10 hallazgos para detener la contaminación por plástico

 |   agosto 12, 2020
insumos-para-empaque
Insumos para empaque
Un informe descubre 10 hallazgos para detener la contaminación por plástico del océano, evaluando integralmente los caminos y soluciones para lograrlo.


“Breaking the Plastic Wave” es un informe que descubre 10 hallazgos para detener la contaminación por plástico del océano, evaluando integralmente los caminos y soluciones para lograrlo.

Preparado por The Pew Charitable Trusts y SYSTEMIQ, con un panel de 17 expertos globales, la Universidad de Oxford, la Universidad de Leeds, la Fundación Ellen MacArthur y Common Seas, el informe presenta un nuevo modelo diseñado para cuantificar los flujos y existencias de plástico en el sistema plástico global. Estima la cantidad de contaminación plástica oceánica esperada en seis escenarios, entre 2016 y 2040, y evalúa los impactos económicos, ambientales y sociales de estos escenarios.

Contaminación por plástico, una tragedia en varios sentidos

La contaminación plástica no es solo una tragedia ambiental, también es económicamente imprudente: miles de millones de dólares de valor económico se “tiran” después de un solo uso breve. El 95% del valor agregado de los envases de plástico —de 80 billones de dólares a 120 billones de dólares al año— se pierde en la economía luego de un ciclo corto de un solo uso.

La producción de plástico se disparó durante el siglo XX, de 2 millones de toneladas métricas en 1950 a 348 millones de toneladas métricas en 2017. Se convirtió así en una industria global valorada en 522.600 billones de dólares estadounidenses. Se espera que se duplique en capacidad una vez más para 2040. A medida que la producción y el uso de plástico han aumentado, también lo ha hecho la contaminación por plástico. La cantidad de plástico en el océano podría ser de aproximadamente 150 millones de toneladas métricas.

Los 10 hallazgos críticos del informe

  1. Sin acción, el flujo anual de plástico hacia el océano casi se triplicará para 2040. La cifra llegará a 29 millones de toneladas métricas por año, equivalente a 50 kg de plástico por cada metro de costa en todo el mundo. Según el escenario Business-as-Usual (BAU).
  2. Los gobiernos y los líderes de la industria están adoptando nuevas políticas e iniciativas voluntarias. Sin embargo, a menudo tienen un enfoque limitado o se concentran en países con bajas fugas.  
  3. No existe una solución única para acabar con la contaminación plástica del océano. Las soluciones ascendentes y descendentes deben implementarse juntas.
  4. La industria y los gobiernos tienen hoy las soluciones para reducir las tasas de fugas anuales de plástico en tierra al océano en aproximadamente un 80% por debajo de los niveles BAU proyectados para 2040.
  5. Ir más allá del escenario de cambio de sistema para abordar los 5 millones de toneladas métricas restantes por año de fugas de plástico, exige una innovación significativa en toda la cadena de valor.
  6. El escenario de cambio de sistema es económicamente viable para los gobiernos y los consumidores. Se requiere una reorientación importante de la inversión de capital.  
  7. La reducción de aproximadamente el 80 por ciento de las fugas de plástico en el océano dará vida a una nueva economía circular de plásticos con grandes oportunidades y riesgos para la industria.
  8. Un cambio de sistema requeriría diferentes prioridades de implementación en diferentes geografías y para diferentes categorías de plásticos.  
  9. Abordar las fugas de plástico en el océano bajo el escenario de cambio de sistema tiene muchos beneficios colaterales para el clima, la salud, el empleo, las condiciones laborales y el medio ambiente.
  10. El momento es ahora: si queremos reducir significativamente las fugas de plástico, tenemos las soluciones al alcance de la mano.

‘Breaking the Plastic Wave’ en cifras:

  • 11 millones de toneladas métricas de plástico se filtraron al océano en 2016.
  • 29 millones de toneladas métricas de plástico se derramarían en el océano en 2040.
  • El 40% de los residuos plásticos globales de hoy termina en el medio ambiente.
  • Reducción del 7% de las fugas si todos los compromisos gubernamentales y de la industria actuales se implementaran para 2040.
  • El 21% de los plásticos son económicamente reciclables (pero solo el 15% se recicla realmente) en 2016.
  • Es probable que aproximadamente 4 billones de personas se queden sin servicios de recolección de residuos organizados para 2040.
  • El valor de las inversiones globales en la industria del plástico entre 2021 y 2040 puede reducirse de 2,5 trillones de dólares a 1,2 trillones de dólares.
  • A nivel mundial, la principal prioridad es reducir el plástico evitable, del cual habrá 125 millones de toneladas métricas para 2040 bajo BAU.
  • Si se toman medidas, los riesgos para la salud también se reducen. Esto se puede dar incluso mediante la reducción de 109 millones de toneladas métricas por año de quema a cielo abierto de desechos plásticos.
  • Un retraso en la implementación de cinco años resultaría en 80 millones de toneladas métricas adicionales de plástico que irían al océano para 2040.

Conclusiones alentadoras

Este informe también nos da un gran motivo para el optimismo: muestra que en 2040, es posible una reducción de alrededor del 80% en la fuga de plástico anual proyectada en relación con Business-as-Usual, sin comprometer los beneficios sociales o económicos. Pero esta vía requiere una acción global inmediata y colectiva. Lograr esta visión de fugas de plástico casi nulas en el océano está al alcance si todos aumentamos nuestras ambiciones. La contaminación plástica está empeorando y rápidamente. Resolver este problema creciente requiere crear una economía del plástico que sea inteligente, sostenible y circular.

Fuente: Informe ‘Breaking the Plastic Wave’

 




Relacionado

Te podría interesar