Este es el papel de la inteligencia artificial en el reciclaje de plásticos

La inteligencia artificial en la industria del reciclaje permite separar residuos de manera automatizada, lo cual les da mayor valor y utilidad.

 |   enero 17, 2023
inteligencia-artificial-para-reciclaje-plastico


La inteligencia artificial (IA) es un aliado clave para el desarrollo del sector del reciclaje y gestión de residuos.  Actualmente, está tecnología permite:

  • Gestionar de forma más eficiente de las plantas de reciclaje
  • Implementar sistemas de reconocimiento de imágenes para seleccionar y clasificar los residuos
  • Llevar un control óptimo de los momentos más propicios para el reciclaje

De acuerdo con Aimplas, la inteligencia artificial se trata de la ciencia que pretende replicar la inteligencia y todo lo que implica con el uso de computadoras. Es decir, se le da a una máquina la capacidad de pensar como un ser humano mediante algoritmos para que puedan realizar tareas que se realizan en el día a día.

Te puede interesar: Robots con tecnología Pick and Place para procesos de embalajes

Cómo aprovechar esta tecnología en el reciclaje

Actualmente, la demanda de materiales reciclados de calidad está aumentando, por lo cual resulta necesario clasificar los residuos de forma más detallada para garantizar un buen producto final.

En ese sentido, la inteligencia artificial combinada con la visión artificial y las cámaras NIR es una herramienta que permite que el reciclaje sea un proceso más óptimo.

Según el investigador de implas, Javier Grau, ligar los procesos de automatización de los sistemas de sorting con las tecnologías de bigdata y del Internet de las cosas permitirá tener resultados en tiempo real.

Por otra parte, la inteligencia artificial aplicada a los sistemas de gestión de residuos unida al Internet de las cosas puede facilitar mucho la optimización de estos sistemas de recogida.

procesos-de-reciclaje

La IA permite una gestión más eficiente de las plantas de reciclaje y de la clasificación de los residuos.

Inteligencia artificial impulsa proyectos innovadores

La Universidad de Sídney desarrolló un robot que forma parte de una nueva generación de sistemas robóticos para optimizar el reciclaje. Muchos de ellos tienen niveles de sensibilidad para identificar la resistencia o el peso de un envase de plástico.

También existen herramientas de geolocalización que posibilitan un seguimiento en tiempo real de todos los contenedores operativos en un entorno, ofreciendo información a los camiones sobre su nivel de llenado, de manera que las rutas de recogida son mucho más eficientes.

Por otra parte, hay proyectos que se centran en la separación de residuos para su reciclaje, hay soluciones digitales que de manera autónoma, clasifica los desperdicios, llegando a separar en una botella el tapón o las etiquetas con un margen de error inapreciable.

La limpieza de las grandes ciudades es posible con aplicaciones basadas en inteligencia artificial aplicada a imágenes, que permiten identificar los residuos en cualquier punto. Avisando a los servicios de recogida de basura cuando se produzca una concentración en algún lugar no habilitado para depositar basura.

Puedes leer: Estas podrían ser las ventajas del uso de la robótica colaborativa

robot-inteligencia-artificial

La inteligencia artificial (IA) está convirtiéndose en un aliado clave para el desarrollo del sector de reciclaje.

El reciclaje rumbo al futuro

El investigador de Aimplas señala que al tener en cuenta las aplicaciones existentes y el desarrollo de algoritmos se pueden tener procesos de reciclado óptimos y en consecuencia se la da un valor extra a los productos que se obtengan de dicho proceso.

Otra opción, que tal vez se encuentra más lejos, es la separación de fracciones de residuos con un interés especial por su valor. Este puede ser el caso de los envases para contacto con alimentos. Pues el material reciclado que puede usarse en estos es limitado debido a la dificultad para conseguir un flujo de residuos exclusivo.

Finalmente, la inteligencia artificial es una herramienta tecnológica que está creciendo cada vez de forma más rápida. Por ello, se puede emplear en industrias y aplicaciones muy dispares entre ellas.

Es una herramienta que podría mejorar y optimizar los procesos actuales para conseguir flujos más limpios y con mayor valor, aplicando estos recursos tecnológicos en toda la cadena de valor del sector del reciclaje.

También te puede interesar: Optimizan producción con líneas de latas y equipos de reembalaje

 



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar