es necesario dotar al sistema de mayor velocidad y flexibilidad. Por lo cual se debe tener en cuenta que el comercio electrónico presenta diferentes panoramas por categorías de producto, unas con mayor arraigo y cuota, mientras que otras aún se presentan incipientes y marginales.

En ese sentido, se proponen nueve medidas sobre las que deben trabajar los retailers para potenciar el comercio electrónico alimentario:

  1. Logística y operaciones. Es necesario robustecer todos los procesos desde la captura del pedido hasta su despacho con una visión integral de 360 grados, a través de una logística integrada basada en la gestión inteligente de datos (IA) aplicando metodologías agile, lean y kaizen.
  2. Marketing digital. Se requiere impulsar las técnicas de marketing digital dirigidas a la captación, retención y fidelización de clientes extendiendo el uso de la IA para segmentar por patrones de consumo y personalizar los perfiles de los consumidores con criterios basados en experiencia de cliente.
  3. Plataformas web. Para ganar en confianza y mejorar la tasa de conversión, se precisa invertir en dos frentes: por una parte, en protocolos de seguridad y sistemas más robustos; por otra, en fortalecer atributos como usabilidad, agilidad y velocidad de navegación.

Te puede interesar: Tendencias y hábitos de consumo después del Covid-19

Tecnología que impulsa el comercio

  1. Avances tecnológicos. El 50% de los usuarios de internet está accediendo a través de dispositivos móviles, por lo que la adaptación del sistema de comercio electrónico a toda la oferta disponible de dispositivos móviles es un factor clave para incrementar las ventas en este canal. El avance de las nuevas tecnologías resultará fundamental para potenciar el comercio electrónico.
  2. Gestión del surtido. Las marcas ofrecen un surtido aún más recortado que los retailers utilizando este canal para pulsar al consumidor con productos en lanzamiento, promoción o selectos. La decepción entre el producto ofrecido y buscado puede estar frenando el desarrollo del comercio electrónico.
  3. Política de precios y ofertas. La ecuación de margen seguirá siendo crítica y el precio debe estar intrínsecamente vinculado al aporte de valor que percibe el cliente, que siempre estará dispuesto a pagar un diferencial cuando se cumplen sus expectativas y necesidades.

Experiencia del comercio electrónico

  1. Sistema de pagos. Resulta fundamental no solicitar por este canal más información de        la  necesaria y garantizar su confidencialidad y uso en cumplimiento de la regulación de privacidad de datos.
  2. Política de devoluciones. Dotarse de una política de devoluciones garantiza que proteja al consumidor y comunicarla de manera clara genera confianza y rompe con una de las barreras más relevantes de la venta electrónica.
  3. Servicio al cliente. Mientras se sigue avanzando en la implantación de atributos de usabilidad, agilidad y velocidad de navegación, poniendo al cliente en el centro, se recomienda ofrecer un soporte de call center rápido y eficaz y, al mismo tiempo, puede resultar un buen testador para pulsar y medir el nivel de satisfacción.

Te puede interesar: Representa el e-food potencial de crecimiento

Fuente: Inforetail



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar