16 de Junio de 2024

logo
Industria alimentaria hoy

Un proyecto gastronómico beneficia a unos 4.800 jóvenes de Bolivia, Colombia y Honduras

Jóvenes de zonas rurales y periurbanas de Bolivia, Colombia y Honduras
Redacción THE FOOD TECH®

Compartir

La Paz, (EFE).- Unos 4.800 jóvenes de zonas rurales y periurbanas de Bolivia, Colombia y Honduras se beneficiaron en los últimos tres años con un proyecto que buscó ofrecerles oportunidades socioeconómicas a través de la gastronomía, además de revalorizar su patrimonio alimentario.

La cifra es parte de los resultados finales del proyecto "Puentes", llamado también "Rural for Young People", puesto en marcha por la organización ICCO Cooperación/Conexión con el apoyo del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas.

"Estamos orgullosos porque hoy en el cierre del proyecto podemos decir que más de 4.800 jóvenes se han formado en gastronomía, recuperando los productos locales, recuperando su patrimonio alimentario en estos tres países", dijo a EFE el coordinador para América Latina de Conexión, Ariel Tito.

Según Tito, más del 82 % de estos jóvenes mejoraron sus hábitos de alimentación y los de sus familias y más del 84 % reconoce y usa su patrimonio alimentario para generar economía desde sus territorios.

A esto se suma la formación recibida por 2.400 jóvenes de áreas rurales para desarrollar sus habilidades digitales como youtubers y tiktokers para mostrar el potencial y la gastronomía de sus comunidades.   

Fin del camino 

Los resultados se presentaron en un evento en el restaurante Manq'a, comida en aimara, una de las empresas con impacto social impulsada por el proyecto junto a la fundación Melting Pot del empresario gastronómico danés Claus Meyer, del reconocido Noma de Copenhague.

La directora regional de ICCO Conexión América Latina, Conny Toornstra, destacó que detrás de las cifras "hay muchas personas y organizaciones" que hicieron posible alcanzar los objetivos.

"América Latina enfrenta desafíos similares de desigualdad en cada país y estamos seguros de que acciones con impacto regional crean movimientos de jóvenes y de sus familias que van y trascienden más allá de los proyectos", manifestó Toornstra.

Esto fue lo que ocurrió con las escuelas de cocina Manq'a en Bolivia, Miska en Honduras y Anfitriones para la Paz en Colombia, iniciativas "que van nutriéndose de aliados públicos y privados" en favor de su sostenibilidad, indicó.

Toornstra agradeció a los socios con los que lograron poner en marcha los programas que se desprenden de "Puentes", entre ellas la Comisión de Acción Social Menonita (CASM) en Honduras, o el Movimiento de Integración Gastronómico Alimentario (MIGA) en Bolivia.

El director país para Bolivia del FIDA, Daniel Anavitarte, resaltó por su parte que el organismo trabaja bajo cuatro temas transversales que son apoyar a la adaptación o mitigación del cambio climático, incluir un enfoque de género, apoyar la promoción de la nutrición y beneficiar a jóvenes.

Anavitarte señaló que es "muy gratificante" ver los resultados del proyecto y compartir además las "lecciones aprendidas y el conocimiento generado" para que se gesten "futuros proyectos en esa misma línea".   

Buenas prácticas 

La iniciativa demandó una inversión de 2,5 millones de dólares en acciones como el apoyo al modelo de las escuelas de cocina que comenzaron en Bolivia, basado en la gastronomía como herramienta para el desarrollo rural junto a la valorización del patrimonio alimentario y el rol de los pequeños productores.

Entre las "buenas prácticas" logradas dentro del proyecto, Tito mencionó las escuelas móviles de cocina montadas en pequeños camiones para llevar formación en gastronomía a los jóvenes de áreas rurales, además de revalorizar las recetas y productos locales.

También estuvo el taller/concurso "Youtubers y TikTokers Rurales", para visibilizar el potencial de las áreas rurales en Bolivia, Colombia y Honduras con una mirada juvenil, en el que participaron unos 2.400 jóvenes.

Otra iniciativa fueron los concursos "Así sabe mi tierra", para revalorizar a los agricultores y la producción local, promover la gastronomía boliviana y dar protagonismo a los jóvenes.

Además se creó la plataforma ConexiónLab, una comunidad digital conformada por jóvenes rurales que aprendieron habilidades para tener mejores oportunidades económicas y promover sus emprendimientos.

"Queremos seguir generando un movimiento y un ejército de jóvenes latinoamericanos que transforman desde la gastronomía su propia cultura, generan mejores condiciones económicas para sus familias y para ellos mismos", destacó Tito.

Continúa leyendo: Panorama del consumo de agua en Colombia


Redacción THE FOOD TECH®

Equipo editorial de The Food Tech conformado por periodistas especializados en la industria de alimentos, tecnología, negocios, tendencias, nutrición y packaging.

Relacionadas

Industria alimentaria hoy

Cepa 21: el toque innovador de José Moro en vinos de Ribera del Duero

José Moro presenta las añadas más recientes de Cepa 21 y comparte las innovaciones de su legado

Industria alimentaria hoy

La cosecha de granos en Brasil caerá un 5,9% este año por el impacto del clima

La reducción de la cosecha este año refleja los impactos ocasionados por el clima

Las más leídas

Ingredientes y aditivos alimentarios

Immunocal, el aislado proteico del suero de leche que revoluciona la industria alimentaria

El poder del suero de leche concentrado en un aislado proteico único

Tendencias de consumo

Innova Market Insights revela las tendencias para 2024 en alimentos y bebidas

Las tendencias 2024 de Innova Market Insights se trazan gracias a la demanda de los consumidores

cannabinoide

Ingredientes y aditivos alimentarios

5 datos sobre las gomitas de CBD que debes conocer

El  CBD ha aumentado su popularidad, pero no se debe consumir como golosina y estar informado

Tendencias de consumo

7 tendencias de alimentos que se verán en 2024

Alimentación consciente con alternativas o análogos es una constante de las tendencias del 2024

Lo último

Industria alimentaria hoy

Expertos debaten en Londres cómo el vino puede contribuir en lucha contra crisis climática

La mayor contribución del vino a la huella de carbono está en la producción y transporte de botellas

Industria alimentaria hoy

Banco de variedades de olivo de Córdoba (España) se adhiere a tratado internacional de FAO

Es importante disponer de recursos fitogenéticos para su uso directo