La energía solar, clave en la industria de alimentos y bebidas

La instalación de equipos de energía solar representa un ahorro en los costos de producción en la industria de alimentos y bebidas.

 |   febrero 10, 2022
energia-solar


La adopción de la energía solar en México ya es una realidad, pues la industria de alimentos y bebidas es la que más está aprovechando la eficiencia y potencia energética de este recurso inagotable. El despliegue de instalaciones solares en estados como Irapuato, San Luis Potosí, Monterrey o Mazatlán evidencian que esta industria apuesta por un futuro más limpio y sustentable.

La instalación de sistemas de energía solar representa ahorros significativos en las facturas eléctricas y costos de producción. También ha aliviado la incertidumbre que representa un posible apagón o insuficiencia energética.

Principalmente en un sector como el de alimentos y bebidas, donde los productos deben ser tratados con extremada cautela. Esto para mantener los más altos estándares de calidad e higiene, evitando mermas en los alimentos y bebidas.

ARTÍCULO DESTACADO:
5 mega tendencias que impactarán a la industria de sabores
Leer artículo

Aprovechamiento de la energía solar

México presenta condiciones ideales para el aprovechamiento de la energía solar. Ya que la irradiación global media diaria en el territorio nacional es de alrededor de 6.36 kWh/m2.

De acuerdo con el Banco Mundial, México es uno de los 70 países que cuenta con condiciones ideales para generar energía solar fotovoltaica. Debido a su ubicación geográfica y las condiciones climatológicas.

Asimismo, los sistemas fotovoltaicos con almacenamiento permiten reducir las mermas provocadas por los cambios de voltaje, intermitencias y problemas de la red eléctrica. Ya que la línea de producción jamás se detiene, así como otros aparatos de vital importancia como refrigeradores y congeladores que mantienen los insumos en la temperatura ideal.

Debido a esto, las instalaciones fotovoltaicas en la industria de alimentos y bebidas es una ventana de oportunidad para:

  • Diversificar las tecnologías
  • Descarbonizar procesos
  • Reajustar presupuestos
  • Encaminarse hacia un mejor futuro

Te puede interesar: El consumo de energía en la industria alimentaria



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar