¿Existe la alimentación perfecta en América Latina?

 |   enero 21, 2020
carne-leche-huevo-frutas


La alimentación perfecta ha sido un tema controversial durante toda la historia, sin resolverse. No existe una base firme desde la que se pueda tomar una decisión imparcial.

En los países desarrollados, a lo largo de la historia la economía enfocó las corrientes en el “deber ser” de la nutrición pública. En los años 60, surgió el impulso de la grasa vegetal en lugar de la grasa animal, con el concomitante impacto en la industria de la carne de cerdo.

Fue en esta década cuando el colesterol se convirtió en el asesino más grande del mundo. Posteriormente, surgió la guerra contra la grasa, que modificó la industria de la carne de bovino, reduciendo en menos de 10 años la demanda de carne hasta en un 50%.

En la década de los 90, la fibra dietética de la avena modificó para siempre la industria de la avena y de los cereales. En el nuevo milenio las proteínas animales retomaron importancia con un régimen alimenticio insuficiente de carbohidratos y con efectos positivos en el peso corporal.

Y para cada una de estas influencias, siempre sale a flote la verdad y con el tiempo salen a relucir las razones de cada cambio. Ahora la nutrición humana es influenciada por presiones ambientalistas que ubican a los consumidores hacia un lado o hacia otro.

Actualmente, las redes sociales tienen una gran influencia en la población, los hábitos de consumo pueden hacer aparecer una industria y desaparecer otra, solo por la capacidad de influenciar a la gente.

Te puede interesar: ¿Cuál es la importancia de comer legumbres?

La industria cárnica no está lista para embates de esta índole. La aparición de proteínas vegetales con la funcionalidad, sabor, aroma y textura de la carne, ponen en riesgo a la industria porque estos productos son atractivos para veganos, vegetarianos y carnívoros.

Entre el tema de salud y el tema ambiental, ya existe otra alternativa. En estos casos, el precio deja de ser un factor determinante en la compra, es un tema de moda.

Esta situación es delicada porque un sector de la población muere de hambre, mientras otro sector está buscando la manera de complicar la producción de los alimentos, abandonando lo natural y haciéndolos cada vez más caros.

Fuente: CarneTec



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar