X

¡Hola! Bienvenidos a nuestro sitio web THE FOOD TECH


Lo invitamos a que actualice su versión de Internet Explorer, ya que este sitio no es compatible con la versión 11 o anteriores.


Como alternativa le sugerimos utilizar cualquiera de las siguientes opciones para navegar el sitio:

Evolución y tendencias de los aditivos alimentarios antioxidantes para garantizar calidad y frescura

 |   febrero 19, 2021
ingredientes-y-aditivos-alimentarios
Ingredientes y aditivos alimentarios
antioxidantes


Debido al aumento de las enfermedades crónicas y degenerativas los países desarrollados han puesto énfasis en como poder prevenirlas ya que se convirtió en un importante problema de salud. Esto provocó un aumento en el interés por investigar posibles factores que puedan prevenir estos procesos como los antioxidantes.

Los antioxidantes son moléculas que inhiben o interfieren en el proceso de formación de radicales libres, durante las etapas de iniciación y propagación. Los antioxidantes se pueden clasificar según su origen, como:

  • Artificiales
  • Sintéticos
  • Naturales

En ese sentido, se han realizado estudios científicos en los que se pudieron relacionar las dietas ricas en frutas y verduras con la prevención en el desarrollo de estas enfermedades debido a la presencia en dichos alimentos de diferentes compuestos bioactivos.

El consumo de antioxidantes como tendencia

Ante la necesidad de los consumidores de ingerir alimentos más nutritivos y que, por supuesto, sirvan como protectores del sistema inmune los antioxidantes se convirtieron en un ingrediente muy solicitado en tiempos recientes.

Ante este escenario, hoy en día se puede observar un alza en la tendencia de la alimentación mundial hacia el consumo de “antioxidantes”; pudiera considerarse una “moda”, sin embargo, es una necesidad de por vida en las personas para contrarrestar los efectos de los radicales libres endógenos y exógenos.

Y es que, de acuerdo con expertos en nutrición humana y la Organización Mundial de la Salud (OMS), para una dieta balanceada debemos ingerir energía, además de 50 nutrientes. Todas estas sustancias deben provenir de hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas y minerales.

Datos sobre nuevos productos

De acuerdo con datos ofrecidos por Mintel, el lanzamiento de productos comercializados bajo el reclamo “antioxidante” ha experimentado durante los últimos años un crecimiento progresivo, habiéndose alcanzado durante el 2012 y a nivel mundial un total de 1781 productos lanzados bajo dicho claim.

De igual manera, los expertos creen que los antioxidantes ayudan a inhibir y retardar los daños causados por los radicales libres en el cuerpo. El deseo de los consumidores de obtener estos beneficios para la salud ha impulsado un incremento de más de un 18% en el lanzamiento de productos con pretensiones antioxidantes en los últimos cinco años.

Por otro lado, se ha podido demostrar que Estados Unidos es uno de los mayores mercados de consumo de alimentos funcionales con más del 30% del mercado global (la primera posición la ocupa Japón). Se espera que su liderazgo continúe gracias a las regulaciones existentes para suplementos alimenticios saludables por parte del Food and Drug Administration (FDA) y del United States Department of Agriculture (USDA).

Compuestos bioactivos, fuente de actividad antioxidante

Para encontrar una fuente confiable de esta molécula, será necesario recurrir a productos de origen vegetal como los cereales, legumbres, nueces, aceite de oliva, hortalizas, frutas, té, vino tinto que son ricos en compuestos fenólicos y carotenoides.

Dentro de estos compuestos se ha podido encontrar propiedades antioxidantes por lo que han sido objeto de investigaciones científicas dirigidas a evidenciar efectos preventivos frente a enfermedades cardiovasculares como la trombosis o el cáncer.

Los compuestos bioactivos con actividad antioxidante, de mayor popularidad los encontramos en:

  • La piel de uva roja y el vino tinto: El resveratrol, fitotoalexina producida por varias plantas está presente en la piel de la uva roja y como componente del vino tinto, con propiedades antioxidantes, antitrombóticas, antiinflamatorias e inhibidora de la carcinogénesis.
  • El tomate y otras frutas: El licopeno, un potente antioxidante que forma parte de la composición del tomate y otras frutas, parece ejercer un efecto protector frente al cáncer de próstata y otros tipos de cáncer.
  • La aceituna y aceite de oliva: El hidroxitirosol, un compuesto fenólico presente en la aceituna y el aceite de oliva con destacada actividad antioxidante.

Te puede interesar: Antioxidantes: naturales vs sintéticos




Relacionado

Te podría interesar