Crean nuevo adhesivo biodegradable

 |   septiembre 9, 2020
insumos-para-empaque
Insumos para empaque
Toyochem desarrolló un adhesivo de poliuretano biodegradable que puede reducir las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida del producto


La empresa Toyochem Co., Ltd., miembro del Grupo Toyo Ink de Japón, ha desarrollado un adhesivo de poliuretano biodegradable. Se trata de una nueva serie de adhesivo sensible a la presión (PSA) biodegradable. Comercializado bajo la serie Cyabine ™ de PSA de poliuretano, el producto es adecuado para materiales para el empaque y agricultura, donde se prefiere el uso de materiales recuperables.

En los últimos años, ha habido un interés creciente en la reducción de los residuos plásticos, en particular en lo que respecta al desarrollo de materiales biodegradables que reducen el uso de petróleo y su impacto negativo en el medio ambiente.

Según el informe “Breaking the pastic wave“, el 40% de los residuos plásticos globales de hoy termina en el medio ambiente y el 95% del valor agregado de los envases de plástico —de 80 billones de dólares a 120 billones de dólares al año— se pierde en la economía luego de un ciclo corto de un solo uso.

Un mayor enfoque en los plásticos biodegradables es una posible solución al problema de los residuos plásticos. Los bioplásticos, polímeros producidos a partir de materias primas biológicas, dominan el panorama de los plásticos biodegradables. Ha habido mucha emoción en la última década en torno al potencial de los bioplásticos biodegradables, como el ácido poliláctico (PLA) y los polihidroxialcanoatos (PHA).

En muchos países, los desechos industriales generados en campos deben recuperarse o descomponerse de forma natural sin imponer una carga para el medio ambiente. Si bien el papel base o los sustratos de película utilizados en los productos recuperados son biodegradables, los aditivos como los adhesivos no lo son.

Un adhesivo que reduce las emisiones de CO2

Los investigadores de Toyochem en Japón desarrollaron un PSA biodegradable de alto rendimiento basado en un innovador diseño de polímero biodegradable. Además, al utilizar materias primas de origen vegetal, el nuevo adhesivo Cyabine alcanza un contenido de biomasa en peso seco de hasta un 45%. Esto significa que el producto puede reducir las emisiones de CO2 durante todo el ciclo de vida del producto recién desarrollado, sin comprometer el rendimiento del adhesivo.

Después de su uso, los residuos de adhesivo pueden ser digeridos por microorganismos del suelo y convertirse con el tiempo en sustancias, como dióxido de carbono, agua, nitrógeno y gas metano. Esto ayuda a reducir el vertido y cerrar aún más el circuito circular de los residuos plásticos.

Además, el nuevo sistema de PSA muestra tasas de biodegradación del 60% o más después de 60 días. Cuando se combina con otros materiales biodegradables utilizados en una amplia gama de productos, ayuda a mejorar la biodegradabilidad general de estos productos.

La biodegradabilidad de los nuevos PSA de Cyabine se confirmó bajo condiciones controladas de compostaje según lo prescrito por la JIS K 6953-1 de la Asociación Japonesa de Normas.

Mercado global de bioplásticos crecerá 15%

Así lo expresa Hasso von Pogrell, Director General de European Bioplastics, de acuerdo con datos de mercado de dicha entidad.

Se espera, que a nivel global, la capacidad de producción de bioplásticos aumente de alrededor de 2.1 millones de toneladas en 2019 a 2.4 millones en 2024. Los biopolímeros innovadores como PP (polipropileno) y PHAs (polihidroxialcanoatos) están impulsando este crecimiento.

Estos polímeros tienen una base biológica, son biodegradables y presentan una amplia gama de propiedades físicas y mecánicas. Las capacidades de producción de los biopolímeros PP (polipropileno) serán casi sextuplicadas para 2024.

El enfoque se ha desplazado hacia el desarrollo de PEF (furanoato de polietileno), un nuevo polímero que se espera que ingrese al mercado en 2023.




Relacionado

Te podría interesar