Crecerán ingresos por polietileno 3.2% anual al 2026

 |   febrero 16, 2021
insumos-para-empaque
Insumos para empaque
polietileno-de-baja-densidad


El polietileno es uno de los plásticos estándar más vendidos, su consumo sigue aumentando a pesar de todos los debates sobre el medio ambiente.

Se clasifica en diferentes grados según su densidad y la ramificación de sus cadenas de polímeros: LDPE, LLDPE y HDPE

Un reciente estudio sobre el mercado mundial del polietileno de baja densidad realizado por Ceresana presenta datos sobre la evolución de la demanda, los ingresos y la producción en cada región.

Además, se examinan en detalle las siguientes áreas de aplicación del PEBD: films para envase y embalaje, bolsas / sacos, otros films, envase rígido, construcción y otras aplicaciones.

El estudio también examina por separado 26 mercados de venta importantes. Esto incluye a países como:

  • Alemania
  • Estados Unidos
  • Japón
  • Polonia
  • Rusia
  • Arabia Saudita
  • Sudáfrica

La demanda, los ingresos, el comercio y la producción se examinan en detalle para cada país. Divididos por áreas de aplicación y tecnologías de procesamiento individuales.

Características y propiedades del polietileno de baja densidad

El polietileno de alta densidad se caracterizaba por su gran rigidez y resistencia, el punto fuerte del polietileno de baja densidad es, sin duda, su flexibilidad. A ella se unen otras cualidades como una buena resistencia tanto al impacto como a altas temperaturas y a sustancias químicas.

Es un material de color lechoso que, dependiendo de su espesor, puede llegar a ser casi transparente. Esto hace que sea difícil imprimir, pintar o pegar sobre él. En cambio, es un material muy fácil de procesar mediante métodos como inyección o extrusión.

Además, el polietileno de baja densidad PEBD/LDPE es un material reciclable. Se le asigna el Código de Identificación Plástico 4.

Aplicaciones y usos

La flexibilidad que caracteriza al polietileno de baja densidad PEBD/LDPE lo convierte en un material ideal para la fabricación de bolsas y sacos de plástico (tanto de supermercado como de basura). Así como para la elaboración de film transparente, tanto doméstico como industrial.

Las películas plásticas son la principal aplicación. El mercado de ventas más importante para el PEBD en 2018 fue el área de aplicación de films para envase y embalaje con una demanda de 5.74 millones de toneladas.

En total, el mercado de envases representa el 58% de la demanda:

  • Películas de envasado
  • Bolsas y sacos
  • Envases rígidos

Según el citado estudio, en términos de volúmenes de demanda, el área de aplicación ‘construcción’ alcanzará presumiblemente el mayor incremento porcentual hasta 2026 con un crecimiento medio del 2.7% anual.

El método más importante para transformar el LDPE es la extrusión. En 2018, más de 13 millones de toneladas de PEBD fueron transformados en todo el mundo sólo por extrusión de película.

Los analistas de Ceresana esperan que la transformación global en esta área alcance el mayor incremento porcentual durante los próximos ocho años con un crecimiento del 2.5% anual.

Te puede interesar: Resinas de polietileno para las nuevas tendencias en envases plásticos




Relacionado

Te podría interesar