Ingredientes saludables: la tendencia en la producción de alimentos

 |   diciembre 23, 2020
ingredientes-y-aditivos-alimentarios
Ingredientes y aditivos alimentarios
ingredientes-saludables


La pandemia que inició en el 2020 reafirmó que hoy los consumidores sean más conscientes del papel que juega la alimentación en su salud. Por ello, la industria alimentaria invierte en el desarrollo de productos a partir de ingredientes saludables y nutricionalmente equilibrados.

“El consumidor está cada día más preocupado por su bienestar y el medio ambiente. Exige más en relación al origen natural, la trazabilidad y el impacto nutricional o sustentable de los alimentos que está ingiriendo”, asegura Ana Beatriz Tesini, Directora de Ventas y Marketing de Biospringer Sudamérica.

En ese contexto, la reducción de sal, azúcar y grasas han sido y serán de los principales desafíos para los fabricantes de alimentos en este 2021, razón por la que la incorporación de ingredientes saludables a partir de verduras y hortalizas, raíces y tubérculos está en auge.

Durante décadas los consumidores han elegido sus alimentos en función de características como su aspecto, sabor  olor. Ahora, además de eso, escogen lo que consumen dependiendo del papel que desempeñan en la reducción del riesgo de enfermedades y la promoción de la buena salud.

Según un estudio publicado por Kerry en 2020, el 65% de los consumidores buscan beneficios funcionales de sus alimentos y bebidas. Los cinco ingredientes principales percibidos para ofrecer este tipo de beneficios fueron el omega-3, el té verde, la miel, el café y los probióticos.

Principales demandas para la producción de alimentos saludables

“Las tendencias de mercado, las necesidades de los gobiernos y de los consumidores, permitirá conectar todos los puntos hacia el desarrollo de productos más saludables y con mejor sabor”, apunta Alejandra Rullan, Directora de Nutrición de Kerry.

Lo anterior, dice la directiva, en un contexto donde las dietas ya son más específicas y personalizadas. En este sentido, se han generado diferentes tendencias nutricionales, donde destacan:

  1. La salud digestiva.
  2. La procedencia y la autenticidad de los productos o los ingredientes.
  3. Brindar diferenciación en los carbohidratos.
  4. Reducción de azúcar.
  5. Grasas buenas vs. grasas malas.
  6. Utilización adecuada de la energía.
  7. Cómo los alimentos tienen que ver con las emociones y con el estado de ánimo de una persona.
  8. Cómo el consumo de la carne está cambiando los parámetros.
  9. Inclinación de productos de origen vegetal.
  10. Funcionalidad natural de la sustentabilidad.

Asimismo, una investigación global de Kerry señala que durante los primeros tres meses del 2020, los consumidores de los principales países de Latinoamérica, mostraron un creciente interés por tener un sistema inmunológico sano.

El estudio indicó que a 82% de las personas en la región les gustaría consumir bebidas y alimentos con beneficios inmunológicos en el desayuno, en yogur y bebidas de yogur, jugos de frutas y vegetales, cereales y granolas o barras.

Para el caso de Brasil, Colombia y México, el porcentaje de consumidores encuestados que son usuarios o consideran usar productos de salud inmunológicos alcanzó un 70%, 73% y 67%, respectivamente.

Actualmente, el soporte inmunitario ocupa el primer lugar en América Latina como la razón más importante para adquirir productos que contengan ingredientes saludables.

Te puede interesar: 5 tendencias de la industria alimentaria para 2021

Ingredientes saludables para ganar energía en un mundo post pandemia

La necesidad de energía se resignifica en la nueva normalidad ante un consumidor que requiere mantenerse vital, enfocado y motivado en un contexto de constante adaptación. La pandemia modificó su vida y transformó su comportamiento.

Con todos trabajando y estudiando en el hogar, las rutinas cotidianas se vieron alteradas. En este escenario, se aceleró el interés por lo orgánico, natural y fresco, y por aquellos productos alimenticios con ingredientes saludables y funcionales que contribuyan a reforzar el sistema inmune, relajarse y recargar energía.

Incluso cuando el brote haya pasado, estos drivers de consumo permanecerán y seguirán marcando la agenda de las marcas que deseen responder a las nuevas necesidades de los consumidores.

Para adaptarse a la nueva normalidad, las personas requerirán combustible extra y es aquí donde los productos que ofrezcan energía y vitalidad tienen una gran oportunidad.

Por lo tanto, y de acuerdo con el blog Industria Saludable by Givaudan, los productos que se buscarán en el mundo post pandemia serán aquellos que ayuden a:

  1. Mejorar el estado de ánimo.
  2. Aumentar la energía mental.
  3. Retomar la rutina de ejercicios.
  4. Realizar múltiples tareas.

Desde bebidas energéticas hasta barras de cereal, los productos que se adapten a formas de vida específicas y a las nuevas rutinas, podrán capturar a los consumidores del nuevo futuro.

La naturaleza pone a disposición ingredientes saludables que aportan energía. Latinoamérica tiene una extensa trayectoria en esta materia y dos de los botánicos locales más famosos son el guaraná y la yerba mate, fuentes naturales de cafeína, consumidas en su mayoría en forma de bebidas.

ingredientes-saludables-productos-brindan-energía

Recargar energía dejó de ser una tendencia de un nicho de mercado para pasar a ser mainstream. Hoy se encuentra en el top de los beneficios funcionales que más buscan los latinoamericanos.

6 súper alimentos que conforman la lista de ingredientes saludables

Estephany Cortés, Gerente de desarrollo de productos de Future Foods, indica que son seis los súper alimentos que sobresalen:

  1. La cúrcuma: Ha recibido mucha atención últimamente por parte del mundo culinario. Una de sus principales sustancias activas es la curcumina, la cual aporta el color amarillo al producto y es responsable de varios beneficios.
  2. La espirulina: Un tipo de cianobacteria representada por algas verdes azuladas. Su gran cantidad de fitonutrientes y grasas poliinsaturadas favorece al sistema inmunológico. Entre sus aplicaciones están los suplementos alimenticios, bebidas energizantes y repostería.
  3. Jengibre: Se ha utilizado para ayudar a la digestión, reducir las náuseas y ayudar a combatir la gripe o el resfriado común. Su principal compuesto activo es el gingerol, responsable de gran parte de sus propiedades medicinales.
  4. Kombucha: Es un té fermentado. Se clasifica como una bebida funcional hecha a partir de una mezcla de colonias simbióticas constituida por bacterias y levaduras, azúcar y té verde o negro. Tiene efectos favorables en la microbiota intestinal.
  5. Matcha: Posee aproximadamente tres veces más antioxidantes que el té verde, es rico en flavonoides, compuestos fenólicos y catequinas. Su popularidad se debe a su color tan “instagrameable” en bebidas como lattes y postres como el tiramisú.
  6. Carbón activado: Es un polvo negro fino hecho de carbón de huesos, cáscaras de coco, huesos de aceituna o incluso aserrín. Se ha empleado en la industria de suplementos alimenticios.

Ingredientes que impulsan la tendencia de alimentos saludables

1. Las fuentes vegetales cobran protagonismo

La soya, almendra, coco, arroz, amaranto, chícharo y avena, representan la fuente más común para elaborar productos plant-based. Según un estudio de Allied Market Research, se estima que este segmento de mercado tendrá un valor de $35.80 billones de dólares para el 2026.

El empleo de estas proteínas funcionales empieza a crecer desde la industria de repostería hasta opciones para consumidores veganos como los sustitutos de carne, un segmento que valdrá 4.900 millones de euros en el año 2022.

Al mismo tiempo surge mayor variedad de snacks hechos a base de harinas de diferentes cereales e incluso botanas horneadas con un menor índice calórico.

El uso de proteínas derivado de insectos es una segunda vertiente en crecimiento que destina con éxito una amplia variedad de aplicaciones alimentarias. Entre el consumo más común se encuentra los saltamontes, orugas, abejas, hormigas, grillos, escarabajos y langostas.

A nivel mundial, se espera que el mercado de insectos comestibles supere los 522 millones de dólares para 2023, según un estudio de Global Market Insights. De igual forma, se percibe que el mercado de proteínas vegetales crezca a una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR) del 7.19% hasta el 2026.

De acuerdo con Granotec Argentina, entre los alimentos emergentes que destacan por su capacidad como sustitutos de la carne están: las legumbres, las semillas, los granos, cereales ancestrales y los frutos secos.

Te puede interesar: Entrevista exclusiva: “Los productos plant-based están a punto de convertirse en masivos”

2. Extractos: sabor y energía natural

El rol de los extractos ha sido relevante gracias a dos motivaciones:

  1. Al mercado y a la necesidad de los consumidores por productos de origen natural.
  2. Por la oportunidad de extraer más complejidad a los sabores.

“Por ello, últimamente se utilizan muchos extractos florales, específicamente en la botánica, además de una mezcla de hierbas, raíces, canela, limón y menta”, advierte Alejandra Rullan.

“Las tendencias van conectadas con la sustentabilidad, lo cual se aplica a través del comercio justo para distintos tipos de frutas o componentes botánicos donde se hacen mezclas de extractos con café, canela, vainilla, cítricos, cocoa, acaí, entre otros, para darles una mejor caracterización y perfil aromático”, agrega.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), actualmente son pocas las empresas que abastecen extractos herbales con evidencia científica que avale los beneficios a la salud y la alimentación.

Aquellas que den esa garantía a sus consumidores lograrán tener ventajas sobre el resto de sus competidores en el mercado.

Ejemplos de extractos con gran potencial de uso son:

  • El extracto de aronia que disminuye los triglicéridos y el colesterol, debido a su alto porcentaje de antioxidantes.
  • El ginseng que ayuda a mejorar el rendimiento cognitivo.
  • El lúpulo que es capaz de reducir los síntomas de la menopausia.
  • El blueberry silvestre que ayuda a mejorar la memoria y los recuerdos de experiencias personales.
  • Arándano y jamaica que logran mantener la salud urinaria.
  • El bálsamo de limón que ayuda a reducir el estrés y mejorar la calidad del sueño.
  • El extracto de levadura enriquece e intensifica el sabor de los alimentos vegetarianos y veganos, permitiendo que los perfiles sensoriales sean mejorados y diversificados.
ingredientes-saludables-extractos

Los extractos brindan sabor y propiedades organolépticas al producto. Pero para que esto suceda debe haber un respaldo y comprobación científica.

3. Los probióticos siguen en ascenso

“El segmento de alimentos líquidos de origen lácteo ha sido el mercado de mayor consumo y tradición, siendo el yogur y las bebidas a base de yogur, los alimentos preferidos en todas las regiones”, destaca Gabriela Ramos, Ingeniero Bioquímico por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

La también investigadora del Laboratorio de Función y Funcionalidad de Proteínas y Glicanos del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), señala que el kéfir y otras leches fermentadas, están adquiriendo popularidad entre el sector de las personas más jóvenes.

“Además, la industria láctea ha incursionado en una serie de desarrollos para incorporar probióticos en quesos, helados y postres congelados”, añade la especialista.

Por otra parte, el mercado de las fórmulas lácteas infantiles que contienen pre y probióticos tiene una larga tradición en Europa. En México, se han introducido recientemente, junto con preparaciones probióticas para bebés, que pueden mezclarse con la leche materna.

“Los probióticos más utilizados son las bacterias de los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium, aunque las proyecciones de mercado indican un crecimiento para el uso de levaduras, especialmente la Saccharomyces boulardii”, explica.

“Las tendencias vegetarianas y veganas, así como el interés por llegar a consumidores que no pueden consumir leche y sus derivados, representan un nuevo campo de desarrollo para enriquecer con probióticos productos de origen vegetal”, subraya.

“También se ha desarrollado la incorporación de microorganismos benéficos en golosinas como chocolates, caramelos y gomitas, pensando en la salud de los niños”, destaca Ramos.




Relacionado

Te podría interesar