La sustentabilidad, el camino que deberá tomar el sector del packaging

Los esfuerzos por alcanzar la neutralidad de carbono y otras iniciativas relacionadas con la sostenibilidad en el packaging son el foco en 2022.

 |   abril 22, 2022
packaging-sustentable


La industria del envase y embalaje (en toda la cadena de suministro, desde los proveedores de materias primas hasta los fabricantes, las marcas y los consumidores), está cambiando la forma de entender el packaging. En 2018, la UE aprobó la Directiva (UE) 2018/852 sobre residuos de envases que establece que, para finales de 2025, deben reciclarse un mínimo del 65 % de todos los residuos de envases.

Los consumidores empiezan a exigir menos envases de productos, que a su vez sean más sostenibles, pero que puedan seguir protegiendo los productos adecuadamente. Las marcas están respondiendo a estas demandas –y a sus propios objetivos de sostenibilidad– recurriendo a convertidores de envases para obtener opciones de envasado más ecológicas. Los convertidores, a su vez, buscan formas de incorporar materiales y prácticas más sostenibles en sus procesos de desarrollo, fabricación y distribución de productos.

El objetivo es alcanzar la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de suministro. Pero el logro de este objetivo no está necesariamente en consonancia con los objetivos corporativos de ahorro de costos. Para mejorar la sostenibilidad es necesario realizar inversiones. Los consumidores deben conocer el valor de un envase más sostenible y estar dispuestos a pagar más por ello.

Te puede interesar: 5 tendencias de packaging para el consumidor

Sostenibilidad: un objetivo que toda empresa debe perseguir

Debido a la demanda de los consumidores y a las presiones de la crisis climática, la sostenibilidad adquiere cada vez más importancia para las marcas. Para lograr reducir el impacto medioambiental, deben involucrar a toda la cadena de suministro para una evaluación del ciclo de vida de la huella de carbono de todos sus productos, así como el packaging.

En la medida en que otras partes de la cadena de suministro hayan controlado sus emisiones de carbono de acuerdo con la norma PAS 2050, las marcas pueden aplicar dicho cálculo de emisiones de CO2 para reducir su propia huella. Por lo tanto, deben buscar proveedores que sigan una estrategia de medición de las emisiones de carbono, o cuyos productos y materiales ya hayan sido medidos.

Un aspecto clave es ofrecer productos en armonía con el medio ambiente y esto incluye:

  • Cambiar de un proceso de fabricación de planchas lavables en solvente basado en hidrocarburos a una alternativa sin compuestos orgánicos volátiles, como es el lavado con agua.
  • Un balance cero en emisiones de carbono.
  • Estudiar la materia prima y los procesos de fabricación para determinar cómo pueden encajar en los futuros desarrollos.

No se debe olvidar que, gracias a la mejora de la calidad y la productividad que la tecnología de impresión flexográfica ha logrado a lo largo de los años con importantes innovaciones, la flexografía ya se encuentra en posición de competir con el offset y el huecograbado.

Cabe señalar que el huecograbado supone aproximadamente el 20% de la impresión de envases en todo el mundo, pero presenta una gran desventaja: requiere el uso de un químico altamente tóxico, el trióxido de cromo, para la fabricación de los cilindros de huecograbado.

Si bien la Unión Europea ha ampliado su aprobación para el uso de este producto químico hasta septiembre de 2024, eso no disminuye el impacto medioambiental del huecograbado. Es solo uno de los componentes del proceso de huecograbado que lo hace mucho menos sostenible que la flexografía, especialmente al usar la producción de planchas sin solventes.

packaging-sustentable

El desperdicio de alimentos es un problema importante a nivel mundial y, en muchas zonas del mundo, la seguridad alimentaria es un problema creciente.

Alimentos envasados y frescos

Hay otra tendencia que es importante mencionar: la expansión de lo que se conoce como “tiendas de cero residuos”, que venden productos alimentarios sin envasar. Aunque este enfoque es admirable para reducir el desperdicio de envases a escala local, es posible que no pueda resolver el problema del desperdicio de alimentos a gran escala.

El desperdicio de alimentos es un problema importante a nivel mundial y, en muchas zonas del mundo, la seguridad alimentaria es un problema creciente. Por otro lado, los alimentos envasados, especialmente si el material de envasado puede reutilizarse como nueva materia prima en una economía circular de circuito cerrado, pueden ser realmente más sostenibles.

El uso de películas de barrera funcionales y ligeras en los envases para evitar que la humedad, el oxígeno y los contaminantes entren en contacto con los alimentos, puede mejorar enormemente la vida útil de los alimentos y reducir los residuos de productos alimentarios.

En última instancia, los alimentos no envasados a gran escala pueden dar como resultado más alimentos en mal estado, y de este modo en realidad se desperdicia este valioso recurso. No es necesario envasarlo todo, por supuesto. Pero un modelo híbrido para la venta de alimentos al por menor puede minimizar los residuos y maximizar la sostenibilidad en el packaging.

Tres tendencias enfocadas en la sustentabilidad en el packaging

Se observan tres tendencias crecientes que pueden contribuir a hacer que las operaciones no solo sean más sostenibles, sino también más rentables en el 2022 y en los próximos años. Estas son algunas de ellas:

  1. Fabricación de planchas más automatizada que acorta el tiempo y reduce el costo y la huella de carbono en la cadena de valor. El sistema de producción de planchas totalmente automatizado tiene un impacto directo y positivo en la sostenibilidad de la producción de planchas y fomenta la transición de los convertidores del huecograbado a la flexografía.
  2. Producción propia de planchas en la planta del convertidor. En la medida que se aplica más automatización en el proceso de fabricación de planchas, resulta más fácil, eficiente y sostenible la gestión interna de la fabricación de planchas. Una ventaja adicional es que los tiempos de producción se pueden reducir de días a horas.
  3. La transición de un proceso de fabricación de planchas de lavado con solvente a alternativas que no contengan COV, como el lavado con agua.

Finalmente, si algo nos ha enseñado la pandemia es que la vida no es tan predecible como pensábamos. Está absolutamente claro que el mundo ha cambiado, incluso más allá de las amenazas que plantea el coronavirus.

En los últimos dos años, ha aumentado notablemente la concienciación sobre los problemas de los gases de efecto invernadero (GEI), los residuos plásticos, los residuos alimentarios y otras cuestiones relacionadas con la armonía entre el desarrollo de la sociedad humana y el medio ambiente. Ningún individuo, empresa o gobierno puede acabar por sí solo con la crisis climática. Se necesita colaboración y cooperación universal y global para que el mundo llegue a un punto en el que el deterioro climático se reduzca.

Te puede interesar: Envases sostenibles, una tendencia para el sector packaging



Director de Marketing Técnico de Asahi Photoproducts

Cuenta con 29 años de experiencia en la industria de impresión, de los cuáles 19 ha estado en Asahi Photoproducts, empresa fabricante de planchas flexográficas de fotopolímeros.

Relacionado

Te podría interesar