Klabin lanza un cartón para envases elaborado con celulosa MFC

La nueva versión del cartón destinado a envases de bebidas de Klabin, ahora contiene celulosa microfibrilada (MFC) en su composición.

 |   julio 22, 2022
Multipacks con celuslosa M


Klabin lanza una línea de cartón destinado a envases de bebidas (multipack), que contiene celulosa microfibrilada (MFC) en su composición.

La novedad, liderada por los equipos del Centro de Tecnología y Desarrollo de Productos de la empresa, fue producida en la planta de MFC, ubicada en Telêmaco Borba.

  • Los desarrollos demostraron que la adición de celulosa microfibrilada (MFC) en la composición del cartón mejora significativamente las propiedades y el rendimiento del producto.
  • Así, es posible reducir su peso y utilizarlo en la creación de envases más ligeros y resistentes, mejorando la eficiencia del material.
ARTÍCULO DESTACADO:
Sabores con certificación TTB, una innovación para las bebidas alcohólicas
Leer artículo

El proceso de producción de MFC desarrolla la microfibrilación de las paredes de las fibras de celulosa, permitiendo una mayor área de conexión entre ellas. Y aumentando la resistencia mecánica del papel.

Klabin pretende ser una referencia en soluciones responsables que atiendan las constantes transformaciones de la sociedad y la innovación es un motor importante para la evolución de nuestro negocio”, afirma Francisco Razzolini, director de Tecnología Industrial, Innovación, Sostenibilidad y Proyectos de Klabin.

Te puede interesar: Diseño de packaging para vinos de Bodegas El Monte

Uso de celulosa MFC

Anteriormente, Klabin ya había utilizado celulosa MFC de forma innovadora. En 2014, comenzó a desarrollar el uso de esta celulosa en sus productos, pero aún a escala de laboratorio.

Con la inauguración del Centro de Tecnología de Klabin en 2017, el foco estuvo en aumentar la escala productiva del componente, lo que impulsó la puesta en marcha de la planta piloto de MFC, para la producción de una tonelada de celulosa microfibrilada por día en 2019.

Desde entonces, se han realizado pruebas industriales en varias de las máquinas de papel de la empresa, así como aplicaciones fuera de su actividad principal.

El año pasado, descubrió que MFC también podría usarse como sustituto de los aditivos de riego no renovables, como los derivados del petróleo.

Ahora, la novedad es el uso de celulosa MFC ya a escala industrial, en la producción de tarjetas específicas, para mejorar la calidad y aplicación en algunos segmentos, como el Klamulti Premium Carrier. Es un cartón multipack para el mercado de latas y botellas, que ofrece las mismas propiedades con importantes reducciones de peso.

Te puede interesar: Un envase de vidrio para un jamón premium



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar